Las 10 mejores cascadas de Islandia que debes incluir en tu viaje

Resulta complicado hacer una lista de las mejores cascadas de Islandia siendo que cada 10 kilómetros cuadrados de superficie, hay algún salto de agua.

Así es, Islandia tiene una superficie de 103.000 kilómetros cuadrados y más de 10.000 cascadas para ver, entre otros cuerpos de agua.

En esta lista sin ningún orden en particular, te contamos cuales son las mejores cascadas de Islandia o las más populares, para que veas cual cuadra en tu recorrido.      

Algunas son de fácil acceso y en otras deberás recorrer algún sendero y/o subir algunos metros sobre el nivel del mar. Para enterarte cuales son y cómo llegar a ellas, continúa leyendo.

Skógafoss – Cascada del río Skóga

Esta es solo una de las cascadas más populares y visitadas de Islandia, además de ser una de las más grandes del país. Se encuentra en la costa sur de Islandia, a unos 149 km de Reikiavik, y también fue escenario de Juego de Tronos

Como es una de las atracciones más visitadas y una de las mejores cascadas de Islandia por lejos, ¡hemos redactado todo un artículo dedicado a ella! Te invitamos a leer nuestro artículo sobre la cascada Skógafoss para que sepas exactamente como ir, qué ver, y mucho más.

Glaciares y cascadas de la costa sur de Islandia
Costa sur y cascadas de Islandia

Excursión a Snaefellsnes

Gullfoss – Cascada de Oro

Ampliamente considerada la más famosa de las cascadas islandesas, la “cascada dorada” es parte de las atracciones del Círculo Dorado de Islandia, la ruta turística más popular del país.

Gullfoss se encuentra en el río glaciar Hvíta, donde desciende 32 metros en un estrecho desfiladero fluvial a través de tres niveles. Está situado en la parte suroeste de Islandia y está a solo unas 2 horas en coche de Reikiavik, por la carretera número 35. 

Si tienes la suerte de visitar la cascada un día soleado, que no es algo normal en Islandia, podrás ver un arcoíris espectacular sobre Gullfoss.

Hay plataformas de madera para caminar alrededor de la cascada y obtener hermosas vistas desde todos los ángulos. Puedes tomar el sendero que va por arriba de la cascada, donde obtendrás una vista panorámica de sus tres caídas, o el sendero que va por al lado, que te dará una mejor idea del poder de la naturaleza.

Seljalandsfoss – Cascada del río Seljalandsá

La cascada de Seljalandsfoss se encuentra en el sur de Islandia y es fácilmente accesible desde todos los lados. Está justo al lado de la carretera principal y tiene un sendero corto que la rodea. Con un salto de agua de 60 metros, marca el límite entre las Tierras Altas de Islandia con el resto del país.

Uno de los motivos por los que está en nuestra lista de las mejores cascadas de Islandia, es que puedes caminar fácilmente detrás de la cascada y disfrutar de increíbles vistas a través del agua. Si el sol acompaña al día, también podrás ver un arcoíris en el rocío. Solo debes estar preparado para mojarte un poco a lo largo del camino y tener cuidado donde pisas, ya que puede estar resbaladizo.

Svartifoss – Cascada negra

Esta fascinante cascada se encuentra en la Reserva Natural Skaftafell, en el sureste de Islandia, siendo parte del Parque Nacional Vatnajökull. 

El nombre de “cascada negra” se le otorgó por el contraste entre el salto de agua blanca y las oscuras columnas de basalto hexagonales circundantes. En la base de la caída hay rocas afiladas que se han desprendido de estas columnas, lo que lo convierte en una vista espectacular.

Esta característica inspiró la arquitectura de la iglesia Hallgrímskirkja en Reikiavik, el techo del Teatro Nacional y la obra del escultor Richard Serra ‘Milestones’, ubicada en la isla Viðey .  

Para llegar a esta cascada deberás practicar un poco de senderismo, ya que queda a aproximadamente 3 kilómetros ida y vuelta desde el centro de visitantes de Skaftafell.

Godafoss – Cascada de los Dioses

La “cascada de los Dioses”, con 12 metros de altura y 30 metros de ancho, es la más famosa de las cascadas del río Skjálfandafljót. Está situada al norte de Islandia, a unos 25 minutos al este de Akureyri.

La cascada Godafoss es totalmente cautivadora y de muy fácil acceso, por eso merece un lugar en la lista de mejores cascadas de Islandia. La entrada al parking está a pocos metros de la carretera de circunvalación del país, por lo que no hay forma de que pases de largo esta catarata.

Oferta: Tour por Reikiavik + Círculo de Oro
Excursión a la laguna glaciar Jökulsárlón
Ruta del Círculo de Oro

Dettifoss y Selfoss  

Dettifoss es considerada la cascada más poderosa de Europa, por lo tanto, es una de las mejores cascadas de Islandia. Se encuentra al norte de Islandia, dentro del Parque Nacional Vatnajökull.

Tiene 45 metros de altura, 100 de anchura, y el mayor caudal de agua Europa que ronda en los 400 metros cúbicos por segundo. Su agua de color entre gris y blanco proviene del glaciar Vatnajökull.

Para llegar a ella deberás recorrer  un camino de grava con escalones desde el estacionamiento hasta el mirador, que te llevará entre 10 y 15 minutos.

La cascada Selfoss se encuentra en el cañón Jökulsárgljúfur, a solo un kilómetro al sur de la poderosa cascada Dettifoss. Ambas cascadas forman parte de las maravillas naturales de Jökulsárgljúfur y del río Jökulsá á Fjöllum.

Aunque Selfoss siempre ha estado a la sombra de Dettifoss, es una gran construcción de la naturaleza que merece la pena visitar.

Cascada Glymur       

Esta es la segunda cascada más alta de Islandia, con un salto de agua de 198 metros de altura. Está ubicada en el fiordo Hvalfjörður en el oeste del país, muy cerca de Reikiavik, aunque no es de fácil acceso.

Para llegar a esta increíble cascada deberás recorrer, desde la ruta de circunvalación, un sendero de aproximadamente 7 kilómetros ida y vuelta, que te llevará entre 3 y 4 horas en total.

Hraunfossar – Las cascadas de lava

La cascada de Hraunfossar está formada por muchos saltos de agua de manantial que provienen del campo de lava de Hallmundarhraun, en el oeste de Islandia. 

Este campo de lava se originó en una erupción de los volcanes que se encontraban debajo del glaciar Langjökull.

La manera en la que el agua emerge hacia la superficie, que pareciera que sale de las profundidades de la tierra, forman una de las características más pintorescas de Islandia.

Hraunfossar está a menos de 2 horas en coche de Reikiavik.

Hengifoss

Hengifoss es una cascada de 128 metros de altura, lo que la convierte en la tercera cascada más alta de Islandia. Está situada en el este de Islandia, no muy lejos de Egilsstaðir.

La cascada tiene un solo salto de agua entre acantilados de lava negra, que se contrapone con las franjas rojas horizontales de arcilla en la pared rocosa. La caminata a la cascada es bastante fácil pero larga (te tomará alrededor de 40-60 minutos desde el estacionamiento)

Durante el trayecto hacia Hengifoss podrás admirar la cascada Litlanesfoss y las impresionantes columnas de basalto que la rodean. También tendrás vistas del lago Lagarfljót y el bosque más grande de Islandia, Hallormsstaðaskógur.

Excursión a la cascada Godafoss
Tour por la cueva de hielo del glaciar Langjökull
Excursión a Dynjandi, Arnarfjördur y Bíldudalur

Dynjandi – Cascada resonante

En lo profundo de los remotos fiordos del oeste de Islandia , encontrarás la impresionante y hermosa  cascada Dynjandi .

Dynjandi tiene un salto de agua de unos 100 metros, luciendo exactamente como un velo de novia, como se la suele llamar. En la parte superior tiene 30 metros de ancho y se ensancha hasta 60 metros en la parte inferior. 

Hay otras 6 cascadas debajo de Dynjandi, que van camino hacia la cascada más grande.  Para llegar a Dynjandi hay que caminar un poco, no más de 15 minutos aproximadamente, y en el camino puedes pasar por todas las cascadas más pequeñas.

Dynjandi es monumento natural protegido desde el año 1981. 

Hasta aquí llegamos con nuestro repaso por las mejores cascadas de Islandia. Como podrás imaginar, hay muchas más por conocer. Si ya has visitado Islandia y echas falta alguna cascada en esta listado ¡coméntalo!

Artículos relacionados

Deja un comentario