Qué ver en

Malmö

La tercera ciudad más grande de Suecia, Malmö, es una mezcla dinámica de arquitectura histórica, diseño moderno y ambiente de ciudad costera

A solo 40 minutos en tren desde Copenhague gracias al puente Øresun, es realmente fácil llegar a Malmö y aún más fácil de disfrutar, ya que cuenta con muchas atracciones para mantenerte entretenido.

Si estás pensando en un viaje a Suecia que incluye esta bella ciudad, continúa leyendo para saber exactamente qué ver en Malmö

¿Qué ver en Malmö?

Es momento de que descubras todo lo que tienes que ver en Malmö, y aquí te lo contaremos. 

Una de las mejores formas de conocer la ciudad es, por supuesto, a través de un tour en el que un guía especializado te cuente la historia, anécdotas y secretos de cada lugar. 

En la ciudad de Malmö existen tours privados, en grupo o incluso en barco que pasean a través de sus canales. ¡Elige el tuyo!

Si prefieres pasar del tour y conocer los lugares por ti mismo, sigue leyendo que aquí te contaremos qué ver en Malmö con una pequeña descripción de cada lugar para que seas tu propio guía, o el guía de tu grupo 😉

Este itinerario comienza por la zona más alejada del trayecto y acaba en la zona céntrica de la ciudad, para que estés cerca del hotel por si te apetece ir a descansar un rato tras el paseo. ¡Comencemos!

Puente de Øresund

Puente de Øresund - Qué ver en Malmö

El primer lugar que ver en Malmö es uno de los puntos más importantes para la ciudad y su desarrollo. El Puente de Øresund conecta las áreas metropolitanas de Copenhague en Dinamarca y Malmö en Suecia.

Su construcción se ideó en el año 1991, cuando los gobiernos de Dinamarca y Suecia acordaron construir en conjunto este enorme proyecto y, aunque demoró algunos años, el Puente de Øresund se inauguró oficialmente el 1 de julio de 2000.

La construcción del puente de Øresund, que tiene una longitud de un poco más de 16 kms, incluyó una sección elevada (con pilones de 204 metros de altura), que se extiende por aproximadamente la mitad del camino desde Suecia. También se construyó el túnel, con 4 kilómetros de largo, que cruza el resto del camino a Dinamarca. En medio del túnel y el puente elevado, se construyó una isla llamada Peberholm.

Para cruzar el puente se debe pagar una tarifa (en efectivo o con tarjeta de crédito) en un puesto de peaje ubicado en el lado sueco, donde también se hacen los controles fronterizos. Puedes ingresar al sitio web del puente para chequear la tarifa actual según el tipo de vehículo que lo cruce.

El puente de Øresund transporta más de 60.000 viajeros al día, tanto locales como turistas. En él hay una carretera de cuatro carriles en el piso superior que transporta 6 millones de vehículos por año, y dos vías de tren en el piso inferior que transportan a otros 8 millones de personas cada año. 

Cruzar el puente en coche toma unos 10 minutos; el viaje en tren entre las estaciones de Malmö y Copenhague dura unos 35 minutos.

Si has visto la serie “The bridge” (El puente), este lugar te resultará más que familiar, ya que es el telón de fondo y una de las estrellas del espectáculo.

Emporia

Desde el puente de Øresund camino al centro de la ciudad, pasarás por esta joya de la arquitectura que tienes que ver en Malmö. Diseñada como una gran estructura 3D vidriada, posee una incisión en diagonal que rompe con el esqueleto clásico del edificio.  

Y si además eres amante de las compras, matarás dos pájaros de un tiro, ya que se trata del centro comercial más grande de la ciudad y uno de los más grandes de la provincia de Escandinavia. 

Se inauguró en el año 2012, y fue pensado como un proyecto de planificación urbana, en el que oficinas, viviendas y tiendas se unen en el mismo complejo. Mientras que las oficinas y viviendas forman parte del exterior de la estructura, los locales comerciales se ocultan dentro.

El centro comercial se presenta en forma de 8 con un total de tres pisos, y encontrarás tanto tiendas locales como marcas famosas a nivel internacional. Además tendrás restaurantes y cafeterías, y una azotea con espacios verdes para disfrutar del aire libre.

Pildammsparken

  • Dirección: John Ericssons väg 217
  • Web: Aquí
  • Horario: Abierto las 24 hs.

Este no es el único parque que forma parte del itinerario, ya que la ciudad se destaca por tener muchos espacios verdes. Pero lo que lo hace ser un lugar fantástico que ver en Malmö es su diseño neoclásico, que lo hace absolutamente único entre los parques del norte de Europa, además de ser el parque más grande de la ciudad con 45 hectáreas. 

Se ubica alrededor de un sistema de varios estanques antiguos que se crearon en el siglo XVII como depósito de agua para la ciudad. 

En 1914, se organizó la exposición del Báltico (de tecnología y diseño) en los terrenos del actual parque y fue un éxito para la ciudad, con casi un millón de visitantes. Fue después de esta exposición cuando se inició la planificación de un parque en ese terreno, pero se vio demorado por la hambruna generada por la Primera Guerra Mundial ya que se utilizaron las tierras para sembrar patatas.  

Pasada la guerra, continuaron con la planificación y el parque se completó en el año 1926.

Hoy puedes ver en el pabellón Margarita los vestigios de la exposición del Báltico, ya que es la única edificación de aquella época que sigue en pie.

Dentro del parque hay mucho para ver y hacer: en verano, la gran pradera circular llamada Tallriken (El Plato) se usa a menudo para picnics, y en el anfiteatro hay actuaciones y conciertos gratuitos. 

La antigua torre de agua del parque se utiliza a veces para exposiciones de arte y la pasarela de 1,5 kilómetros de largo alrededor del gran estanque es muy popular entre los corredores. 

También verás varias esculturas distribuidas por el parque y una excelente iluminación que te permitirá recorrerlo por la noche. 

El parque cuenta con dos gimnasios al aire libre, dos parques temáticos para que los más peques tengan su momento de diversión y tres fuentes que ofrecen un espectáculo maravilloso de luces y sonidos después del atardecer y cada media hora, siendo el último espectáculo a la 1 am.

Malmö Konsthall

  • Dirección: St. Johannesgatan 7
  • Teléfono: +46 40 34 12 86
  • Web: www.konsthall.malmo.se
  • Horario: Lun-Dom: 11:00-17:00 hs.
  • Precio: Acceso gratuito

El Malmö Konsthall, inaugurado en 1975, fue construido según el diseño del arquitecto sueco Klas Anshelm. Se considera uno de los diseños más importantes del artista, y se destaca, curiosamente, por ser una edificación muy simple de una sola planta y por utilizar materias primas como el hormigón en la fachada, o el interior con suelo de abeto sin acabar

Este edificio alberga la galería de arte municipal en una luminosa sala de 2.000 metros cuadrados, siendo una de las más grandes en toda la región. 

Cada año se muestran varias exposiciones de arte contemporáneo con artistas locales, nacionales e internacionales. Además, es sede de eventos de diversas corrientes artísticas: teatro, cine, literatura, artes escénicas y debate público. Aquí también hay un taller, un auditorio, una librería y un restaurante. 

La galería de arte tiene casi 180.000 visitantes al año, y su entrada siempre es gratuita, tanto para las exposiciones de arte como para los diferentes programas, lo que es una excusa perfecta para formar parte de tu lista de cosas que ver en Malmö.

Moderna Museet Malmö

  • Dirección: Ola Billgrens plats 2-4
  • Teléfono: +46 8 5202 3500
  • Web: www.modernamuseet.se
  • Horario: Mar-Dom: 11:00-17:00 hs.
  • Precio: Acceso gratuito

Moderna Museet es uno de los principales museos de arte moderno y contemporáneo de Europa, con una nutrida colección de obras del s.XX y XXI. Además de esta sede en Malmö, tienen otra ubicada en Estocolmo.

El edificio donde se ubica el museo en Malmö data del año 1901, y supo ser una planta eléctrica. Años más tarde funcionó aquí el museo Rooseum, que cerró sus puertas en el año 2006.

Los nuevos inquilinos decidieron transformar el edificio en un museo más «tradicional», para lo que eligieron establecer un nuevo anexo, una adición contemporánea al edificio histórico y modificar toda la disposición del interior. Después de un extenso proceso de construcción, Moderna Museet Malmö fue inaugurado el 26 de diciembre de 2009.

La nueva ampliación se destaca por su fachada perforada de color rojo anaranjado que conecta con la arquitectura de ladrillo del antiguo edificio. El interior es muy fácil de recorrer, ya que tiene un circuito muy ordenado que no te deja perder detalle. 

Dentro de la colección, podrás encontrar desde pinturas y fotografías hasta esculturas, videos y películas de arte. No tienen una colección permanente, sus exhibiciones son temporales y cambian cada mes, por lo que será el destino el que decida qué artista te tocará conocer el día que vayas al museo. 

Ebbas hus 

  • Dirección: Snapperupsgatan 10
  • Teléfono: +46 40 34 44 00
  • Web: malmo.se

Este museo tan particular es algo que ver en Malmö sí o sí. Se trata del museo más pequeño de la ciudad, una casa simple de fachada amarilla que data, aproximadamente, del año 1780.

Es la única casa de esa época que sobrevivió a las demoliciones de la década del 60, que dio paso a edificaciones más modernas.

Cuando Jons Olsson compró la propiedad en el año 1873, la casa tenía casi cien años. Cuando muere, su hijo Olof se hace cargo de la propiedad y la habitan con su esposa y sus hijos (Ture y Ebba) desde el año 1911. Ebba vivió el resto de su vida en esta casa, que no se modernizó desde el año 1910, cuando su padre instaló la electricidad y agua fría.

En el año 1984, Ebba Olsson donó el edificio a la ciudad de Malmö. El propósito, muy bien logrado, era que la casa se conservara para el futuro y se utilizara para dar a los niños conocimientos sobre cómo era la vida en tiempos antiguos.

En la década de 1980, la casa fue cuidadosamente restaurada para conservar los detalles originales de principios de siglo. Quedan muchas de las pertenencias personales, muebles, vajilla, ropa de cama y adornos de Ebba. 

En la pequeña cocina con estufa de leña el tiempo se ha detenido. En armarios y cajones encontrarás utensilios de cocina que la propia Ebba usaba para cocinar y hornear.

El museo busca que una visita a la casa de Ebba se sienta como visitar a la familia Olsson. La atmósfera íntima, el pequeño formato y todos los objetos se convierten en claves para reconocer y comprender la vida del siglo XIX.

Sankt Petri Kyrka (Iglesia de San Pedro)

Sankt Petri Kyrka
  • Dirección: Göran Olsgatan 4
  • Teléfono: +46 40 27 90 43
  • Web: svenskakyrkanmalmo.se
  • Horario: Lun-Dom: 10:00-18:00 hs.
  • Precio: Acceso gratuito

La Iglesia de San Pedro es una basílica de tres naves y crucero, con claustro circular, que data de principios del siglo XIV y es el edificio más antiguo del centro de Malmö.

Su torre de 105 metros de alto se ve desde cualquier parte de la ciudad. 

Fue construida en estilo gótico báltico y muestra una gran similitud con la Marienkirche de Lübeck. La torre de la iglesia, que por cierto se derrumbó dos veces en el s.XV, recibió su apariencia actual y la aguja en el año 1890. 

Por el derrumbe de la torre del s.XV, se culpó a una mujer que fue vista señalando la misma unos minutos antes del suceso. Fue quemada viva por esto. 

En el edificio principal hay algunos anexos, de los cuales la capilla doble es la más antigua. La parte occidental de esta capilla fue el primer vestíbulo de la iglesia y la parte oriental estuvo dedicada a la Santísima Virgen María durante la época católica.

Por su arquitectura, su interior y su historia, la Iglesia de San Pedro se convierte en un lugar que ver en Malmö a como dé lugar.

Rådhuset (Ayuntamiento)

  • Dirección: Kompanigatan 5

A unos pasos de la Iglesia se encuentra el Ayuntamiento de Malmö

Se construyó entre 1544 y 1547, momento en que Malmö era una de las ciudades más grandes de Escandinavia. Pasó por varias restauraciones, una de ellas en el año 1860, que le dio el actual estilo renacentista holandés a su fachada. 

Una serie de grandes salones magníficamente ornamentados ocupan el segundo piso. 

Los sótanos abovedados todavía se parecen a los de la Edad Media, y una de las bóvedas alberga el restaurante Rådhuskällaren, uno de los restaurantes más famosos de Malmö, y una excelente excusa para entrar al edificio. 

Stortorget Square

La plaza principal de Malmö, Stortorget, es un espacio enorme justo en el centro de la ciudad. Lugar de encuentro durante siglos, sigue siendo un importante espacio público, bordeado de hoteles, bares y tiendas.

La plaza se diseñó a mediados del siglo XVI, lo que marcó un cambio importante en la apariencia de la ciudad. Los edificios medievales fueron removidos, dando paso a algunos de los hitos que bordean la plaza hoy.

El más pintoresco de estos edificios es el ya mencionado Ayuntamiento. 

El segundo edificio más fotografiado en Stortorget es probablemente Apoteket Lejonet, en la esquina sureste de la plaza. Data de finales de la década de 1890 y es una de las farmacias del siglo XIX mejor conservadas de toda Suecia.

Vale la pena asomar la cabeza por la entrada principal de la farmacia, vigilada por una escultura dorada de un león, para ver los ricos interiores góticos, decorados con hierro forjado, vidrieras y vitrinas de roble y nogal. La tienda todavía funciona como una farmacia en la actualidad y, mientras que la planta baja está llena de lociones y pociones modernas, el nivel superior se ha dejado para que se vea como luciría en la época de la construcción de la tienda.

Cerca del centro de Stortorget hay una estatua de bronce de Karl X Gustav montado a caballo. Este rey sueco, que gobernó a mediados del siglo XVII, jugó un papel fundamental en la historia de Malmö. Fue él quien obligó a los daneses, que habían controlado Malmö durante mucho tiempo, a devolver finalmente la ciudad a los suecos.

Desde esta plaza sale la calle más famosa que ver en Malmö, Södergatan Street, que es una de las más antiguas de la ciudad, en la que podrás encontrar locales comerciales y buena oferta gastronómica. Merece la pena que camines por aquí y de paso hagas un fika

Turning Torso

Turning Torso - Malmö
  • Dirección: Lilla Varvsgatan 14

Seguramente, estando en la plaza principal de Malmö te den muchas ganas de visitar de una buena vez el castillo, que es, casi con toda seguridad, lo más importantes que hay que ver en Malmö, ¿no? Pues todavía no. Espera, que lo mejor lo dejas para el final y todavía te queda una cosa más que ver en Malmö antes de la fresa del postre.

Para llegar al siguiente punto puedes caminar unos 2 kilómetros o tomarte el autobús en la estación central. Así llegarás a Turning Torso, una maravilla arquitectónica que probablemente hayas visto en muchísimas fotos al googlear “Malmö”.

Este edificio con estilo neofuturista se lleva tres galardones (ficticios) que merecen ser mencionados: es el más alto de toda Escandinavia con 194 metros, es el primer rascacielos “torcido” del mundo y es el tercer rascacielos más bonito de todo el planeta según la revista Travel & Leisure (cuya opinión es tan válida como la de cualquiera, ¿no?, pero por algo lo dirán :D).

Esta imponente edificación se retuerce sobre sí misma dando un giro de 90 grados desde la base hasta la planta más alta

Lamentablemente para el turista, la torre alberga viviendas de lujo y oficinas por lo que no es posible ingresar. Los dos últimos pisos (desde los que se puede ver Copenhague) se usan para reuniones de negocios, encuentros políticos y visitas oficiales.

Sabemos que no poder entrar arruina un poco la experiencia, pero por su originalidad merece la pena que te acerques a este imponente edificio y le tomes unas lindas fotografías.

Castillo de Malmö

  • Dirección: Malmöhusvägen 6
  • Teléfono: +46 40 34 10 00
  • Mail: [email protected]
  • Horario: Lun-Dom: 10:00-17:00 hs.
  • Precio:
    • General: 40 SEK.
    • Estudiantes: 20 SEK.
    • Menores de 19 años: Gratis.

Como decíamos, este es definitivamente el lugar más importante que ver en Malmö.

En el año 1429, cuando Erik de Pomerania era rey de Dinamarca, Suecia y Noruega, se construyó un pequeño castillo con una sala, muros, torres y una puerta fortificada en la esquina noroeste de la ciudad. Parte de los muros que hoy se ven como bandas de piedra caliza en la fachada del castillo, son vestigios de esta primera instalación.

Llegado el año 1536, el rey danés Kristian III ordenó a la gente de Malmö que reconstruyeran la fortaleza como un nuevo castillo para él, que es el que aún hoy puedes apreciar.

El nuevo castillo funcionó como fortaleza, residencia permanente del gobernador del condado y residencia real temporal. Toda la reconstrucción tomó siete años. 

Su construcción se realizó en un estilo gótico tardío mezclado con un estilo renacentista.

Fredrik II pasó gran parte de su tiempo como príncipe heredero (1554-1559) en este castillo. Estos tiempos fueron los verdaderos días de gloria del castillo, con grandes fiestas y muchos visitantes esparciendo el esplendor real sobre los edificios.

En 1658 el castillo dejó de ser una residencia real y se transformó en una fortaleza nacional contra la ciudad enemiga de Copenhague. 

Durante el siglo XVIII, la fortaleza quedó obsoleta y durante los años 1828-1909 se utilizó como prisión. El patio también se utilizó para ejecutar a los presos condenados a muerte. La última ejecución tuvo lugar en 1901.

En 1909 comenzó una restauración y reconstrucción, que dio lugar al Museo de Malmö inaugurado en 1937.

Al final de la 2da Guerra Mundial, el castillo sirvió como centro de refugio para los rescatados de los campos nazis.

A día de hoy el castillo sigue albergando el Museo de Malmö, en el que podrás aprender sobre la historia de la ciudad contratando una audioguía, a medida que avanzas por sus diferentes cámaras.

La visita autoguiada te tomará aproximadamente dos horas, y si viajas en verano, tendrás la opción de un tour gratuito que se organiza los días sábados y domingos por la tarde. 

Kungsparken

  • Dirección: Slottsgatan 33
  • Horario: Abierto las 24 hs.

Al lado del castillo encontrarás otro parque ideal para recorrer a pie o en bicicleta y desconectar un poco de la ciudad. Se trata del parque más antiguo, con 8.4 hectáreas, inaugurado en el año 1872 por el rey Oscar II. 

Anteriormente estos terrenos se utilizaban como cementerio, pero una vez que la fortaleza de Malmö perdió su importancia militar a mediados del siglo XIX, surgió la idea de plantar un parque entre el fuerte y el casco antiguo de la ciudad.

El parque tiene algunos estantes, estatuas y esculturas curiosas y una variedad de 130 árboles exóticos diferentes. 

En el centro del parque hay una bella fuente de hierro fundido que fue construida en el año 1882. Muy cerca de ella, verás una cueva que supo ser la estrella del parque en la antigüedad. 

También encontrarás un edificio que data del año 1881, que funcionaba como un restaurante. Luego de una extensa restauración en el año 2001, se inauguró allí uno de los cuatro casinos legales de Suecia. Este también tiene un restaurante y un club nocturno

Lilla Torg

Volviendo al centro de la ciudad para finalizar este recorrido, llegarás a Lilla Torg, la que es considerada como la plaza más encantadora de la ciudad y, por lo tanto, un lugar que ver en Malmö sí o sí. 

Data del año 1592 y aquí solía estar ubicado el mercado de la ciudad

Hoy está rodeada de restaurantes donde puedes comer algo o tomar una copa, y de muchas tiendas de recuerdos y artesanías suecas. ¡No dejes de visitarla!

Como habrás podido observar a lo largo de todo este artículo, hay muchas cosas que ver en Malmö, por lo que ya sabes, empieza a anotar todo y no te pierdas nada!

Descubre más sobre Suecia