Viaje al centro del sabor: las mejores heladerías de Roma

Italia es el país con más gelaterías (heladerías) del planeta, lo que no es raro si consideramos la maestría y experiencia que tienen en la preparación de estas delicias. Si vas a estar por la capital quizás quieras hacer un alto para disfrutar uno de estos deliciosos postres, pero son tantas las opciones que tienes que es difícil elegir la mejor heladería de Roma. Por suerte para ti, hemos hecho la tarea y te traemos algunas de las mejores heladerías de Roma para que puedas disfrutar de un helado sin igual. Pero antes, vamos a descubrir algo más sobre cómo distinguir un buen helado y una buena heladería.

Cómo distinguir una buena heladería

Primero, las heladerías tienen que ser eso, heladerías. Desconfía si en un lugar venden pizza, sandwiches, cervezas de importación y helados bajo el mismo techo. Los artesanos heladeros son una profesión muy mimada en Italia, no en vano pueden presumir de hacer las mejores cremas de helado del mundo.

Si necesitas una referencia, en una puntuación del 1 al 10, en España nos quedamos en el 6 justito, mientras que en Italia siempre van a por el sobresaliente, nota que alcanzan sobradamente y a mucho mejor precio. A partir de 2 € puedes saborear un muy buen helado. También influye la práctica: aquí salen a una heladería por cada 1.000 habitantes y la mayoría no cierran en todo el año.

Taller de helado italiano
Taller de pizza y helado italiano

Cómo saber si un helado es bueno

Si quieres aprender a distinguir entre un buen helado y un helado mediocre, a continuación te dejamos los aspectos que debes analizar:

  1. Debe ser aromático, consistente y no disolverse en la boca. Si se deshace con facilidad significa que han usado más componentes artificiales de la cuenta para que resulte voluminoso y estarás comiendo más aire que otra cosa.
  2. Las cremas en los expositores no deben parecer montañas. Cuanto más hinchadas, más artificial es el producto. Lo mismo pasa con los colores. ¿Qué alimento conoces que sea azul pitufo? Pues eso.
  3. Esto igual te resulta chocante pero el helado no debe resultar frío al paladar. La temperatura debe rondar los -12º, bajando de aquí hablamos de cualquier otra cosa de la sección de congelados del súper. Por eso se pueden tomar en cualquier época del año. Y atención, porque si en medio te encuentras escamas de hielo significa que no lo mantienen a la temperatura adecuada o, lo que es peor, puede que esté pasado.
  4. Tampoco tiene que ser brillante. Si lo está, por muy atractivo que te resulte a la vista, significará que estás apostando por uno hecho hace tiempo, y las cremas se deben reponer casi a diario.
  5. Y recuerda que si lo tuyo son los sabores frutales, éstos deben estar elaborados a partir de variedades de temporada. Si la heladería tiene sabores de todas las frutas del mundo mundial durante todo el año, probablemente no sea la más artesanal y auténtica.

Y dicho esto estamos listos para conocer las mejores heladerías de Roma para tomar un riiiiico helado. ¿Te apuntas?

Top 6 mejores heladerías de Roma

Zona Plaza Navona: Frigidarium

Está a dos pasos de plaza Navona (plaza en la que podrás ver la imponente Fuente de los Cuatro Ríos) y es inconfundible porque siempre hay mucha gente esperando. En un principio esto puede disuadirte de probarla, pero sin dudas vale la pena esperar lo que haga falta si quieres disfrutar de uno de los mejores helados de Roma.

En Frigidarium no usan colorantes ni conservantes y son unos grandes defensores de la mejor materia prima como base del helado. Aquí podrás probar la crema de bizcocho, el fior di latte y la de cannolo siciliano, un pastel típico de esta isla italiana. Son muy atentos al trato, te aconsejarán sobre la mejor combinación de sabores y tienes la posibilidad de coronar el helado con una deliciosa cobertura de chocolate negro o blanco.

Tip: Si quieres innovar, puedes probar el sabor Frigidarium, uno de los más populares, cuya receta aún hoy es un secreto de la casa.

Información sobre Frigidarium:

  • Dirección: Via del Governo Vecchio, 112
  • Teléfono: +39 06 3105 2934
  • Precio: Tarrina o cono pequeño 2 €

Zona Panteón: Giolitti

Fundada en 1930, son ya cuatro generaciones las que han pasado por esta heladería, aunque el apellido Giolitti está presente desde mucho antes: al principio, la tienda Giolitti, que había sido fundada en 1870, se dedicaba a vender leche, nata y mantequilla. Con un aire retro en cada rincón, que va desde los muebles y las parecer hasta los propios camareros, uniformados como en los años cincuenta, esta heladería se gana el corazón de sus visitantes con sus sabores más tradicionales.

No te asustes si ves mucha gente, son rapidísimos sirviendo. En Giolitti, cerca del Panteón, tienen más de 120 sabores y uno tan sugerente como ‘Vacaciones en Roma’: crema de pera, higos y nueces con un toque de ron. Si ese no te cuadra no te preocupes, tienes muchos más para elegir.

Free tour por Roma
Free tour por los alrededores del Vaticano
Tour por el Vaticano con primer acceso

Información sobre Giolitti

  • Dirección: Giolitti, Via Uffici del Vicario, 40
  • Teléfono: +39 06 699 1243
  • Precio: Tarrina o cono pequeño (dos sabores y nata) 2,50 €.

Zona Vaticano: Old Bridge

Este pequeño negocio con más de 25 años de historia está de camino a los Museos Vaticanos y, pese a los pocos metros cuadrados que tiene, seguro que es uno de los que más helados vende. La buena ubicación se une al buen producto que sirven sin aditivos, grasas hidrogenadas, colorantes ni conservantes, y lo que más puntúa es la simpatía de sus dependientes.

Verás que en Old Bridge siempre hay mucha gente esperando, pero si necesitas un respiro antes o después de ver la Capilla Sixitina, tómatelo aquí. Si no puedes decidirte por qué helado elegir, pídele que te den de probar los que te hagan dudar y así podrás ir a lo seguro ;).

Información sobre Old Bridge

  • Dirección: Via Bastioni di Michelangelo, 5
  • Teléfono: +39 06 4559 9961
  • Web: gelateriaoldbridge.com
  • Precio: Tarrina o cono pequeño 2€

Zona Castel Sant’Angelo: Hedera

Entre el Castillo de Sant’Angelo y el Vaticano, esta heladería es una delicia. Para elaborar su producto biológico solo utiliza ingredientes debidamente certificados del territorio. No usa conservantes ni colorantes y sus helados son aptos para celíacos. Solo hacen seis sabores al día y seis granizados, por lo que la variedad no es muy amplia, pero la calidad es superior.

Los granizados italianos son más densos y cremosos que los españoles, no se hacen hielo y se comen con cuchara. En cuanto a las cremas de helado, es tal el mimo que les dan que no las tienen a la vista, sino que las mantienen cubiertas para evitar cambios de temperatura y asegurar una mejor salubridad.

Tour privado por Roma ¡Tú eliges!
Free tour por la Roma Imperial
Free tour de los misterios y leyendas de Roma

Información sobre Hedera

  • Dirección: Borgo Pío, 179
  • Teléfono: +39 06 683 2971
  • Precio: cucurucho o tarrina pequeña 2,50 €, granizado 3,50€

Zona Fontana di Trevi: San Crispino

San Crispino puede presumir de ser la heladería romana con más fama internacional. La han mencionado muchos periódicos de prestigio como el New York Times y Julia Roberts se dio un festín aquí en la película de Come, reza, ama.

Si pruebas esta heladería de Roma descubrirás que son algo así como unos puristas del helado: por un lado, todas sus cremas están cubiertas porque defienden que cada sabor, en función de si se trata de una crema a base de leche o de fruta, debe tener su temperatura de mantenimiento. Por otro lado, no venden cucuruchos de barquillo, ya que dicen que estropea el helado. Por último, no usan conservantes ni colorantes ni nada artificial y tienen un sabor propio, el San Crispino, hecho con miel de madroño de Cerdeña.

Información sobre San Crispino

  • Dirección: via della Paneteria 42 (tienen tres negocios más en la ciudad).
  • Teléfono: +39 06 6948 9518
  • Precio: tarrina pequeña 3,50 €

Zona Trastevere: Fior di Luna

Defensores del binomio artesanal-innovación, el gran éxito le vino a esta familia al trasladar su negocio tradicional a la calle principal del Trastévere. Pero lejos de dejar su suerte solo a la ubicación, apostaron por un helado bio, con ingredientes de productores de la zona y la transmisión de su conocimiento a través de cursos de formación. Y acertaron. Es una heladería de prestigio en la que no fallarás si la escoges. Si lo que quieres es disfrutar de un rico helado sin más pretensiones, te aconsejo el clásico de chocolate, está muy, muy rico. Pero si te gusta probar, lánzate, que todas las opciones están buenas.

Información sobre Fior di Luna

  • Dirección: Via della Lungareta, 96
  • Teléfono: +39 06 6456 1314
  • Precio: cucurucho o tarrina pequeña 2,50 €

Zona Monti: Fatamorgana

Es una de las heladería más jóvenes de la lista pero que ya se ha hecho un hueco entre las mejores heladerías de Roma. En el barrio más in del centro de Roma también tienes tu rinconcito heladero de valor.

Fatamoragana es embajadora del helado natural 100% y al no utilizar aditivos, conservantes ni colorantes sus helados no te resultarán pesados.

Información sobre Fatamorgana

  • Dirección: Piazza degli Zingari, 5
  • Teléfono: +39 06 3265 2238
  • Precio: cono o tarrina pequeña 2,50 €

Artículos relacionados

Deja un comentario