Descubriendo el Castillo de Burriac

Ubicado cerca de la localidad de Cabrera del Mar, y a 401 metros sobre el nivel del mar, el Castillo de Burriac se yergue estoico sobre un desfiladero de piedra desde hace siglos para servir como muestra de lo que la ingeniería y el poder humano han sido capaces de hacer a lo largo del tiempo.

Fácilmente visible desde la costa, el castillo domina el paisaje de toda la zona, convirtiéndose además en epicentro de una gran variedad de caminos y senderos que invitan a los visitantes a recorrer el área y visitar el lugar.

Si estás en o cerca de Cabrera del Mar y buscas una excursión chula, o si simplemente te molan los castillos antiguos tanto como a nosotros, sigue leyendo y descubre todo lo que el Castillo de Burriac tiene para ofrecer.

Historia del Castillo de Burriac

Conocido originalmente como castillo de Sant Vicenç, el ahora conocido como castillo de Burriac adopta su nombre de la colina sobre la que se encuentra.

Si bien no se han hallado restos que respalden esta teoría, se cree que el sitio en el que hoy se encuentra el castillo estuvo ocupado ya desde épocas ibérica y romana. Lo que sí se puede asegurar es que la primera construcción de la que se tiene constancia fue una torre defensiva y una pequeña capilla, de la que hoy en día solo podemos contemplar el ábside, es decir, la parte posterior del altar. Finalmente, el primer castillo del que se tiene referencia se levantó alrededor de los siglos X-XI.

Castillo de Burriac

El Castillo de Burriac es un claro ejemplo de castillo roquero. Este tipo de castillo tienen la característica que no solo se ubican sobre un promontorio rocoso, sino que la roca se convierte en una defensa natural y en una parte esencial de la estructura del castillo. Otro ejemplo de este tipo de castillos sobre el que ya hablamos en el pasado, es el Castillo de Iruela.

El castillo levantado hace mil años no es lo que se ve hoy. Por el contrario, los restos que han llegado hasta nuestros días forman parte de una reconstrucción que se llevó a cabo entre los siglos XII y XIII. Esta reconstrucción se aprovechó para agrandar el castillo y construir la torre del homenaje, los almacenes y la muralla exterior.

Los siglos fueron pasando y el Castillo de Burriac fue cayendo en desuso hasta que, finalmente, es en 1836 cuando cesan completamente las actividades en su capilla, siendo abandonado por completo a su suerte.

Cómo llegar al Castillo de Burriac

Cómo llegar al Castell de Burriac

A pie

Como comentábamos anteriormente, son varios los caminos y senderos que llevan hasta el Castillo de Burriac. Uno de los más populares es el que sale directamente de Cabrera de Mar, ya que es apto para hacer en familia.

La ruta es poco exigente aunque bastante larga, sobre todo si pensabas hacerla con niños muy pequeños (son casi 4km). El inicio asusta un poco, ya que comienza con una subida bastante fuerte. Eso sí, esta subida se puede hacer sin mayores problemas, incluso si tu estado físico no es el mejor.

El recorrido tiene forma circular y te permitirá dar la vuelta al castillo. Desde allí podrás contemplar y disfrutar de unas vistas absolutamente impactantes de toda la zona que rodea al castillo.

Descripción del recorrido

El recorrido comienza en el parking que se encuentra sobre Font Picant. Ahí cruzarás la pista principal y seguirás un sendero que corresponde con el antiguo camino de subida al Castillo de Burriac. Este camino era el que utilizaba la gente del pueblo de Cabrera de Mar para acceder el castillo, antes de que existiera la pista forestal. Aquí es donde se presentará la fuerte subida que te comentábamos anteriormente, que podrás recorrer entre encinas, brezo, madroños, pinos piñoneros y pinos blancos.

Una vez que llegues al Castillo de Burriac encontrarás paneles informativos que te explicarán la historia del lugar y podrás disfrutar de espectaculares panorámicas de 360º.

Vistas desde el castillo
Vistas desde el castillo de Burriac

El descenso desde el Castillo de Burriac se hace por una pista ancha pero con fuerte pendiente, por lo que tendrás que prestar atención. Una vez en la pista que sube desde Argentona cogerás un bonito y sombrío sendero de bajada.

En la segunda parte de la ruta, la excursión discurre por senderos variados; en algunos tramos el sendero estará cubierto de vegetación, mientras que en otros será tierra casi en su totalidad. A lo largo de esta parte podrás encontrar diferentes puntos panorámicos.

La última parte de la ruta, con la que volverás finalmente a Cabrera de Mar la harás por una cómoda pista forestal. Esta te llevará a conocer la leyenda de la Cruz de la Abeja y desde donde tendrás vistas al pueblo de Cabrera de Mar.

Consejos para visitar el Castillo de Burriac a pie

  • Asegúrate de llevar agua. No hay fuentes en el camino.
  • Si bien el recorrido es de baja dificultad, hay un tramo del camino que es rocoso, por lo que es recomendable ir con un calzado adecuado para este tipo de actividades.
  • Unos prismáticos son un accesorio fantástico, si quieres disfrutar del entorno,
  • Si haces la ruta con niños, vigílalos todo el tiempo. La dificultad es muy baja, por lo que no tendrán problema, pero aún así.
  • Si visitas la zona en verano, evita las horas centrales del día y usa una gorra para cubrirte la cabeza.
Castillo de Burriac

En coche

Puedes llegar al Castillo de Burriac en unos 10 minutos desde el centro de Cabrera a través del Carrer Torrent Sant Feliu o en 12 minutos desde Argentona a través de Paseo de Burriach. El castillo está señalizado desde el centro de Cabrera de Mar.

Si decides ir en coche desde Cabrera, verás que hay algunos lugares para aparcar a lo largo del camino, pero si continúas un poco más hacia arriba encontrará un parking, por lo que te recomendamos buscar sitio allí primero.

Artículos relacionados

Deja un comentario