Los mejores platos de la comida típica alemana

¿Conoces alguna comida típica alemana? Seguramente, lo primero que vino a tu cabeza fueron salchichas y chucrut. Y si, son parte arraigada de la cultura alemana pero, sus platos típicos, son mucho más que eso. 

El mundo gastronómico alemán está repleto de una variedad de deliciosos y abundantes platos. Y si bien cada región del país tiene su tradición culinaria, hay platos que se saborean en todos los rincones. 

La mayoría de las recetas alemanas se centran principalmente en el pan, las papas y la carne, casi siempre de cerdo, así como en verduras como repollo y col rizada. Y, aunque este artículo está dedicado especialmente a la comida típica alemana, no podemos dejar de mencionar el pastel, el café y por supuesto, la cerveza, como parte de su ADN gastronómico. 

Sin más preámbulo, te contamos a continuación cuales son los platos de la comida típica alemana con los que sin dudas se te hará la boca agua.

Chucrut

Es lo que todos conocemos como comida típica alemana, la palabra en sí es alemana, pero sus orígenes ¡no lo son!

El chucrut es simplemente repollo fermentado y se cree que fue el famoso emperador mongol Ghengis Khan el que lo trajo a Europa. 

Sin embargo, hoy en día es uno de los alimentos más tradicionales de Alemania, y es casi obligatorio probarlo en tu visita al país.

Tour de la cerveza por Berlín
Tour de la cerveza por Múnich
Cena de lujo en el restaurante de la Torre de la Televisión

Wurst

El wurst es la otra comida típica por excelencia: la famosa salchicha alemana. 

Se prepara de muchas formas diferentes e incluyen una variedad de ingredientes y mezclas de especias únicas. Podrás encontrarlo en el restaurante más pijo de Alemania o en cualquier puesto callejero: donde haya comida, hay wurst.

Una de las variedades más populares es el Bratwurst, una salchicha frita o asada hecha de ternera, res o cerdo. Se sazona con jengibre, nuez moscada, cilantro o alcaravea, y se sirve al plato con chucrut o entre panes, cargada con mucha mostaza.

El knockwurst es similar a un perrito caliente pero mucho, mucho, MUCHO más rico (queríamos que quede claro). En este caso, la carne de la salchicha se hierve y luego se ahuma, lo que le da ese color rosado.

Otra variedad famosa es el Wienerwurst (salchicha de viena) que se ahuma y luego se hierve, y las morcillas, Blutwurst y Schwarzwurst .

¿Sabías que?… Se estima que hay 1.500 variedades de salchichas en Alemania. 

También hay wurst especiales dependiendo de la región. Por ejemplo, podrás encontrar el Currywurst en Berlín, que es una salchicha de cerdo servida con ketchup y curry en polvo por encima. 

El Weisswurst de Bavaria, es una salchicha de ternera picada y tocino de cerdo que se come con mostaza dulce. 

Por otro lado, la región de Nuremberg es dueña del Rostbratwurst a la parrilla, que se come con chucrut. Y en el estado de Turingia, el Rostbratwurst local se elabora con especias distintivas como la mejorana y la alcaravea.

Maultaschen

Proveniente de la región de Suabia, en el estado de Baviera, el maultaschen es otro plato tradicional alemán. Se trata de una especie de masa de pasta relleno con carne, espinacas, pan rallado, cebollas y varias hierbas y especias. Serían algo así como unos ravioles muy grandes y riquísimos.

Comida típica alemana - Maultaschen

Hasenpfeffer

El Hasenpfeffer es uno de esos platos ideales para comer en el invierno. Se trata de un guiso de conejo, en el que la carne se cuece con vino y cebolla antes de cocinarla durante horas.

Königsberger Klopse

Este plato se hace tradicionalmente con ternera finamente picada que se convierte en albóndigas, pero también es común usar carne de res o cerdo. Las albóndigas se suelen acompañar con patatas en salsa blanca con alcaparras.

Rouladen

Esta comida típica alemana se prepara con unas rodajas finas de carne de res o ternera, que se doblan y rellenan de tocino, cebollas, mostaza y encurtidos. Este plato también lo podrás encontrar en alguna región de Polonia y República Checa, aunque puede variar su relleno.

En Alemania, suele encontrarse en las fiestas o reuniones familiares y generalmente va acompañado de albóndigas, puré de papas, repollo rojo y salsa de vino tinto.

Crucero con cena por Berlín
Cena en la cervecería Hofbräuhaus + Subida a Olympiaturm
Free tour por Frankfurt

Käsespätzle

Käsespätzle se traduce literalmente como “fideos de queso”, y son especialmente populares en el sur del país. Están elaborados con harina de trigo y huevo (fideos Spätzle) y, a menudo se cubren con queso (Käse) y cebollas asadas. 

Aunque el origen del plato no está del todo claro y puedes encontrarlo en países vecinos, esta comida típica alemana es muy popular en la región de Suabia. Normalmente se sirve con platos de carne que usan mucha salsa (como el Rouladen) o en guisos (como el Hasenpfeffer), aunque también lo puedes encontrar servido con ensaladas.

Eintopf

Otra comida típica alemana ideal para los días fríos, que se traduce literalmente como “estofado”. Para prepararlo, se mete en una olla caldo, verduras, patatas o legumbres y alguna proteína animal. 

Eintopf es similar al estofado irlandés del que te hablamos en nuestro artículo de comidas típicas irlandesas y encontrarás muchas especialidades regionales diferentes en toda Alemania. Por ejemplo, en algunas regiones le agregan lentejas o en otras se sirve con Brot (pan).

Normalmente se disfruta en los hogares como una gran comida familiar, y es una de las recetas alemanas más fáciles de reproducir. 

Comida típica alemana - Eintpof

Sauerbraten

Considerado uno de los platos nacionales del país, el Sauerbraten se elabora con diferentes tipos de carne a la olla, marinados en vino, vinagre, especias, hierbas, que luego se sazonan por hasta diez días. Las variedades de carne incluyen la res, ternera o cerdo. 

Literalmente se traduce como ‘asado agrio’, por la parte amarga del decapado de la carne en una salsa agridulce. 

Kartoffelpuffer

Aunque suene como un hechizo de Harry Potter, los Kartoffelpuffer son una comida típica alemana por excelencia. Son una especie de “panqueques” fritos, hechos con papa rallada, mezclada con harina, huevo, cebolla y condimentos. 

Se suele servir como guarnición o como tentempié o refrigerio, y hay quienes le ponen diferentes coberturas, dulces o saladas, como crema agria, requesón, canela o salsa de manzana. Es probable que encuentres Kartoffelpuffer en los puestos callejeros de cualquier región de Alemania.

Brezel

La mayoría de nosotros los conocemos como Pretzel, pero en Alemania se llaman Brezel. Ideales para comer al paso y engañar al estómago, están hechos de una masa horneada a la que se le hace un nudo dándole la forma de un corazón (con un poco de imaginación). Un Brezel generalmente se espolvorea con sal, pero puedes encontrarlos espolvoreados con queso, azúcar, chocolate, canela y diferentes semillas. 

Esta es una comida típica alemana que encontrarás en panaderías y puestos callejeros en todo el país, y son ideales para acompañar con una buena cerveza.

Berlin WelcomeCard
Free tour por Múnich
Free tour por Berlín

Schnitzel

Seguramente esta sea otra de las comidas típicas alemanas que hayas escuchado nombrar o que conozcas a la perfección. Es simplemente una chuleta de carne revestida con huevo, harina y pan rallado que se fríe en aceite, y suele encontrarse en bares y restaurantes.

Existe una versión llamada Wiener Schnitzel, que es de ternera, o el Schnitzel Wiener Art, que es de cerdo. En Hamburgo se come con un huevo frito arriba, en Holsen le agregan, además de huevo, anchoas y alcaparras, y si encuentras un Jägerschnitzel, lo estarás comiendo con una salsa de hongos, patatas y chucrut. Las versiones son muchas, y cada una de ellas, deliciosas.

Schwarzwälder Kirschtorte

No podemos dejar fuera de la lista una buena torta alemana, y en este caso, la más famosa de todas. La Schwarzwälder Kirschtorte (que literalmente significa “pastel de cerezas de la Selva Negra”), recibe su nombre de un licor destilado de cerezas ácidas. 

Curiosamente, la ley alemana en realidad exige que el licor Kirschwasser debe estar presente en el pastel para que sea etiquetado como Schwarzwälder Kirschtorte. 

¿Sabías que?… Comer pastel por la tarde con café, una actividad conocida como Kaffee und Kuchen, es una gran tradición en Alemania, especialmente los fines de semana en familia. 

Capas alternas de pastel de chocolate, cerezas y crema batida se completan con más crema, cerezas al marrasquino y virutas de chocolate para un acabado delicioso al paladar y hermoso para la vista. 

Ideal para acompañar con un chocolate caliente o un buen café, no puedes irte de Alemania sin haber probado una porción de esta exquisita torta. 

Comida típica alemana - Schwarzwälder Kirschtorte

Apfelstrudel

Aunque el Apfelstrudel (strudel de manzana) es uno de los postres nacionales de Austria, Alemania también lo ha adoptado en su cocina local y se considera una comida típica alemana.

El plato, que es mundialmente famoso, consiste en una masa mantecosa rellena de manzanas aromatizadas con azúcar, canela y pasas. 

Es realmente difícil de preparar y que salga perfecto: se usa una masa elástica de hojaldre, que amasan y estiran hasta que sea casi fina como el papel. Luego, untan las capas delgadas de masa con mantequilla, envuelven con ella el relleno de manzana y se hornea. Es habitual comer el postre en rodajas con una pizca de azúcar ¡Simplemente delicioso!

Brot & Brötchen

El pan, en forma de barra (brot) o un panecillo pequeño, generalmente crujiente (brötchen), es una parte importante de la cocina tradicional, que se come en todo el país y se sirve con la mayoría de los platos alemanes. 

El pan se disfruta con la mayoría de las comidas, especialmente el desayuno y la cena, pero también en el almuerzo (generalmente considerado la comida principal del día), que a menudo se sirve con panecillos como acompañamiento.

Los alemanes disfrutan de una amplia variedad de panes, incluidos panes con cereales, centeno o pan blanco.  

Bratkartoffeln

Son las papas fritas alemanas, que suelen freírse con tocino, cebollas y condimentos.

El tocino que se usa tradicionalmente en este plato se llama bauch speck, y para que las papas salgan perfectas existe una técnica infalible. Se cortan las papas en trozos pequeños y se ponen en una sola capa en la sartén, con mucha grasa y sin taparlas. De esta forma, después de unos 20 o 30 minutos de cocción, las papas quedan crujientes y doradas por fuera y muy suaves por dentro. 

Ideales para comerlas como guarnición de un plato de carne o como acompañamiento de una cerveza.

Schweinshaxe

El schweinshaxe, también conocido como codillo de cerdo, es uno de los platos más tradicionales de Alemania, especialmente en la región de Baviera. Suele acompañarse de patatas y algún tipo de col.

La carne se marina durante días antes de que finalmente se tueste a bajas temperaturas durante unas horas. De esta forma, la piel se desprende fácilmente del hueso, la carne se vuelve tierna y jugosa y la piel crujiente y quebradiza. 

Comida típica alemana - schweinshaxe

Hasta aquí llegamos con nuestro repaso por los platos de la comida típica alemana. Sin dudas, una de las gastronomías del mundo que más disfrutamos, ya que incluye ingredientes clásicos sin dejar de ser deliciosos.

Y tú, ¿ya has probado alguno de estos platos?, ¿echas en falta algún otro? ¡Déjanos un comentario y cuéntanos tu experiencia!

Artículos relacionados

Deja un comentario