Todo sobre el cementerio judío de Praga, un imprescindible de la capital checa

El cementerio judío de Praga es una visita imprescindible de cualquier viaje que se realice a la capital checa. De aspecto austero, desordenado y algo sombrío, en este cementerio no encontrarás tumbas ni flores ostentosas, sino miles de lápidas apiladas unas sobre otras.

La importancia histórica del cementerio se hace patente al descubrir la gran cantidad de destacadas figuras judías que están enterradas aquí. Si quieres conocer quiénes son, además de la historia del cementerio y demás información relevante, sigue leyendo y te contamos todo.

Historia del cementerio judío de Praga

Fundado en el siglo XV, este cementerio es uno de los más importantes de la judería. Este no fue el primer cementerio judío de Praga, pero sí es el más antiguo que se conserva en la ciudad. La fecha de entierro más antigua que se menciona, 1439, se encuentra en la lápida del poeta litúrgico Avigdor Kara, aunque el cementerio probablemente estuvo en uso mucho antes de eso. El último entierro que se tiene registrado fue en 1787. 

Los entierros en el cementerio cesaron cuando un nuevo decreto prohibió el entierro de cadáveres en áreas donde la gente vivía, debido a los riesgos que esto podía acarrear para la salud de las personas. En ese momento, el barrio de Josefov, uno de los más sucios de la ciudad por aquella época y el lugar donde se encuentra el cementerio judío, se sometió a diversos esfuerzos de limpieza y reconstrucción. Debido a esto, parte del cementerio fue desplazado, lo que significó que los muertos y sus lápidas fueron exhumados y metidos en espacios vacíos en las parcelas ya abarrotadas.

Este fue el único lugar donde los judíos fueron enterrados durante más de 300 años. Se han contado hasta 12.000 lápidas, pero el cementerio es el lugar de descanso de hasta 100.000 almas. La falta de espacio hizo necesario cubrir las tumbas existentes con tierra nueva para poder colocar otras encima. 

Free tour por Praga
Tour por el barrio judío
Tour de Praga al completo

Características del cementerio judío de Praga

A diferencia de otros cementerios populares entre los turistas, en el cementerio judío de Praga no existe un punto de referencia imprescindible, pero sí vale la pena visitar ciertos lugares debido a su simbolismo. 

Lo primero que destaca de este cementerio es lo diferente que es de otros lugares de descanso. Las lápidas abarrotadas dan forma a una imagen absolutamente única y a una experiencia irrepetible. Camina entre las lápidas e intenta descifrar sus grabados, muchos de ellos de gran valor histórico y artístico. La experiencia mejora aún más si hay pocos visitantes. En invierno, por ejemplo, una de las vistas más impresionantes es ver el cementerio cubierto por un manto de nieve.

Cementerio judio de Praga

Figuras y leyendas vinculadas al antiguo cementerio judío de Praga

Una de las personas más renombradas enterradas en el Antiguo Cementerio Judío de Praga es el rabino Judah Loew, quien fue extremadamente importante en la Europa del siglo XVI. Se le atribuye la creación del Golem, una criatura misteriosa con poderes místicos. Según la leyenda, este gigante de arcilla defendió el gueto judío de los ataques antisemitas.

La tumba de este filósofo, místico y estudioso del Talmud se ha convertido en un lugar de peregrinaje. Judíos de todo el mundo viajan aquí, particularmente en el aniversario de su muerte, el 17 de septiembre de 1609. Se cree que tiene poderes mágicos, por lo que se colocan regularmente pequeños trozos de papel con mensajes escritos y deseos alrededor de su lápida con la esperanza de que se hagan realidad. Esta es una costumbre común en los cementerios judíos. También están enterrados aquí el rabino del siglo XVIII David Oppenheim y el matemático, astrónomo e historiador David Gans, que murió en 1613.

Otra leyenda vinculada al Antiguo Cementerio Judío de Praga es la de los Ancianos de Sión, prominentes rabinos que supuestamente se reunirían aquí para planificar su dominación global. Esta teoría de la conspiración se refleja en un panfleto antisemita titulado Los Protocolos de los Sabios de Sión, que se publicó en 1902 en la Rusia zarista. Su objetivo era justificar la persecución de judíos en los pogromos. Este evento inspiró a escritores como Umberto Eco, quien lo incluyó en su novela El cementerio de Praga.

Free tour por el Castillo de Praga
Free tour del nazismo en Praga
Prague Card

Información para el visitante

  • El Antiguo Cementerio Judío de Praga se puede visitar comprando un boleto para el Museo Judío, que también incluye la entrada al cementerio y todas las sinagogas (excepto la Sinagoga Vieja Nueva).
  • Para visitar todos los sitios, incluida la Sinagoga Vieja Nueva, se debe comprar un boleto diferente con un precio ligeramente más alto.
  • Ten en cuenta que a menudo hay colas para ver el cementerio (a veces hasta una hora o más), por lo que quizás quieras ir temprano, apenas abre, para ahorrarte la espera y la pérdida de tiempo. 

Sugerencia: si vas a visitar Praga durante algunos días y planeas visitar varios sitios turísticos, compra una Prague Card. Con ella conseguirás acceso gratuito o con descuentos a las principales atracciones de la ciudad.

Contacto

Horario de apertura

  • Noviembre – marzo: domingos a viernes de 9:00 a 16:30 hs.
  • Abril – Octubre: domingos a viernes de 9:00 a 18:00 hs.

Cerrado los sábados y festivos judíos.

Artículos relacionados

Deja un comentario