Consejos y cosas a tener en cuenta al alquilar una bicicleta en Ámsterdam

La ciudad de Ámsterdam y las bicicletas se han convertido con el tiempo, en una sola cosa. Andar en bicicleta por Ámsterdam es la forma más auténtica para que cualquier visitante descubra la ciudad. Si estás [email protected] en alquilar una bicicleta en Ámsterdam o, al menos, en recibir algunos consejos a la hora de subirte a las dos ruedas en esta ciudad, sigue leyendo y te contamos todo lo que debes saber.

Ámsterdam y las bicicletas

Ámsterdam está perfectamente configurada para andar en bicicleta: hay alrededor de 515 km de carriles exclusivos para bicicletas. Además, la ciudad suele ser clasificada habitualmente como la segunda ciudad más amigable con las bicicletas del mundo, justo detrás de Copenhague.

El ciclismo está profundamente arraigado en la mentalidad neerlandesa en todos los niveles de la sociedad, lo que no sorprende si se considera lo plano que es la mayor parte del país.

Los Países Bajos tienen una población de 17,1 millones de personas y aproximadamente una cuarta parte de ellos (4,25 millones) utilizan su bicicleta para moverse cada día. En realidad, hay más bicicletas que personas: 22,8 millones de bicicletas o alrededor de 1,33 bicicletas por persona.

Además de esto, hay casi 2 millones de bicicletas eléctricas en la calle, que han ido ganando popularidad rápidamente, especialmente entre los ancianos.

En cualquier día laborable entre las 8 am y las 9 am de la mañana, casi 2 millones de bicicletas estarán dando vueltas por las calles neerlandesas.

Ámsterdam, las bicicletas y los robos

Con tantas bicicletas alrededor, no es sorprendente notar que el robo de bicicletas en Ámsterdam es desenfrenado: se roban más de 200 bicicletas al día.

Es posible que se te acerque un extraño poco fiable en la calle para ofrecerte una bicicleta por 5 o 10 €. Ni lo pienses; no solo te arriesgas a recibir una multa sino que además estarás perpetuando esta actividad delictiva.

Debido al riesgo de robo, muchas personas utilizan bicicletas viejas estropeadas para uso normal en la ciudad. La mayoría de los ciclistas holandeses también poseerán una bicicleta más cara para hacer turismo, dado que hay 100.000 km de rutas ciclistas bien señalizadas en todo el país.

Muchos lugareños pedalean de manera asertiva (si no ‘kamikaze’) y viajan a buena velocidad muy cerca unos de otros. A menudo ignorarán las luces rojas, saldrán de las calles laterales sin mirar, te gritarán con molestia si entras en el carril para bicicletas sin darte cuenta y aparcarán su bicicleta en el medio de la acera en una concurrida calle comercial. Ve haciéndote a la idea, porque si alguien domina las calles de Ámsterdam, son los ciclistas.

Consejos si vas a alquilar una bicicleta en Ámsterdam

  • Si piensas alquilar una bicicleta en Ámsterdam, necesitarás un poco de práctica para ponerte a tono con los locales, así que ten cuidado al principio.
  • Siempre debes seguir las reglas de tránsito (incluida la obediencia a los semáforos especiales para bicicletas, aunque veas que otros no lo hacen), tener cuidado al cruzar las vías del tranvía (hacerlo en ángulo) y estar atento a los tranvías, peatones y otros ciclistas.
  • No te pongas los auriculares mientras vas en bicicleta, necesitas escuchar lo que te rodea. Cíñete a los carriles para bicicletas designados; no conduzcas por aceras, plazas o caminos peatonales.
  • Hay diferentes tipos de carriles para bicicletas (fietspad ); estos se pueden marcar en la propia carretera; o los carriles para bicicletas pueden estar físicamente separados tanto de la carretera como del pavimento. Los carriles para bicicletas suelen ser de un solo sentido, aunque una línea discontinua en el medio indica que se se puede ir en ambas direcciones.
  • Haz señales con las manos para girar a la izquierda/derecha cuando haya otros ciclistas, vehículos o peatones a tu alrededor. A menos que haya alguna señal que lo contradiga, la prioridad la tiene el tráfico que viene de la derecha. Y no olvides que oficialmente necesitas una luz delantera y trasera cuando está oscuro o con poca visibilidad.

El neerlandés y las bicicletas

Los neerlandeses no están obsesionados con la “salud y la seguridad” y rara vez usan cascos para ciclistas. Incluso muchos conductores de ciclomotores/scooters no los usan. Lo bueno es que la mayoría de los conductores de automóviles neerlandeses conocen muy bien a los ciclistas y cederán el paso cuando sea necesario.

Ten en cuenta que las bicicletas neerlandesas más básicas tienen una sola marcha y usan frenos de pedal hacia atrás, lo que puede ser algo incómodo si estás [email protected] a los frenos de mano.

Aparcando la bici

Hay una serie de aparcamientos seguros para bicicletas (fietsenstalling) gestionados por el ayuntamiento de Ámsterdam en distintos puntos de la ciudad. Fuera de la estación central de Ámsterdam se encuentra el conocido fietsflat de 3 plantas con capacidad para 2.500 bicicletas.

Si estacionas tu bicicleta en la calle, siempre bloquea el cuadro y la rueda delantera contra algo fijo, como un portabicicletas, una barandilla o un poste. Aquellos que poseen una bicicleta deben invertir en un juego de candados decente si no quieren formar parte de la estadística de «dueños de bicicletas robadas».

Otras consideraciones

Las bicicletas nuevas no son baratas, ya que el precio medio ronda los 600 €. Una buena bicicleta de segunda mano puede costar fácilmente entre 100 y 250 €; para bicicletas más baratas, prueba visitando el mercado de Waterlooplein.

Las cerraduras resistentes se pueden comprar en los mercados de Waterlooplein o Albert Cuyp. Los grandes almacenes holandeses HEMA también venden una gama de accesorios básicos para ciclistas. Otras tiendas que venden bicicletas nuevas son Halfords y Decathlon.

Si vas a alquilar una bicicleta en Ámsterda, debes saber que hay muchos talleres de reparación de bicicletas en la ciudad, por lo que si sufres un pinchazo, no deberías tener que caminar mucho para encontrar un lugar donde repararlo.

Alquiler de bicicletas en Ámsterdam

Alquilar una bicicleta en Ámsterdam es sencillo y te costará alrededor de 10€ por un día de alquiler para una bicicleta básica de una sola marcha con freno a contrapedal. Se pueden obtener tarifas más baratas por día si alquilas por un período más largo o si alquilas en grupo. El seguro contra robo tiene un suplemento de unos 3€ por día, que vale la pena tomar para estar [email protected] durante tu viaje. Las bicicletas con frenos de mano y varias marchas son un poco más caras.

Por lo general, deberás dejar un documento de identidad, un depósito (50€ – 200€) o una autorización de tarjeta de crédito. Algunas empresas de alquiler marcan sus bicicletas con logotipos, mientras que otras tienen bicicletas sin marcar.

Hay varias empresas de alquiler en la ciudad, los precios son similares y, en ocasiones, es posible que te entreguen tu bici en tu alojamiento. Algunas empresas también ofrecen visitas guiadas que pueden ser una excelente manera de descubrir la ciudad con un guía local experimentado.

Tiendas de alquiler de bicicletas en Ámsterdam

Het Zwarte Fietsenplan – Nieuwezijds Voorburgwal 146 / Lijnbaansgracht 283 / Oudekerksplein 62 / Reguliersbreestraat 41 / Wolvenstraat 18 / Falckstraat 47 / 1e Constantijn Huygenstraat 88 / Koninginneweg 267-269 / Beethovenstraat 118 / Beethovenstraat 118 / Beethovenstraat 106-108 / Czaar Peterstraat 14
MacBike – De Ruijterkade 34 / Oosterdokskade 63A / Waterlooplein 199 / Weteringschans 2 / Overtoom 45
Yellow Bike – Nieuwezijds Kolk 29 / Nieuwe Nieuwstraat 16
Green Budget Bikes – Lange Leidsedwarsstraat 103 / Nieuwezwalijds
DamStraat Alquiler de bicicletas – Damstraat 20-22
Bike City– Bloemgracht 68-70
Mike’s Bike Tours – Kerkstraat 134 / Prins Hendrikkade 176
Star Bikes Rental – Ruyterkade 143
AmsterBike – Piet Heinkade 25
Frederic Rentabike – Binnen Wieringerstraat 23
King Bikes – Kerkstraat 143 / Spuistraat 1C / Barndesteeg 9
Bike 4U – Kinkerstraat 1 / Geldersekade 17HS

Artículos relacionados

Deja un comentario