Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Túnez es, desde 1159, la capital de lo que supo ser la República Tunecina, y mantiene su título hasta el día de hoy, incluso tras la independencia del país y la creación del nuevo Gobierno. 

Es la ciudad más grande y más poblada de Túnez. Se ubica en la costa norte de África, entre las cuencas occidental y oriental del mar Mediterráneo. 

Tiene una historia cultural sumamente rica que notarás en cada rincón, en su gente y en su idioma. Fenicios, romanos, franceses y hasta el imperio bizantino supieron dejar su huella en la historia de esta ciudad, dando lugar así a una enorme cantidad de cosas que ver en Túnez. 

Breve historia de Túnez

Para comenzar con la historia de esta ciudad, nos debemos remontar al II milenio a.C, época en que los bereberes (etnia autóctona de África del Norte) fundaron el pueblo bajo el nombre de Tunes

Aquí vivieron los númidas, quienes cedieron a los fenicios las tierras donde fundaron la ciudad de Cartago en el siglo V a.C. 

Con la expansión de Cartago, los terrenos aledaños pasaron a estar totalmente dominados por el estado púnico.

Durante los años siguientes pasó a manos del griego Agatocles, luego a las del general romano Atilio Régulo hasta el año 238 a.C, año en que quedó bajo el dominio de los mercenarios hasta que Escipión, otro general romano, la reconquistó en el año 202 a.C.. Al final de la tercera guerra púnica, en el año 146 a.C, la ciudad fue destruida junto con Cartago.

Cuando Augusto llega al poder, se reconstruye la ciudad siendo una ciudad importante del Imperio Romano,  y siendo cristianizada hasta convertirse en sede episcopal de la iglesia católica en África. 

Luego, en el año 800 d.C la ciudad pasa a manos árabes, siendo dominada por diferentes dinastías hasta llegar a la más importante y que más influencia tuvo, la dinastía hafsi. A pesar de estar ocupada por musulmanes, un tratado del año 1270 estipulado con Francia, permitió a los cristianos quedarse en Túnez con total libertad e incluso pudiendo construir sus propias iglesias.

Siguieron los años y Túnez se convirtió en un estado vasallo de España, con dos ocupaciones en el medio: por los piratas turco-argelinos y por los otomanos en el año 1574, quienes se quedaron en el poder.

Aprovechando la desastrosa situación económica que enfrentaba el país bajo el dominio del Imperio Otomano en la segunda mitad del siglo XIX, Francia vió la oportunidad (estratégica por la geografía) de ocupar el país. En abril del año 1881 las tropas francesas ocupan Túnez, y se oficializa el protectorado francés. Esto significó que Francia tenía bajo su control el gobierno y la administración del país, y empezó a representarlo en asuntos internacionales. 

El país tuvo un gran crecimiento, a pesar del abuso de poder francés que prácticamente dejó al bey sin poderes. Hubo un progreso económico, se desarrolló la red ferroviaria, se expandieron las áreas de cultivo, se habilitó un importante puerto militar y en materia de educación, se estableció un sistema bilingüe arabe y francés, lo que explica que al día de hoy el francés sea uno de sus idiomas de cabecera.

A comienzos del siglo XIX comenzó la lucha y protestas contra la ocupación francesa, pero no fue hasta después de la Primera y Segunda Guerra mundial, con violencia y negociaciones en el medio, que el país logra su total independencia en el año 1956.

qué ver en Túnez

Hoteles en Túnez, ¿dónde dormir?

El mejor lugar para reservar tu hotel es sin dudas el barrio de La Medina. Siendo el corazón de Túnez, este casco histórico es una de las áreas árabe-musulmanas mejor conservadas, y fue nombrada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1979.

La zona contiene los principales lugares de interés que ver en Túnez, así como muchos lugares para comer, cafeterías, bares y tiendas. Además, está perfectamente conectada al transporte público para visitar cualquier atracción más alejada.

Si prefieres que tu alojamiento sea en un lugar más tranquilo, pero manteniendo la cercanía, Lafayette es otra buena opción. Dentro de esta zona se encuentra la llamada “Ville Nouvelle”, la parte más “europea” y moderna de la ciudad.

Transporte en Túnez, ¿cómo moverse?

Si bien la ciudad no es muy grande, hay algunos puntos de interés que ver en Túnez que leerás en esta guía que están algo alejados de la ciudad, por lo que no podrás llegar caminando. 

Con esto en mente, aquí encontrarás las opciones que tienes para moverte por Túnez, para que puedas decidir cuál es la más adecuada para ti. 

Túnez cuenta con una red de transporte público que incluye autobuses, un sistema de tren ligero conocido como Metro de Túnez y un tren regional que conecta el centro de la ciudad con algunos de los suburbios del norte de Túnez. Estas son las opciones más económicas, pero también las menos cómodas (al menos los autobuses, que suelen ir repletos). Los tickets puedes comprarlos en la misma parada. 

Otra opción un poco más costosa es coger un taxi, que no será difícil de encontrar. Solo debes estar atento a que el chofer encienda el taxímetro y no te haga pagar de más.

Si prefieres la libertad de moverte cuando quieras y por donde quieras, tu opción ideal es rentar un coche. Las carreteras de Túnez están generalmente en buenas condiciones, y solo debes tener las precauciones normales al volante para conocer sin mayores inconvenientes todas las cosas que hay que ver en Túnez. 

Si te gusta la idea de pillar un coche, pinchando en el siguiente banner puedes informarte de precios y condiciones para realizar tu reserva.

Banner rentcars.com

¿Qué ver en Túnez?

Ahora que tienes resuelto el hospedaje y la forma de ir de un lado a otro, llegó el momento de leer cuáles son las atracciones indispensables que ver en Túnez y sus alrededores. 

City tour por la ciudad

Si estás sólo por un día o si quieres conocer en detalle la ciudad, esta excursión es perfecta para ti

En este tour en español de 4 horas, recorrerás el centro de Túnez acompañado de un guía que te contará todo lo que necesitas saber de esta bella ciudad. El recorrido incluye la Universidad de Túnez y los barrios El Manar y La Medina, con visitas a dos de las mezquitas más importantes.

Asegúrate tu plaza haciendo tu reserva ahora (puedes cancelarla de forma gratuita hasta 24 hs. antes de la excursión)

Si prefieres hacer un recorrido que vaya más allá de los límites de la ciudad, y explore también los alrededores que leerás en esta guía, la siguiente opción es la que estás buscando. Si lo necesitaras, en este caso puedes cancelar tu reserva hasta siete días antes de la excursión:

Ahora bien, si prefieres hacer el recorrido por tu cuenta, continúa leyendo y entérate exactamente qué ver en Túnez y sus alrededores.

Este listado está organizado por zonas, ya que es geográficamente imposible que puedas recorrerlo todo en un día. La primera zona es la ciudad en sí, partiendo desde el punto más alejado hasta finalizar en el barrio más céntrico (así, si acabas muy [email protected] tu hotel no estará muy lejos para ir a descansar un rato).

Museo del Bardo

DirecciónP7 y Rue Mongi Slim
Telefono+216 71 513 650
Precio11 dinares
HorarioDel 1/6 al 15/09: 9:00-17:00 hs. Del 16/09 al 31/05: 9:30-19:30 hs. Lunes cerrado.

Comenzarás el recorrido por uno de los puntos más importantes que ver en Túnez y el orgullo para los tunecinos: el Museo del Bardo. Inaugurado en el año 1888 bajo el nombre de Museo Alaoui, el bey de ese momento, fue el primer museo de este tipo en el norte de África. Con la independencia de la ciudad en el año 1958, su nombre cambió al actual. 

El edificio donde hoy está el museo supo ser la residencia de los sultanes hafsíes, y más tarde, fue el palacio del bey (el monarca de Túnez).

Se encuentra ubicado en el barrio homónimo, a cuatro kilómetros y medio al noroeste del centro de Túnez. Cuenta con tres plantas, 34 salas y 7 colecciones diferentes.

Su fama se la debe a la colección de mosaicos romanos en excelente estado de conservación, pero además, cuenta con una gran variedad de piezas arqueológicas de las diferentes culturas que han existido en esta ciudad.

Si quieres conocer a fondo los detalles de cada colección, aquí tienes un enlace para contratar un tour en español por el museo y, de paso, dar una vuelta por el barrio más importante de la ciudad.

Si haces el recorrido por tu cuenta, el museo dispone de guías digitales en inglés, árabe y francés que podrás descargar en tu móvil para recorrer un punto que sin duda tienes que ver en Túnez.

Comenzarás por la planta baja con una exhibición prehistórica, que incluye una pieza que se conoce hasta la fecha como la primera manifestación religiosa del mundo, con una antigüedad estimada de 40.000 años. Luego pasarás por las salas de arte líbico-púnico, para seguir por las salas de arte clásico, que incluyen esculturas romanas.

En la segunda planta verás la famosa colección de mosaicos romanos, que albergan obras como “El triunfo de Neptuno” (el mosaico vertical más grande del mundo) o “Teseo y el minotauro” entre otras que te dejarán realmente [email protected] 

Por último, podrás apreciar varias obras de arte cristiano, como una pila bautismal del siglo IV o el baptisterio de Kelibia, y arte islámico, que incluyen alfarería tradicional, ediciones del Corán del siglo IX en adelante, armas e instrumentos musicales entre otras tantas obras.

Parque Belvedere

DirecciónAve Mustapha Khaznadar
Telefono+216 58 418 535

PrecioAcceso gratuito
HorarioMar-Dom: 9:00-19:00 hs.

A unos cinco kilómetros del Museo del Bardo, volviendo para el sureste, se encuentra otro de los puntos importantes que ver en Túnez: el Parque Belvedere, un enorme espacio de 110 hectáreas, el más grande de todo Túnez. 

Pensado y diseñado en 1892 por el arquitecto y paisajista Joseph Laforcade, quien era jardinero en jefe de la ciudad de París, se estableció en una colina de olivares. 

Los trabajos de plantación se completaron en 1897, pero no fue hasta 1910 que el parque quedó inaugurado, ya que se decidió no abrirlo al público hasta tanto la vegetación se desarrolle en excelentes condiciones. Desde aquel año a esta parte, este parque es un punto de reunión y descanso de todos los locales

Entre sus hectáreas viven diferentes especies de animales en libertad, desde mamíferos, como liebres y musarañas, hasta aves.

En su flora, que incluye un jardín botánico, se encuentran 80 especies diferentes de árboles provenientes de los 5 continentes.

Por último, podrás encontrar diferentes atracciones como el lago de 3500 m2 que tiene una isla en el medio por la que podrás acceder por una pasarela, y llegar al “Café del lago” para hacer un descanso y tomar alguna bebida. También podrás ver las hermosas puertas de hierro que dan acceso al parque, el Koubba, que es un edificio del siglo XVII de estilo árabo-andalusí, los túneles que se crearon durante la Segunda Guerra Mundial, un casino de estilo neo-morisco y el plato, un mirador ubicado a 80 metros desde donde tendrás vistas de la ciudad y del golfo de Túnez. 

Como puedes ver, en un solo lugar podrás encontrar una enorme cantidad de cosas que ver en Túnez. 

Gran Sinagoga de Túnez

Dirección36 Avenue de La Liberté

Telefono+216 71 320 118

El recorrido continúa a dos kilómetros al sur, en el barrio Lafayette de Ville Nouvelle. Tal como su traducción lo indica, esta es la ciudad nueva, la parte más moderna de Túnez. 

La primera parada en este barrio es la Gran Sinagoga, también conocida como el “Templo de Osiris”

Para entender su importancia, hay que conocer la historia de los judíos en Túnez. 

Para esto debemos remontarnos hasta la época cartaginesa, al siglo VII d.C, cuando Túnez estuvo bajo el dominio de diferentes dinastías musulmanas. En esta época, los judíos tunecinos estaban protegidos y seguros, y durante los siguientes siglos construyeron escuelas y sinagogas entre otras instituciones que marcaban una próspera comunidad. 

Llega el siglo XVI y Túnez es ocupada por el Imperio Otomano. Así, las comunidades judías seguían viviendo con autonomía, pero en relativa pobreza, en el barrio judío conocido como “Hara”. 

Para el año 1933, cuando Túnez ya era parte del protectorado francés, un proyecto financiado por un filántropo franco-judío inició la construcción de esta sinagoga, la más grande de la ciudad. Finalizada su construcción en el año 1938, fue nombrada como Gran Sinagoga de Túnez, y se convirtió en la sinagoga central de todo el país y en un lugar que sí o sí tienes que ver en Túnez.

Sin embargo, pocos años después, con la ocupación alemana de Túnez (1942-1943), la sinagoga fue cerrada a los judíos. Una vez liberada, siguió en normal funcionamiento hasta el año 1967, cuando fue atacada e incendiada como respuesta a la guerra árabe-israelí de los 6 días.

Este acontecimiento fue un dolor profundo para la comunidad judía de Túnez y fue una motivación para que muchos abandonaran su tierra natal. 

En el año 1990, la sinagoga fue renovada por el gobierno de Túnez con un estilo art-deco, pero no fue suficiente para atraer nuevamente a los judíos. 

Hoy, La Gran Sinagoga es una de las tres sinagogas que quedan en la ciudad y un lugar que tienes que ver en Túnez a como dé lugar.

Torre del Reloj y Avenida Habib Bourguiba

DirecciónPlace du 14 janvier 2011

Desde la Gran Sinagoga, a casi 2 kilómetros al sur, llegarás a la Torre del Reloj Habib Bourguiba, ubicada en la plazoleta 7 de Noviembre. 

Construida en metal labrado, tiene dos cuerpos y una fuente ornamental. Se construyó en conmemoración del día de la independencia del país y sirve como lugar de reunión para las protestas políticas del pueblo. Acércate también por la noche, se ve muy bonita cuando está toda iluminada. 

Desde allí despega la Avenida Habib Bourguiba, centro neurálgico de la ciudad nueva, delineada por árboles a ambos lados. Ideal para dar un paseo tranquilo mientras miras sus numerosas tiendas y hacer una parada en uno de los tantos restaurantes que encontrarás. Atraviesa toda la avenida hacia el oeste, en la que verás edificios modernos, embajadas y el Teatro Municipal, y llegarás al próximo punto qué ver en Túnez.

Habib Bourguiba fue el primer presidente de la República de Túnez, tras su independización en el año 1957

Catedral de San Vicente de Paul

DirecciónPlace de l’Indépendance
Telefono+216 71 840 622

HorarioLun-Vie: 8:00-12:00 y 15:00-17:00 / Sab y Dom: 8:00-12:00 hs.

Llegando al final de la Avenida Habib Bourguiba, en la Plaza de la Independencia, se encuentra la Catedral Católica de San Vicente de Paul.

La Catedral fue construida entre los años 1893 y 1897 sobre el antiguo cementerio de Saint Antoine, donado por los beys de Túnez a la comunidad católica. 

Para el año 1897 la Catedral abre sus puertas pero aún no estaba finalizada, ya que faltaban fondos para continuar con la construcción. Con el correr de los años se fue completando hasta estar totalmente finalizada en el año 1910, aunque los frescos no se colocaron hasta 20 años después.

Combinando estilo bizantino y romano, este edificio se distingue por una arquitectura muy rica imaginada por el arquitecto Bonnet-Labranche. Sus vidrieras son obra del maestro vidriero Bessac: representan santos, papas, y escenas y eventos de la historia. 

Su fachada evoca la Iglesia de San Agustín en París, así como la Basílica del Sagrado Corazón de Montmartre, a través de sus torres.

En 1997, la catedral fue objeto de numerosas obras de refacción, incluyendo su órgano, considerado uno de los más antiguos de África.

Más tarde, se realizaron muchos cambios en el interior de la catedral, incluido el traslado de Nuestra Señora de Cartago, después de que la Basílica de Cartago fuera desmantelada.

Después de la independencia de Túnez en 1964, la catedral de Saint-Vincent-de-Paul pasó a ser propiedad de la Iglesia Católica. 

Bab el Bhar

Continuando el recorrido en el mismo sentido, luego de la Plaza de la Independencia, la Avenida Habib Bourguiba cambia su nombre a Avenida de Francia. Tras unos 300 metros, la avenida llega a su fin cruzándose con Rue Al Jazira, donde verás Bab el Bhar. Su traducción significa “Puerta del mar”, pero también se la conoce como la Puerta de Francia, nombre que se le dió cuando Túnez estaba bajo el protectorado francés.

Esta puerta marca la separación entre la Ciudad Nueva y La Medina, y consta de un arco rebajado, coronado por un parapeto almenado. 

La original se construyó en los años 800 y 900, durante el reinado de los aglabíes y en el año 1860, a petición del cónsul francés León Roches, se suplantó por la puerta nueva. 

En 1939, todos los edificios linderos a la puerta fueron demolidos, dejándola como un símbolo de la ciudad. 

Mercado Central de Túnez

Dirección9 Rue de Allemagne

HorarioLun-Dom: 8:00-16:00 hs.

Antes de pasar a la Medina, queda un último lugar que debes visitar en la ciudad nueva, y definitivamente un lugar que ver en Túnez: el mercado central.

Su construcción data del año 1881, siendo una de las primeras construcciones de la época colonial. El edificio fue declarado Monumento Histórico Nacional en el año 2000.

Tiene un tamaño de aproximadamente 12.000 metros cuadrados, en los cuales puedes encontrar alrededor de 600 puestos que venden todo tipo de productos alimenticios a los tunecinos. ¡Ideal para ir con el estómago vacío y ganas de regatear!

La Medina de Túnez

Luego de tu visita al Mercado Central, harás unos pocos metros y llegarás al lugar más importante que ver en Túnez. 

“Medina” significa “ciudad”, por lo que en esta zona no solo verás comercios, y mercados al aire libre (“zocos” en árabe), sino que también encontrarás mezquitas, palacios y museos entre otras cosas.

El casco histórico de Túnez, declarado en el año 1979 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una zona sorprendente y atractiva que, apenas lo pises, te darás cuenta que está lleno de vida. 

Lo que tienes que hacer aquí es recorrer todas sus callejuelas, comprar en alguno de sus múltiples zocos y adentrarte en lo más esencial de la cultura árabe

La Medina de Túnez creció alrededor de la Mezquita Zitouna en el siglo VIII; por eso, los que se consideran como los mejores oficios tienen sus zocos más cerca de la mezquita, como por ejemplo, los artesanos y sus tejidos. 

En este recorrido, irás de la zona más alejada hasta la mezquita, por lo que los primeros zocos que te cruzarás son los de los herreros y tintoreros, seguidos por alfarerías, fabricación de prendas de vestir, tejido de sedas y perfumes. También pasarás por alguna tienda para comprar recuerdos, y seguramente vivas la experiencia de ser casi acosado por algún tendero que querrá venderte su producto a como dé lugar.

Una vez que termines de recorrer la Medina, llegarás a un lugar esencial que ver en Túnez.

Mezquita Zitouna

Dirección30 Rue Jamaa Ez Zitouna
Telefono+216 71 904 154

HorarioAbierta las 24 hs

La principal y más antigua mezquita de Túnez, es la segunda mezquita más grande del país y se encuentra en el corazón de la Medina. La Mezquita Zitouna, o “Mezquita del Olivo” se fundó a finales del siglo XVII, y se dice que en el lugar de su emplazamiento antes había un lugar de oración cristiana y un olivo. Hay versiones cruzadas sobre el origen de su construcción, pero la idea que más adeptos tiene es que fue mandada a construir por Hassan Ibnu-Noauman, quien fuera líder de la conquista musulmana del Magreb, en el año 703. 

Este histórico monumento que ver en Túnez fue reconstruido totalmente por emires aglabíes en el año 863. Una inscripción que recorre la base de la cúpula del mihrab indica que el esclavo del califa abbasí Nusayr dirigió las obras ejecutadas por el maestro de obras Fath Allah.

Con una superficie de 5.000 metros cuadrados, es conocida porque allí funcionó una de las primeras universidades en la historia del Islam. 

Verás que tiene dos torres de control, y esto es porque funcionó durante un tiempo como punto defensivo orientado hacia el mar. 

Cuenta con una sala de oración sostenida por columnas de piedra por la que se accede atravesando el amplio patio. En total la mezquita cuenta con 160 columnas provenientes de las ruinas de la ciudad de Cartago, y quince naves de seis tramos. Cuenta con doce puertas desde donde salen las arterias de la ciudad a diferentes zocos; y una de ellas merece especial atención: la Puerta del Imam, en el muro de la qibla, que tiene un marco de mármol tallado de la época romana.

Plaza de la Kasbah

A 600 metros de la Mezquita se encuentra la plaza principal de la ciudad.

Nació tras la demolición de las murallas de la ciudadela de Túnez y otros edificios a finales del año 1950.

A su alrededor se encuentran todas las instituciones y administraciones públicas más importantes de la ciudad, como por ejemplo, el ayuntamiento, el hospital, el ministerio de defensa, de hacienda y de la función pública entre otros.

Lo que más llamará tu atención es el Monumento Nacional en el centro de la plaza, que fue construido en el año 1989 como símbolo conmemorativo del país. 

El monumento se coloca sobre un pedestal octogonal, lo rodean diez banderas y hay una bandera más izada sobre el mismo.  El edificio en sí está formado por siete torres de hormigón revestidas de mármol que se asientan sobre una segunda base heptagonal y convergen hacia la cima, alcanzando los 22 metros de altura. 

El monumento aparece como imagen de fondo en los documentos de identidad tunecinos

Tourbet El Bey

Dirección60, Rue Tourbet Al Bey

HorarioJun-Sep: 9:00-19:00 hs. Resto del año: 9:30-16:30 hs. Lunes cerrado.

A un kilómetro de la plaza principal se encuentra el mausoleo a Tourbet El Bey. 

Este mausoleo alberga en ocho cámaras las tumbas de los monarcas de la dinastía husseinita, así como las de sus esposas y algunos ministros. Esta dinastía ocupó el poder desde el año 1705 hasta la independencia del país. 

Se construyó en el siglo XVIII y es el mausoleo más importante de la ciudad, siendo así el mayor monumento funerario y un atractivo lugar que ver en Túnez.

El edificio está coronado con dos cúpulas verdes, y cuenta con numerosas salas decoradas con azulejos y mármol, definitivamente una decoración heredada de los italianos y otomanos. 

Las tumbas están cubiertas por sarcófagos de mármol blanco y tienen características diferentes según reposen hombres o mujeres. La de los hombres tienen pequeñas columnas con un turbante al final, y la de las mujeres, tiene pequeñas placas de mármol en sus extremos. 

Dar Ben Abdallah

DirecciónRue Sidi Kacem

HorarioLun-Dom: 9:30-17:00 hs.

Caminando dos minutos desde el mausoleo llegaremos a este palacio que hoy alberga el Museo de Artes y Tradiciones Populares de Túnez.

El nivel de los elementos ornamentales así como las proporciones de los espacios de recepción y la riqueza de los materiales utilizados (importados de Italia) registran a Dar Ben Abdallah como un palacio y no como una casa burguesa.

Este museo que ver en Túnez se inauguró en el año 1978, y recorre la vida diaria de la alta sociedad tunecina del siglo XIX y XX. Tiene dos grandes secciones: por un lado la vida familiar, eventos y ritos y por el otro lado muestra la vida pública de la ciudad, con referencias a las mezquitas, zocos y cafés.

Si quieres aprender sobre la cultura tunecina, este es el lugar que debes visitar. 

Lago de Túnez y La Goulette

El lago de Túnez, que está muy cerca de la torre del reloj, es una laguna natural de 37 kms cuadrados y poca profundidad. 

Se encuentra entre la ciudad de Túnez y el Golfo de Túnez, y está atravesado por una carretera de 11 kilómetros que te lleva al puerto, ubicado en la ciudad de La Goulette, el principal puerto comercial de Túnez. Aquí se manejan gran parte de las importaciones y exportaciones del país. Desde aquí también parten los ferrys que conectan con Europa. 

En el siglo XIX, La Goulette era un importante lugar de veraneo que contaba con una zona conocida como “La Petite Sicilia”

Puedes aprovechar un paseo por la Avenida Franklin Roosevelt y sus alrededores, donde tendrás muchas opciones para comer la mejor comida de mar de la zona. Recorre las calles de este pequeño barrio, donde también encontrarás varias mezquitas, una plaza con vistas hermosas al golfo y muchas más cosas que ver en Túnez

Fuerte Chikly

Telefono+216 26 272 701

El lago cuenta en su parte norte con una isla llamada Chikly, donde se erige el fuerte Santiago de Chikly construido en el siglo XVI. Hay un camino que sale desde La Goulette que acaba en la isla, que fue declarada reserva natural en el año 1993.

El Fuerte Chikly es una ciudadela romana, que se reconstruyó entre los años 1546 y 1550 por orden del gobernador de la Goleta, el español Luys Peres Varga. 

En la primera mitad del siglo XIX el fuerte quedó abandonado y fueron las aves las que ocuparon el lugar. En el año 1994, se realizaron nuevas excavaciones, limpieza y restauración.

Sitio arqueológico de Cartago

HorarioDel 1/6 al 15/09: 8:00-18:00 hs. Del 16/09 al 31/05: 9:00-17:00 hs. Lunes cerrado.

Precio12 dinares

A unos 20 kilómetros de Túnez, se encuentra una de las ciudades con más historia y valor cultural para el país, lo que la hace ser una atracción imprescindible qué ver en Túnez

Cartago fue fundada por emigrantes fenicios a finales del siglo IX a.C y luego pasó a manos romanas en el siglo III a.C como resultado de las guerras púnicas, por lo que ya te puedes hacer una idea de lo que verás aquí y de cuán importante es. 

Muy cerca de Cartago, a unos 10 minutos en coche, se encuentra la ciudad costera de Sidi Bou Said, que también merece la pena una visita gracias a su estética de edificios blancos con puertas y ventanas azules y, claro, porque nunca está mal respirar un poco de brisa marina. 

Si estás en la ciudad de Túnez y quieres conocer a fondo estos lugares, en el siguiente enlace podrás reservar un tour en español con una duración de 4 horas. Aprovecha y empápate de la historia de los cartagineses y las guerras púnicas con un guía que te contará todo lo que quieres saber sobre la zona. Si te arrepientes o los planes cambian, puedes cancelar gratuitamente hasta con 24 horas de anticipación.

Si el recorrido lo haces por tu cuenta, sigue leyendo para saber cuáles son los lugares que debes visitar en el sitio arqueológico de Cartago. Ten en cuenta que el sitio es grande y suele hacer mucho calor y humedad, así que recuerda ponerte el calzado más cómodo que tengas, un gorro que te cubra del sol, y llevar agua para hidratarte.

Colina Byrsa

DirecciónSitio arqueológico de Cartago
Telefono+216 71 732 109

HorarioVerano: 8:00-19:00 hs / Invierno 8:30-17:00 hs

Byrsa Hill, o la colina Byrsa, forma parte del sitio arqueológico de Cartago y contiene una serie de lugares históricos interesantes para explorar.

Fue el centro militar de la antigua Cartago y fue sitiada y destruida por los romanos en 146 a. C. Sin embargo, cuando los romanos reconstruyeron la ciudad, Byrsa Hill siguió siendo el centro de su administración y se construyeron varios edificios públicos importantes en el sitio.

Hoy en día, las principales atracciones para ver en la colina Byrsa son el Museo Nacional de Cartago y las ruinas de la antigua ciudad púnica, conocidas como el Barrio Púnico. Es un conjunto de casas cuidadosamente construidas y alineadas a lo largo de calles rectas y regulares, con todas las comodidades e instalaciones existentes en la época: aljibe, alcantarillado, paredes de estuco y pisos de mosaico. 

El lugar fue destruido e incendiado en el año 146 a. C., pero quedó protegido de la extinción por una enorme capa de polvo y escombros de tierra.

Museo Nacional de Cartago

DirecciónColina de Byrsa
Telefono+216 58 162 557

PrecioAcceso incluido en la entrada al sitio arqueológico
HorarioDel 1/6 al 15/09: 8:00-18:00 hs. Del 16/09 al 31/05: 9:00-17:30 hs. Lunes cerrado.

Como no puede ser de otra manera dada su ubicación, el Museo Nacional de Cartago está dedicado sobre todo a la época púnica y romana, con una colección de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la zona. También hay una parte dedicada al periodo bizantino y la conquista árabe.

Entre las colecciones se incluyen joyas, armas, tumbas y máscaras funerarias, hasta artículos del hogar y mosaicos romanos. También podrás apreciar una maqueta de la ciudad púnica. 

Algunas de las mejores piezas encontradas en las excavaciones son tallas de piedra caliza / mármol que representan animales, plantas e incluso esculturas humanas. Otro de los elementos que sin dudas llamará tu atención es un sarcófago de mármol de un sacerdote y sacerdotisa del siglo III a.C., descubierto en la necrópolis de Cartago.

Catedral de San Luis

Horario8:00-18:00 hs

Pegada al museo se encuentra esta catedral del siglo XIX, construida entre los años 1884 a 1890. Desde el año 1963 no funciona como lugar de culto, sino que se utiliza como lugar cultural y festivo que alberga espectáculos, exposiciones y bodas (no religiosas); se la conoce como Acropolium

Se construyó por orden del bey Hussein II, y se emplazó sobre la punta de la colina, donde estaba el templo dedicado a Esculapio

Tiene una superficie de 1800 metros cuadrados, y está creada con un estilo bizantino-morisco en forma de cruz latina. 

La fachada exhibe un rosetón tallado en piedra ocre traída de Malta, y está enmarcada por dos torres cuadradas. En su interior, el coro se eleva en un doble arco de medio punto coronado por una cúpula azul celeste. La catedral tiene tres naves y un deambulatorio en la planta superior. El crucero está rematado por una gran cúpula flanqueada por ocho campanarios y el ábside por una cúpula más pequeña. 

En las paredes están los escudos de los que donaron para la construcción de la basílica. 

Las 174 columnas de mármol rematadas con capiteles dorados sostienen las balaustradas y los techos fueron hechos con cajas de madera importadas de Hungría, Holanda y Rusia y decoradas con arabescos tallados, pintados y dorados por artesanos de Alepo y Venecia.

284 vidrieras de Édouard Didron también están decoradas con arabescos y dejan entrar una luz en tonos azules, amarillos o verdes. Los de la nave central representan a San Luis y San Agustín, los dos patronos de la catedral.

La catedral tiene un órgano de seis toneladas y un carillón de cuatro campanas.

Con todo esto, poco más tienes que saber para entender que este lugar es una visita obligada que ver en Túnez.

Baños termales de Antonino

DirecciónImpasse des Thermes d'Antonin
Telefono+216 94 703 100
Horario8:00-17:00 hs

Se construyeron durante el reinado del emperador Antonino, entre los años 142 y 162. Los restos que se pueden apreciar hoy en día son la parte de los sótanos, cuyas habitaciones abovedadas sostenían los baños termales. 

En la parte del centro se ubicaba el frigidarium (piscina de baño frío) sostenido por 8 columnas de granito; una de las cuales se reconstruyó para que los visitantes puedan visualizar como era en la época.

A los lados se extendían las habitaciones ordenadas en torno al patio. 

Teatro de Cartago

Este teatro romano, también conocido como Teatro Odeón, fue construido a principios del siglo II a. C. en los bordes de la colina Odeón.

Este monumento se caracteriza por su arquitectura, su decoración y el estilo semicircular de más de 100 metros de diámetro, intercalados con columnas coronadas con mármol trenzado.

El Teatro de Cartago estaba decorado con estatuas, siendo la más importante la estatua de Apolo, que hoy se encuentra en el Museo del Bardo.

Este teatro fue un elemento muy importante en la vida de los ciudadanos de Cartago, contribuyendo a la influencia de la cultura en ese momento.

En el año 1967 se renovó y fue escenario del Festival Internacional de Cartago.

Tofet de Cartago

DirecciónLa Goulette Rd, 7016
Telefono+216 71 513 650
Horario8:00-18:00 hs

Este era un lugar sagrado dedicado a las divinidades fenicias Tanit y Baal. Aquí están las tumbas de los hijos que, según se cree, eran sacrificados como ofrenda, con el propósito de buscar un vínculo entre el mundo terrenal y el mundo de los dioses. 

Estos sacrificios están relacionados con las religiones fenicias y púnicas, pero el nombre del lugar, “Tofet”, está vinculado a la percepción de los judíos y los romanos con respecto a estos sacrificios, ya que significa “infierno”.

Puertos Púnicos

DirecciónRue du 2 mars 1934

Los fenicios convirtieron en poco tiempo a Cartago en una estación comercial y puerto mediterráneo. Sus tiendas portuarias, que representaban el corazón de la ciudad, estaban repletas de mercancías de todo el mundo.

Los investigadores han descubierto que estos puertos se establecieron entre los siglos II y III a.C., casi 600 años después de la fundación de Cartago. 

El puerto militar estaba cubierto a lo largo de toda la isla por atracaderos preparados para recibir 220 barcos. Los barcos ingresaban al puerto militar por el puerto comercial, que contaba con una única entrada desde el mar, de 70 pies de ancho y cerrada con cadenas metálicas. Después de la destrucción de Cartago en 146 a. C., los puertos púnicos fueron reconstruidos por los romanos alrededor del año 200 d. C. 

Estas son los principales puntos de interés que debes ver en Cartago, pero teniendo en cuenta que es un inmenso sitio arqueológico, debes saber que te cruzarás con muchas más ruinas (el anfiteatro, el barrio de villas romanas y las grandes cisternas entre otras), por lo que es conveniente que te acerques a la oficina de turismo y obtengas un mapa que te marque cada lugar.

Sidi Bou Said y La Marsa

Si te queda tiempo luego de recorrer el sitio arqueológico, puedes aprovechar la cercanía para conocer estas dos zonas,

Sidi Bou Said, tiene el encanto de un pueblo mediterrano y te recordará a las típicas fotos de Santorini. 

Está situado sobre un pequeño monte, y fue la influencia del barón Rodolphe d’Erlanger, quien se mudó desde Grecia a este lugar y construyó una mansión con el estilo de su país, la que logró mantener el diseño y arquitectura del lugar.

Deberás recorrer su calle principal llena de tiendas que venden recuerdos para llevar a casa, hasta llegar al final cuesta arriba, que acaba en un mirador con vistas a la costa.

Aprovecha también para tomar un café en alguna de las cafeterías o una cena con vistas al golfo. Quedarás [email protected] con cada rincón de este pequeño pueblo, y estarás de acuerdo en que es algo que ver en Túnez sí o sí.

Si tienes ganas de descansar un poco en la playa, a 15 minutos en coche hacia el norte se encuentra el pueblo de La Marsa. Con 14 kms de playa y bien preparado para el turismo, este pueblo te espera para que tengas un momento de relajación y diversión

Si tienes más que solo un rato, puedes visitar el Palacio de la Felicidad, el Palacio Abdelia, ir a una mezquita o recorrer el mercado central.

Excursiones desde Túnez

Si te queda tiempo para conocer las ciudades más importantes alrededor de Túnez, te dejamos algunas últimas opciones más, realmente interesantes: