Qué hacer en Haputale, Sri Lanka

Ubicada en las tierras altas de Sri Lanka, Haputale es conocida popularmente como «la pequeña Ella» gracias a un paisaje que resulta muy similar, aunque su ambiente es mucho más tranquilo y menos turístico que aquella otra ciudad ceilandesa.

Ella es una ciudad mucho más turística, por lo que en general hay más cosas para hacer que en Haputale. Ahora bien, la ventaja de Haputale es que está más cerca que Ella de algunas de las mejores cosas que puedes ver y hacer por la región. Pero esto no es todo, ya que a pesar de ser una ciudad pequeña, Haputale, en Sri Lanka, cuenta con una gran variedad de cosas para hacer si quieres disfrutar de un viaje inolvidable.

Con todo esto, un viaje a Haputale es más que recomendable si vas a estar de viaje por Sri Lanka. Si piensas visitas esta hermosa localidad, sigue leyendo y entérate de algunas de las mejores cosas que hacer en Haputale.

10 mejores cosas para hacer en Haputale, Sri Lanka

1. Visita Lipton Seat

Vistas desde Lipton Sea
Las impresionantes vistas desde Lipton Seat

Comenzamos el listado con lo que es una parada obligada para cualquiera que visite Haputale: Lipton Seat, una de las actividades más populares de toda Sri Lanka. Este impresionante mirador lleva el nombre de Thomas Lipton y es una visita obligada en cualquier visita a Haputale.

El Lipton Seat lleva el nombre de Thomas Lipton, un comerciante británico creador de la famosa marca de té que también se llama Lipton y que dio un empujón a la economía local a través de invertir en plantaciones locales de té.

El mejor momento para visitar este hermoso mirador es temprano por la mañana. Si lo haces al amanecer, disfrutarás de una de las vistas más impresionantes que Haputale tiene para ofrecer. El precio de la entrada para acceder Lipton Seat es muy accesible, ya que solo cuesta 100 rupias (poco menos de 0.50€).

Cómo llegar a Lipton Seat

En tuk-tuk

La mejor manera de llegar hasta el mirador es tomándote un tuk-tuk desde Haputale. El precio del tuk-tuk suele rondar las 1500 rupias (algo más de 6€) por un viaje de ida y vuelta (incluida la espera en la fábrica de té) o 900 rupias (poco menos de 4€) por cada trayecto.

El viaje dura alrededor de una hora, por lo que deberías calcular la hora de salida en función de la hora a la que salga el sol. Si sales con el tiempo muy justo y no llegas a desayunar no te preocupes, en Lipton Seat encontrarás una pequeña cafetería donde podrás desayunar muy bien por menos de 2€.

En autobús

Otra forma de llegar hasta el mirador es tomándote un autobús. El viaje es mucho más barato que con un tuk-tuk, pero tiene una contra muy grande: el primero no sale hasta las 8:30 de la mañana, por lo que te será imposible disfrutar del amanecer en Lipton Seat si decides viajar de esta manera.

Otra desventaja de utilizar este medio de transporte es que no te dejará en el mirador, sino en la fábrica de té, desde donde deberás tomar un segundo autobús hasta la parte alta que es donde se encuentra el mirador. Este autobús tiene una frecuencia de una hora entre una salida y la otra, por lo que tampoco es una opción demasiado cómoda.

De abril a octubre es visitar Lipton Seat a primera hora de la mañana ya que durante esa época en la zona suele haber mucha niebla al mediodía que tiende a quedarse durante el resto del día.

¡Disfruta de este increíble tour al amanecer que incluye transporte a Lipton Seat con un guía y desayuno por menos de 20!

2. Recorre los campos de té desde Lipton Seat hasta Dambatenne Tea Factory

Plantaciones de té en Haputale

Después de disfrutar el amanecer en Lipton Seat, puedes ir con tu tuk-tuk a la fábrica de té o caminar hasta ella a lo largo de unos pintorescos 6km. Durante el recorrido podrás pasear por los campos de té y ver a algunos de los recolectores de té en su trabajo. Es una excelente forma de descubrir los campos de té y disfrutar de las frescas mañanas en Haputale.

La fábrica se encuentra en la parte baja de la plantación de té y cualquiera de los recolectores o trabajadores del lugar podrán ayudarte para guiarte en la dirección correcta, así que no tengas miedo de preguntar si no estás [email protected] de por dónde seguir.

3. Visita a la fábrica de té Dambatenne

Si quieres conocer más acerca de uno de los productos más importantes de la región, puedes hacer un recorrido por la fábrica y aprender cómo se hace el té negro. Esta visita dura unos 30 minutos, cuesta unas 250 rupias (menos de 3€) y puedes ver todo el proceso de elaboración del té antes de ser vendido a grandes compradores como Lipton. Es un recorrido muy interesante y realmente vale la pena si no has estado antes en una fábrica de té.

4. Visita la cascada más alta de Haputale y de Sri Lanka: las cataratas Bambarakanda

Cascada de Bambarakanda

Ubicada a unos 17 km de Haputale y con 263 metros de altura, Bambarakanda Falls es la cascada más alta de Sri Lanka. Su cercanía con la ciudad hace que sea fácilmente accesible con un taxi o tuk-tuk.

Rodeada de un hermoso bosque de pinos, en esta cascada podrás, si el tiempo lo permite, nadar y zambullirte en sus aguas para disfrutar de una experiencia única. Si el tiempo no acompaña no te preocupes, el lugar sigue siendo hermoso y no deja de valer la pena.

Hace algunos años era posible subir hasta la parte alta de la cascada, pero desde un tiempo a esta parte está cerrada a los visitantes por motivos de seguridad.

¿Cómo llegar a las cataratas Bambarakanda?

La mejor manera de ir desde Haputale a las cataratas Bambarakanda es con un tuk-tuk, ya que es igual de rápido que un taxi (estarás allí en 40 minutos) , pero más económico.

Por el viaje te pedirán unas 2.500 rupias (alrededor de 29€) por un viaje de ida y vuelta, aunque si sabes negociar podrás conseguirlo por unas 2.000. Llegar a las cataratas cuesta alrededor de 2000 rupias por un viaje de ida y vuelta en un tuk-tuk, sin embargo, realmente intentarán regatearlo por 2500 rupias. 

5. Degusta té en la granja de té orgánico Stassen

Ubicada a unos pocos kilómetros de Haputale podrás encontrar Stassen, la primera empresa productora de té orgánico de Sri Lanka.

Si decides realizar una visita por alguna de las fábricas de té tradicional de la zona, descubrirás que se utilizan una gran cantidad de químicos para preservar las plantas que luego no son correctamente lavados antes de producir el té. Esto hace que el té orgánico gane adeptos entre los que se preocupan por los productos que meten en sus cuerpos.

En la tienda de Stassen podrás probar una amplia variedad de tés orgánicos cultivados en la granja. Cuando hayas encontrado tu favorito, podrás comprar una bolsita para llevarte a tu casa como recuerdo o para consumir durante tu viaje. Contrario a lo que suele suceder con todo lo etiquetado como «orgánico», los precios en la granja Stassen son muy razonables, por lo que no tendrás que dejarte la mitad del presupuesto de tu viaje para comprar 20 gramos de té.

6. Visita el Golden Hill Tea Center

Tal vez llegados a este punto estés un poco hasta el moño de escuchar hablar de té, ¿no? Pues no te preocupes, porque pese a lo que pueda indicar su nombre, en el Golden Hill Tea Centre lo mejor que puedes hacer no es tomar té, ¡sino un helado, un batido o algún que otro postre!

En el Green Hill Tea Center, hacen su propio helado y lo hacen con leche fresca, lo que ofrece un resultado delicioso. Puedes pedir también una amplia variedad de bebidas y batidos, que cambian según la época del año para ofrecerte siempre sabores deliciosos basados en las frutas de temporada.

En cuanto a los precios, un batido cuesta unas 250 rupias (menos de 3€), el café 200 rupias (poco más de 2€) y si quieres algo para picotear podrás encontrar diversas cosas a partir de las 60 rupias (menos de 1€).

Si no sabes cómo llegar hasta allí no te preocupes, la mayoría de los taxistas o conductores de tuk-tuk conocen de sobra el lugar.

7. Toma una clase de cocina ceilandesa en Haputale

Clases de cocina en Sri Lanka

La gastronomía de Sri Lanka es una verdadera maravilla, a pesar de no contar con un gran reconocimiento a nivel internacional. Para descubrir los sabores de este pequeño país insular puedes tomar una clase de cocina, en donde no solo te permitirán descubrir los platos más tradicionales, sino que también aprenderás a prepararlos. Si quieres descubrir lo fácil que es hacer curry casero, una de estas clases es fundamental para ti.

En general, el precio de una de estas clases ronda las 1.500/2.000 rupias (6€/9€), duran unas 2 horas y te enseñarán a preparar unos cinco o seis currys diferentes. Los precios varían según los platos que enseñen a preparar y el tamaño del grupo.

Si no sabes dónde tomar una de estas clases, la mayoría de las casas de huéspedes de Haputale ofrecen este servicio. Lo bueno de estas clases es que, en general, son más baratas que la que puedas tomar en un restaurante o las clases de cocina administradas comercialmente.

8. Disfruta de una bebida en uno de los restaurantes de la carretera.

No importa desde que punto de Sri Lanka llegues a Haputale, mientras atraviesas la carretera te irás sorprendiendo continuamente con el paisaje, mirando hacia un lado y al otro para llenarte los ojos de toda la belleza que te rodeará. Mientras lo haces, seguro notarás también que hay una gran cantidad de restaurantes al costado de la ruta que se ubican junto a acantilados para ofrecer vistas tan imponentes que son imposibles de describir.

En estos restaurantes podrás, lógicamente, parar a comer algo, aunque si no tienes hambre no te preocupes: puedes para a disfrutar de una bebida mientras te relajas disfrutando de las maravillosas vistas.

9. Excursión de un día a Ella

Como ya comentamos anteriormente, una de las mejores cosas de Haputale es que muchas de las cosas que la gente hace desde Ella están, en realidad, más cerca de Haputale.

Lógicamente, Ella vale mucho la pena, por lo que te recomendamos pasar al menos una o dos noches allí para descubrir ese otro destino, pero si tu tiempo en la zona es más bien ajustado, quizás valga la pena hacer base en Haputale, visitar los lugares más míticos desde allí y luego hacer una excursión de un día a Ella.

Si decides hacer esto y usar Haputale como base, tendrás la ventaja de estar más cerca de Lipton Seat y del Parque Nacional Horton Plains, lo que te permitirá ahorrar tiempo en tus viajes hacia y desde estas atracciones.

En una excursión de un día a Ella, puedes visitar atracciones famosas como Little Adam’s Peak, el Puente de los Nueve Arcos o la cascada Diyaluma, entre otras cosas.

10. Toma el tren de Haputale a Kandy o Ella.

Tren desde Haputale a Ella o Kandy

Ya sea que viajes de Haputale a Ella o a Kandy, hacerlo en tren es una de las mejores decisiones que puedes tomar, ya que en ambos casos podrás disfrutar de vistas absolutamente únicas.

El viaje en tren no solo es pintoresco, sino que también es una de las formas más económicas de ir de una ciudad a otra. Si deseas una opción cómoda, asegúrate de reservar un boleto en primera clase. Lógicamente es más caro, pero su precio no es prohibitivo y vale mucho la pena. Los boletos se pueden comprar el mismo día en la estación de tren de Haputale.

Artículos relacionados

Deja un comentario