El Palacio de Belvedere, otra joya de la arquitectura vienesa

Dentro de la colección de edificios imperiales de Viena podemos encontrar el Palacio Belvedere, un conjunto de edificios barrocos construidos en los años 1700

Hoy en día, dentro de sus paredes casi no se refleja lo que fue la vida palaciega de aquel entonces, pero encontrarás el Museo Belvedere, considerado como uno de los principales museos de arte del mundo. Si la idea de encerrarte en un museo de arte no es para ti, no debes perder la oportunidad de aprovechar los jardines y admirar, aunque sea por fuera, la impresionante arquitectura del palacio.

A continuación te contamos toda la información que necesitas saber para visitar esta increíble edificación vienesa. 

Dónde está ubicado y como llegar al Palacio de Belvedere

El Palacio Belvedere está ubicado en pleno centro de la ciudad de Viena, por lo que podrás llegar fácilmente a pie o en transporte público.

Para que te hagas una idea, está ubicado a 30 minutos a pie del Palacio Imperial de Hofburg, otra de las principales atracciones de la ciudad.

Si te mueves en transporte público, la estación de tranvía, overground y tren llamada “Quartier Belvedere” es la más cercana al palacio, mientras que “Südtirolerplatz” es la más cercana si usas el metro.

Horarios de visita y valor de las entradas

Horarios
Martes a domingo de 10 a 18 hrs.

Valor de las entradas: 
Adultos: 16 €
Mayores de 65 años: 13,50 €
Estudiantes menores de 26 años: 13,50 €
Menores de 19 años: Gratis

Estos horarios y valores corresponden a la visita a Alto Belvedere, ya que a Junio 2021 el Bajo Belvedere está cerrado por reformas. Puedes ingresar al sitio web oficial del museo para enterarte las novedades en los horarios.

Breve historia del Palacio de Belvedere

Este complejo perteneció al príncipe Eugenio de Saboya, y comprende dos edificios separados construidos entre 1714 (Bajo Belvedere) y 1724 (Alto Belvedere) por el arquitecto Johann Lukas von Hildebrandt.

Con el Palacio de Versalles como modelo a seguir, el príncipe Eugenio, que acababa de derrotar a los ejércitos turcos invasores, hizo construir una residencia de verano en la ladera del Glacis.

El trabajo a cargo del arquitecto Lucas von Hildebrandt comenzó en el año 1700. La primera edificación, el Bajo Belvedere, se terminó de construir en 1716; el Alto Belvedere se terminó de construir en el año 1724. El impresionante jardín que une ambos edificios, quedó a cargo del paisajista parisino Dominique Gerard. 

El 21 de abril de 1736, en este mismo palacio, el príncipe Eugenio muere y no deja descendencia directa ni testamento legal válido. Una comisión encabezada por el emperador Carlos VI nombra a su sobrina, la princesa Victoria, como única heredera. 

Para el año 1752, la emperatriz María Teresa adquirió todo el complejo. Aquí ocurrieron grandes celebraciones, como el casamiento de María Antonieta con Luis XVI en el año 1770.

Llega el año 1776, y María Teresa decide transformar el Alto Belvedere en un lugar de exhibición de las colecciones imperiales, convirtiéndolo en uno de los primeros museos públicos del mundo. Esto fue así hasta 1888, cuando la colección se trasladó al Museo Kunsthistorisches y el complejo Belvedere quedó nuevamente cerrado al público.

El heredero al trono, Franz Ferdinand, fue quien ocupó la residencia entre los años 1894 y 1914. Durante su estadía se hicieron renovaciones y se inauguró la Galería Moderna en el Bajo Belvedere como museo estatal de arte austríaco. Con el pasar de los años la colección fue en aumento hasta sumar al Alto Belvedere como parte del museo.

Pasada la Segunda Guerra Mundial, que causó grandes daños que luego fueron reparadores, y llegado el año 1955 ocurre uno de los sucesos más importantes del país dentro del Salón de Mármol del Alto Belvedere. El 15 de mayo de ese año, se firma el Tratado de Estado de Austria, lo que significa que desde ese momento Austria es un país independiente. 

¿Qué ver en el Palacio de Belvedere?

Alto Belvedere

Hogar de la mayor parte de la colección de arte del Palacio Belvedere, este impresionante edificio es considerado una obra de arte por sí mismo. 

En el museo podrás encontrar la Sala Terrena, con sus estatuas de Atlas que sostienen el techo abovedado, y la Escalera Ceremonial contigua, con frescos que representan los triunfos de Alejandro Magno. 

Dentro de Carlone Hall verás un espectacular fresco en el techo, mientras que en el Marble Hall, encontrarás muchas esculturas y pinturas de la época.

Vienna Pass
Free tour por Viena
Autobús turístico de Viena

En cuanto a las colecciones, aquí encontrarás impresionantes obras de arte austriaco que datan de la Edad Media hasta la actualidad, distribuidas en galerías individuales. La galería más importante es Obras maestras de la Edad Media, con una importante colección de esculturas y pinturas sobre paneles del siglo XII al siglo XVI, incluido el crucifijo románico de Stammerberg, entre otras grandiosas colecciones.

Otra exposición se centra en el arte barroco austriaco y cuenta con una gran colección de pinturas y esculturas de entre 1683 y 1780. Entre los artistas más importantes que puedes ver aquí se encuentran Johann Michael Rottmayr y Paul Troger.

El arte austríaco de los siglos XIX y XX se ve representado por artistas como Oskar Kokoschka y Josef Dubrowsky, entre otros. 

Las obras impresionistas están representadas por artistas como Hans Makart, Claude Monet y Vincent van Gogh, junto con la colección más grande del mundo de pinturas de Gustav Klimt de Austria, incluido “El beso”.

Bajo Belvedere

El Palacio Inferior de Belvedere, aunque bastante más pequeño, no es menos impresionante que el Palacio Superior. Recuerda que este es el Palacio creado para residencia del príncipe Eugenio.

También cuenta con un espectacular Marble Hall de dos pisos diseñado como un lugar para recibir a los invitados. Aquí verás grandes medallones de yeso con forma ovalada que representan al dios Apolo, y un fascinante fresco en el techo. 

En Bajo Belvedere encontrarás también la Galería de Mármol, construida exclusivamente para exhibir una serie de estatuas de la antigüedad junto con colecciones de esculturas barrocas.

El Grotesque Hall, con sus murales perfectamente conservados, la Sala Terrene, con sus magníficas decoraciones y el Garden Pavilion, con sus ricas pinturas y murales, son las colecciones más importantes de este edificio. 

Palacio de Belvedere - Bajo Belvedere

La Orangery

Este fue un invernadero, una casa con calefacción para los naranjos del palacio. Se lo considera único ya que fue  diseñado para que su techo y fachada pudieran retirarse durante los meses de verano, un proceso laborioso que, sin embargo, evitaba tener que replantar los árboles cada año. 

Esta hermosa estructura hoy sirve como una moderna sala de exposiciones para exhibiciones de arte

Los Jardines de Belvedere

Uniendo los dos palacios, los magníficos jardines de Belvedere contienen numerosas esculturas que adornan sus numerosos estanques y fuentes. 

Al pie de los jardines se encuentra el Inframundo con Plutón y Proserpina, junto con Neptuno y Thetis, las deidades del agua, Apolo y Hércules. 

Desde la terraza frente al Alto Belvedere hay maravillosas vistas sobre el jardín y los bosques de Viena.

Palacio de Belvedere - Jardines

Hasta aquí llegamos con nuestro repaso por el magnífico Palacio de Belvedere, ¡esperamos que te sea útil!

Artículos relacionados

Deja un comentario