Qué ver en el lago de Como: los lugares, atracciones y pueblos más hermosos

El lago de Como, ubicado en la región de Lombardía (al norte de Italia, en la frontera con Suiza), es un destino maravilloso con un paisaje alpino realmente encantador.

Un viaje por el lago de Como es perfecto para todo aquel que le guste la naturaleza y los suntuosos edificios del pasado. Con una longitud de 46 kms, está rodeado de espléndidos pueblos que se levantan en sus orillas, todos ricos en un patrimonio artístico, cultural, histórico y paisajístico digno de Italia.

Hay mucho para ver: desde las principales ciudades como Como y Lecco, hasta los pueblos más pequeños y menos conocidos que esconden algunas joyas verdaderamente únicas. Todo esto unido por el encanto del lago, y caracterizado por jardines de flores, bosques, ensenadas, valles, prestigiosas villas y una increíble arquitectura medieval.

Si la introducción te dio ganas de conocer más sobre este destino, sigue leyendo y descubre los principales lugares que debes visitar en esta zona.

Qué pueblos visitar en lago de Como 

Como

Como es la ciudad que da nombre al lago y, por tanto, el centro más importante en el que detenerse. Llegar a Como es muy sencillo: en tren directo desde Milán (40 min) o con una visita guiada que parte de la capital lombarda.

Qué ver en Como: la Catedral, considerada uno de los monumentos más bellos del norte de Italia, con el cercano Palazzo Broletto, Villa Olmo, el Templo Voltiano y toda la orilla del lago.

Entre las muchas cosas que puedes hacer en la ciudad lombarda, te sugerimos que tomes el funicular Como-Brunate, que conecta el lago con la cima de la montaña en menos de 7 minutos, permitiéndote así disfrutar de una hermosa vista durante el trayecto.

Tremezzo

Tremezzo es conocido como «el pueblo de los jardines».

Su nombre significa «término medio» y se debe a su posición, exactamente a medio camino entre el paso suizo del cantón de Graubünden y el valle del Po.

Los palacios, iglesias y villas enriquecen su valor arquitectónico y artístico, y son todos dignos de admiración, como Villa Carlotta y su hermoso y cuidado jardín italiano, Villa Carlia, el Grand Hotel Tremezzo y la Iglesia de San Lorenzo.

Además, es posible aventurarse por la Vía Verde, un recorrido de 10 km que atraviesa varios municipios.

Menaggio

El municipio de Menaggio se encuentra en la orilla occidental del lago, en la desembocadura del valle que lleva el nombre de la localidad. Es fácilmente accesible en barco desde Varenna o Bellagio.

Lo que no te puedes perder es la elegante orilla del lago que ofrece Menaggio, con parterres de flores, palmeras y una barandilla de hierro forjado con refinados adornos para disfrutar del lago en un entorno delicado y tranquilo. En la zona interior se pueden descubrir las iglesias y villas, como Villa Mylius Vigoni, inmersa prácticamente dentro de un jardín inglés.

Para los amantes de la caminata, en este pueblo es posible tomar la antigua Strada Regina hasta La Crocetta, un punto panorámico a 500 metros sobre el nivel del mar desde el que se puede disfrutar de una vista encantadora del lago de Como.

Bellagio

Bellagio es conocida por su característico centro histórico y su ubicación encantadora. Es conocida popularmente como “la perla del lago de Como”. Se eleva románticamente en la punta del promontorio que divide el lago exactamente en las dos ramas de Como y Lecco.

Si te encuentras en Milán, puedes visitar Bellaggio con una excursión de un día que también incluye una visita a Como.

Caminando por sus calles te toparás con casas de colores, callejones pintorescos, escaleras e iglesias antiguas. Entre las paradas imperdibles se encuentran Villa Melzi y Villa Serbelloni, que son los símbolos de Bellagio y son famosos en todo el mundo por su esplendor y sus cuidados jardines.

También hay numerosos paseos en barco partiendo de Bellagio para dar la vuelta al lago.

Finalmente, también puedes llegar fácilmente al pueblo de Lezzeno, donde se encuentra el famoso Puente del Diablo.

Lecco

Es la ciudad que da nombre al brazo oriental del lago de Como, y los italianos recuerdan aquí al célebre Alessandro Manzoni y su novela Los novios, que escribió inspirándose en estos lugares.

Hay numerosos monumentos importantes en Lecco, incluida la Basílica de San Nicolò con el campanario, el símbolo de la ciudad y llamado «il matitone», el Palazzo delle Paure, Villa Manzoni, que fue la residencia paterna del escritor y hoy el museo Manzoni, la Iglesia dei Santi Vitale y Valeria, considerada la parroquia de Don Abbondio (en la novela).

Finalmente, el Puente Azzone Visconti, construido en la época del Renacimiento, sirvió para conectar Lecco con el Ducado de Milán, y todavía hoy representa el acceso a la ciudad para quienes llegan desde Milán o Como.

Cernobbio

Cernobbio se encuentra en la costa occidental y tiene un territorio en gran parte montañoso. Se eleva hasta tocar los 1.300 msnm con el Monte Bisbino, al que también se puede llegar por un antiguo camino de carruajes.

Este pueblo, como todos los que caracterizan al lago de Como, está lleno de prestigiosas villas y vistas encantadoras. Villa Erba es la más famosa, construida en 1898, es un extenso complejo, rodeado por un gran parque, que consta de casa señorial, casa de huéspedes, invernaderos, muelle, establos y casas de servicio.

Fue la residencia del director Luchino Visconti a quien le encantaba pasar sus vacaciones de verano aquí. Otra joya de Cernobbio es Villa d’Este, que data del siglo XVI y en 1873 se convirtió en un hotel de lujo con muebles principescos y un hermoso jardín italiano con vista al lago.

Pero no solo eso, la ciudad también atrae a los entusiastas del trekking, ya que desde aquí comienza una de las rutas de senderismo más populares de Italia, la Via dei Monti Lariani, que serpentea por más de 100 km a una altura entre 600 y 1200 metros.

Isla Comacina

No es una ciudad real, sino una franja de tierra completamente rodeada por el lago de Como. Se encuentra en el municipio de Tremezzina y se puede llegar en taxi lancha en pocos minutos desde Ossuccio, una fracción del municipio.

Es famosa sobre todo por los restos de la Iglesia de Sant’Eufemia , que data del siglo XI y se considera uno de los monumentos más representativos del románico de Como. La división con tres naves y tres ábsides, la hermosa cripta y el pórtico del ala delantera aún son visibles.

También son dignas de ver las tres Casas para Artistas, construidas en 1940 por el arquitecto Pietro Lingeri, que estaban destinadas a acoger artistas, pintores, escultores y escritores en busca de inspiración por breves períodos.

Brunate

A Brunate se puede llegar con el funicular de Como, un verdadero atractivo inicialmente concebido para la rica burguesía milanesa, propietaria de las prestigiosas villas ubicadas en este pueblo a casi 800 metros sobre el nivel del mar.

A lo largo de los años, el público que visita esta zona se ha internacionalizado progresivamente y hoy en día turistas de todo el mundo aprovechan este medio.

Conocido por sus villas Art Nouveau, «El balcón de los Alpes», como se suele llamar a Brunate, puede ser admirado siguiendo un camino peatonal, que permite disfrutar de una vista espectacular de los Alpes occidentales, el valle del Po y los Apeninos.

Son características las pequeñas iglesias del pueblo y las estrechas calles del centro histórico, enriquecidas por portales de piedra y varios patios.

Laglio

La ciudad de Laglio tiene solo 905 habitantes, y es aquí donde el famoso actor George Clooney compró una villa. Se extiende en la orilla occidental del lago y se encuentra exactamente en la ruta de la antigua calzada romana Via Regina que conectaba Como con Chiavenna.

Aquí debes ver la Iglesia de San Giorgio y Villa Oleandra construida en el siglo XVIII, ahora propiedad de verano de Clooney.

Toda la ciudad es perfecta para pasear gracias al paseo junto al lago y las colinas circundantes plantadas con viñedos y olivares que ofrecen una vista impresionante. Además, la zona de Monte di Torriggia es ideal para los observadores de aves; aquí se pueden admirar los halcones y las olas migratorias de bandadas que se dirigen a Suiza y el norte de Europa.

Varenna

El pueblo de los enamorados. Si el lago de Como ya ofrece cierto encanto, Varenna ofrece uno más especial. Está a 30 minutos de la ciudad de Lecco, y también se puede llegar en barco a través del lago desde el lado opuesto, desde Bellagio.

En el pasado fue un pequeño pueblo de pescadores, con el dominio de las familias Visconti y Sforza, y pronto se convirtió en uno de los pueblos más ricos de Lombardía, con un rico patrimonio artístico.

Si lo visitas con tu pareja, el Paseo de los Enamorados es perfecto para pasear en plan romántico.

También merece la pena visitar Villa Monastero, la Iglesia de San Giorgio y la Iglesia de San Giovanni Battista que dan a la plaza central considerada el corazón de la ciudad.

En resumen

Como puedes ver, son muchas las cosas que puedes ver en el lago de Como, por lo que te recomendamos que, si estás planeando un viaje a esta encantadora región del norte de Italia, elijas los puntos que más te atraigan y empieces a organizarte.

Artículos relacionados

Deja un comentario