Conociendo el castillo del Rey Loco y el palacio de Linderhof

Alemania cuenta con una enorme cantidad de castillos, uno más espectacular que el otro. Algunos de ellos están relacionados con la figura de Luis II de Baviera, conocido popularmente como el Rey loco. El más popular de estos castillos, conocido como el Castillo del Rey loco, es el castillo de Neuschwanstein, un lugar que vale mucho la pena visitar.

Historia del rey loco

Estuviera realmente «loco» o no, la pasión del rey Luis II por la construcción de castillos lo llevó a su misteriosa muerte.

El excéntrico y generoso rey Luis II de Baviera, o el «Rey loco», como lo llamarían los libros de texto, fue considerado un lastre mientras estuvo en vida, pero en los 125 años transcurridos desde su muerte, su legado de construcción de castillos, particularmente en Neuschwanstein, Linderhof y Herrenchiemsee, ha atraído a millones de visitantes al sur de Alemania.

Ludwig era un joven alto y apuesto de 18 años cuando accedió al trono de la Baviera independiente en 1864. No le gustaba la política y luchaba por reconciliar su intensa fe católica con su creciente atracción por los hombres. Su solución fue retirarse de la sociedad y sumergirse en el mundo de los libros, la poesía y la música, en particular la ópera wagneriana, siendo el propio Wagner un amigo personal.

Mientras tanto, sus opiniones sobre la monarquía, que pronto llegaría a su fin en Alemania, fueron un retroceso a una era más gloriosa que ya había pasado. En particular, idolatró a Luis XIV, el Rey Sol francés, e hizo construir su palacio de Herrenchiemsee en una isla en el lago Chiemsee (sureste de Munich) en un intento de emular el Palacio de Versalles.

Conociendo el Castillo del Rey loco

Castillo de Neuschwanstein

La ciudad medieval de Füssen, al suroeste de Munich, es la ubicación de su creación más famosa, el castillo de Neuschwanstein, el prototipo que Walt Disney usó para el Castillo de la Bella Durmiente. 

El Castillo de Neuschwanstein es la obra maestra de Ludwig, que ha dado lugar a millones de postales gracias a ser, básicamente, un castillo fabuloso encaramado sobre una roca que emerge del medio del bosque.

Sus torretas, picos, ventanas a dos aguas y muros derrumbados se asoman a lagos y prados distantes, y es el ejemplo ideal del castillo que uno imagina para un caballero medieval, a pesar de tener poco más de un siglo de antigüedad. En el interior, su «caballero medieval» instaló electricidad y lavabos, por lo que de medieval tenía poco.

Los accesorios y decoración del castillo del Rey Loco de Neuschwanstein no son convencionales. No hay retratos ni reliquias familiares que adornan las paredes. En cambio, Ludwig lo hizo decorar con frescos de escenas de Wagner, y el gigantesco Singer’s Hall fue diseñado para la ópera, generalmente para una audiencia de uno. De hecho, solo 16 de las 110 habitaciones interiores de Neuschwanstein se completaron cuando murió. Su base principal, cuando no estaba en Munich por asuntos oficiales, era su otro Schloss de la Alta Baviera, el palacio de Linderhof, a poco más de 15 km de distancia en línea recta.

El palacio de Linderhof

Castillo de Neuschwanstein y Palacio de Linderhof

Linderhof es un palacio dedicado más a los interiores que al exterior. 

En el interior, es la obra más completa de todas las que el Rey loco llevó a cabo. Es un tesoro en forma de edificio que está tan extravagantemente untado con hojas de oro y porcelana pintada que los visitantes no están seguros de si reír o llorar. 

La habitación más asombrosa es el dormitorio, de nuevo un homenaje a Luis XIV, que solía celebrar audiencias oficiales en su dormitorio. La cama de Ludwig está decorada con paisajes de unas cascadas sobre porcelana de Meissen, algo tan extravagando como llamativo. 

Pero Ludwig no tenía nada que ver con Luis XIV. Él no deseaba tener a toda su corte a su lado todo el tiempo. Era más feliz rodeado de animales que de su séquito. Tanto es así que el comedor del palacio tiene una mesa solo lo suficientemente grande para uno

Inevitablemente, el rey llegó a un final misterioso. Fue detenido una mañana temprano en Neuschwanstein por una delegación estatal encabezada por un psiquiatra, que lo declaró enfermo mental. Se lo llevaron y lo pusieron bajo arresto domiciliario a orillas del lago Starnberg. A la mañana siguiente, lo encontraron ahogado en las aguas poco profundas del lago, con el cuerpo del psiquiatra junto a él. En ese momento se sugirió que había estrangulado a este último y luego se había suicidado, pero como el resto de su vida, todo suena bastante descabellado.

Tour privado por Munich
Excursión privada desde Múnich
Free tour Munich

¿Cómo consigo entradas para visitar el Castillo del Rey loco?

Si deseas visitar el castillo de Neuschwanstein, debes reservar una visita guiada; no puedes ingresar al castillo por tu cuenta, aunque puedes verlo desde el exterior sin comprar los boletos del tour.

Puedes contratar el tour por adelantado en línea o en el centro de venta de boletos el día de tu visita.

Artículos relacionados

Deja un comentario