La Capilla de los Médici, arte y poder en la antigua Florencia

La Capilla de los Médici forma parte del conjunto monumental de San Lorenzo. La iglesia de San Lorenzo fue la iglesia oficial de los Médici desde su época como residentes privados en su palacio en Via Larga (ahora vía Cavour), convirtiéndose más tarde en el mausoleo que alberga a la mayor parte de la familia.

Giovanni de Medici (fallecido en 1429) fue el primero que quiso ser enterrado allí con su esposa Piccarda en la pequeña sacristía de Brunelleschi.

Posteriormente, su hijo Cosme el Viejo, fue enterrado en el cruce de la iglesia.

El proyecto de una tumba familiar se concibió en 1520 cuando Miguel Ángel comenzó a trabajar en la Nueva Sacristía, correspondiente a la Antigua Sacristía de Brunelleschi, al otro lado de la iglesia. Fue sobre todo el cardenal Giulio de ‘Medici, futuro Papa Clemente VII, quien quiso erigir un mausoleo para ciertos miembros de su familia.

La arquitectura se completó en 1524, sus paredes blancas y el interior de pietra serena se basaron en los diseños de Brunelleschi. La Capilla de los Médici a la que se accede por la parte trasera de la Iglesia de San Lorenzo, se divide en tres partes diferenciadas: la cripta, la Cappella dei Principi (Capilla de los Príncipes) y la Nueva Sacristía.

La Cripta de la Capilla de los Médici

La cripta es la parte donde los miembros menores de la dinastía fueron enterrados sin ceremonias. En el s.XIX se puso en orden y ahora incluye numerosas losas funerarias.

Ubicada debajo de la Cappella dei Principila cripta es un espacio abovedado que alberga el área de recepción y una exposición permanente con el Tesoro de San Lorenzo, compuesto por relicarios, objetos litúrgicos, cristal de roca y jarrones de piedras semipreciosas, platas y otras piezas de arte aplicado donadas por los Médici a la parroquia.

La Cripta Lorenese es una segunda cripta más pequeña, que alberga las tumbas de la familia Medici-Lorena y el monumento funerario de Cosme de Médici el Viejo (1467) de Andrea del Verrocchio. Este espacio está en obras de renovación y actualmente está cerrado al público.

La Nueva Sacristía de la Capilla de los Médici

La Nueva Sacristía fue construida por Miguel Ángel entre 1520 y 1534 y es un recordatorio de que los Medici eran mecenas ilustrados. Miguel Ángel trabajó en las esculturas de los sarcófagos, pero las únicas realmente terminadas fueron las estatuas de los duques Lorenzo y Giuliano, las alegorías de Amanecer y AnochecerNoche y Día y el grupo de la Virgen y el Niño que se ubican sobre el sarcófago de los dos «magnifici» y que están flanqueado por los Santos Cosme y Damián. Estos últimos fueron ejecutados por Montorsoli y Baccio di Montelupo, alumnos de Miguel Ángel.

Como resultado de la compleja historia de la capilla y su elaborado simbolismo, se han hecho muchas interpretaciones de sus esculturas en la Nueva Sacristía. La figura de la noche se considera una de las mejores obras de Miguel Ángel. En 1976, en un pequeño espacio bajo el ábside y las sacristías de la iglesia se descubrieron numerosos dibujos y bocetos ejecutados en las paredes. Estos dibujos, cincuenta y seis en total, muestran piernas, pies, cabezas y máscaras, y pueden estar relacionados con las estatuas y la arquitectura de la sacristía.

La Capilla de los Príncipes

La Capilla de los Príncipes fue construida por el arquitecto Matteo Nigetti (1560-1649) en 1604-1640 según los diseños de Don Giovanni de Médici, un miembro de la familia que practicaba la arquitectura de forma semiprofesional. El mausoleo es un raro ejemplo en Florencia del estilo barroco, y su enorme cúpula y su lujoso interior fueron concebidos como monumentos a la grandeza de los Médici.

Su suntuoso interior octogonal fue concebido para albergar los grandes sepulcros ducales y está completamente revestido con piedras duras o mármol, principalmente de origen extranjero; los sarcófagos principescos se completan con estatuas de bronce de los Grandes Duques colocadas en nichos. La ejecución de la incrustación en piedras duras duró tres siglos; el proceso de revestimiento de las paredes, realizado principalmente en los siglos XVII y XVIII, estuvo plagado de problemas debido a las dificultades que presentaban los materiales para ser trabajados y su altísimo coste económico.

Seis de los Grandes Duques Medici están enterrados en la Capilla de los Príncipes.

La cúpula debería haber tenido originalmente una cubierta interna de lapislázuli, pero quedó incompleta al final del período Médici y fue pintada al fresco en 1828 por Pietro Benvenuti con escenas del Antiguo y el Nuevo Testamento bajo el mando de la casa reinante de Lorena.

Información importante para visitar la Capilla de los Médici

  • Horario: Lunes a domingo 8:15 a 14:00 h.
  • Valor de la Entrada: 8 €.
  • Dirección: Piazza Madonna degli Aldobrandini, 6.
  • Cómo llegar: Autobús línea C1, parada San Lorenzo.
  • Web oficial: AQUÍ

Hasta aquí llega este repaso por la Capilla de los Médici, un lugar absolutamente único que refleja el poder que supo tener esta familia durante lo que duró su dinastía. Esperamos que te haya gustado y que te sirva para preparar tu visita. Si así fue, no dejes de compartirlo

¿Has estado ya en la Capilla de los Médici? Deja un comentario aquí abajo y cuéntanos tu experiencia.

Artículos relacionados

Deja un comentario