El Bastión de los Pescadores en Budapest

Una de las principales atracciones turísticas de Budapest es el Bastión de los Pescadores. A simple vista puede parecer una fortaleza cargada de historia, pero la realidad es que se construyó para brindar maravillosas vistas. ¡Y vaya que lo han logrado!

Con aproximadamente 140 metros de largo, este edificio ornamental se construyó como complemento de la Iglesia de Matías, que está pegada al complejo. 

Durante la construcción del Bastión se descubrió la Capilla subterránea medieval de San Miguel, que hoy es parte del mismo Bastión. 

Si estás planeando tu viaje a Budapest, tienes que hacer un espacio en tu lista de cosas por ver para incluir esta maravilla arquitectónica. Si quieres saber más sobre el Bastión de los pescadores, solo tienes que seguir leyendo. 

Free tour por Budapest
Paseo en barco por el Danubio
Free tour por el castillo de Buda

Construcción del Bastión de los Pescadores

El Bastión de los Pescadores se erigió entre los años 1895 y 1902 para celebrar los 1000 años de existencia del estado húngaro. Se construyó sobre las estructuras defensivas existentes que estaban en las colinas del Castillo de Buda. Lo diseñó con un estilo neorrománico (de la época medieval temprana) el arquitecto Frigyes Schulek. 

La idea era construir algo comunitario para que los ciudadanos puedan apreciar mejor las excelentes vistas sobre la ciudad y el Danubio. Es por eso que se construyó pensando en la amplitud, las vistas y la comodidad de los transeúntes. 

La edificación cuenta con siete torres, relacionadas profundamente con la historia de Hungría. Según la leyenda, Hungría fue fundada por siete tribus magiares: Nyék, Megyer, Kürt-gyarmat, Tarján, Jenő, Kér y Keszi. A su vez, a esas tribus las guiaron sus 7 líderes: Álmos, Elod, Kond, Tas,  Huba, Töhötöm y Ond. Cada una de las torres del Bastión de los Pescadores tiene a uno de estos siete caciques que llegaron con su tribu a la actual Hungría, para asentarse alrededor del año 895. 

Bastion de los pescadores Budapest - San Esteban

En el medio del Bastión hay una estatua ecuestre de San Esteban, el primer rey húngaro alrededor del año 1000.

Las escaleras que conducen al bastión ya te hacen una idea de lo que estás por ver, son absolutamente grandiosas. Con una hilera de estatuas a cada lado en todo el largo de sus escalones, te conducen a una de las mejores vistas de Budapest que puedas conseguir. 

El Bastión de los Pescadores no salió ileso de la Segunda Guerra Mundial, ya que sufrió grandes daños en sus torres de observación. Sin embargo, fue rápidamente restaurado por el hijo del arquitecto original, Janos Schulek. 

Durante la ocupación soviética, se colgó una estrella roja en las paredes del Bastión con vistas al lado de Pest, para recordarles a los habitantes de la ciudad por quienes estaban dominados. 

¿A qué se debe el nombre Bastión de los Pescadores?

Nadie lo tiene demasiado claro, ya que hay varias hipótesis dando vueltas. Una de ellas es que su nombre se debe a los pescadores que vivían y trabajaban en Watertown, la ciudad que estaba ubicada justo debajo del Bastión. La leyenda cuenta que el gremio de los pescadores defendió los muros en tiempos de conflictos bélicos.

Una segunda conjetura indica que el nombre se debe al mercado de pescado ubicado en la iglesia de Matías.

Como ninguna está comprobada, puedes elegir la que más te agrade como cierta 😉

Tour nocturno por Budapest
Budapest Card
Tour privado por Budapest con guía en español

¿Cómo llegar hasta allí?

Si quieres admirar las maravillosas escaleras, te conviene subir a pie desde el lado de Buda que está separado de Pest por el Danubio. 

Si prefieres evitar el ejercicio, podrás tomar un funicular cuya parada se encuentra muy cerca del Puente Széchenyi. El funicular te llevará hasta el Castillo de Buda, y de ahí solo tienes que hacer un corto trayecto hasta llegar al Bastión.

¿Merece la pena visitar el Bastión de los Pescadores?

Definitivamente. Desde aquí obtendrás las vistas más maravillosas de todo el sitio Patrimonio Mundial de la UNESCO en Hungría: el Danubio, el Puente de las Cadenas, el Parlamento, Castle Hill y el Gresham Palace.  

Un momento ideal para visitarlo es al atardecer, que te regalará una hermosa puesta del sol y verás cómo de a poco se van encendiendo las luces de la ciudad de Pest. 

Bastion de los Pescadores Budapest - Exterior

Además, dentro del complejo encontrarás un hermoso restaurante de lujo donde podrás comer algo disfrutando de las vistas. 

Por la cercanía con la Iglesia de Matías y el Castillo de Buda, el Bastión de los Pescadores es un sitio ideal para visitarlo en una excursión combinada o el mismo día que recorres los otros sitios.

Iglesia de Matías

La Iglesia de Matías, complemento del Bastión de los Pescadores, es tal vez la iglesia católica romana más famosa de Budapest y la más visitada.

La primera iglesia que se ubicó en este lugar fue fundada por San Esteban, rey de Hungría en 1015. Este edificio original lo destruyeron los mongoles en 1241, y el actual se construyó entre los siglos XIII y XV, y se renovó completamente en el siglo XIX. 

Fue la segunda iglesia más grande de Buda medieval y la séptima iglesia más grande del Reino medieval de Hungría.

Originalmente nombrada en honor a la Virgen María, como «La Iglesia de María» y «La Iglesia de Nuestra Señora», la Iglesia de Matías cambió su nombre en honor al Rey Matías en el siglo XIX, quien ordenó la transformación de su torre sur original.

Concierto en la Basílica de San Esteban
Crucero con cena y música en vivo 20:00h
Tour en scooter por Budapest

Lugar de celebraciones y acontecimientos importantes de la historia

La iglesia ha dado lugar a grandes acontecimientos, como la coronación del último rey de los Habsburgo, Carlos IV, y los dos casamientos del rey Matías.

La iglesia también fue la ubicación de la «Maravilla de María». En 1686, durante el asedio de Buda por parte de la Liga Santa, un muro de la iglesia se derrumbó debido al fuego de cañón, y apareció una  vieja estatua de la Virgen detrás de ella. Cuando la escultura de la Virgen María apareció ante los musulmanes que oraban, la moral de la guarnición se derrumbó y la ciudad cayó el mismo día.

A finales del siglo XIX la iglesia se renovó completamente respetando su estilo neogótico, y el arquitecto fue nada más y nada menos que Frigyes Schulek, el mismo arquitecto del Bastión de los Pescadores. 

Durante la Segunda Guerra Mundial, al igual que el Bastión, la iglesia sufrió graves daños. Se utilizó como campamento por los alemanes y los soviéticos en 1944-1945 durante la ocupación soviética de Hungría. El órgano, que había sido destruido durante la guerra, fue actualizado y santificado en 1984.

Hoy en día, también alberga el Museo de Arte Eclesiástico que comienza en la cripta medieval y conduce a la Capilla de San Esteban. La galería contiene una serie de reliquias sagradas y tallas de piedra medievales, junto con réplicas de la corona real húngara y joyas de la coronación.

Gracias a su acústica, en la iglesia de San Matías también suelen brindarse conciertos de órgano y música clásica. 

Bastion de los Pescadores Budapest - Iglesia de Matias

Hasta aquí nuestro repaso por el Bastión de los Pescadores en Budapest. Definitivamente, un lugar que debes visitar si o si en tu viaje a la ciudad. Esperamos que este artículo te haya servido para planearlo, y si así fue, ¡no dudes en compartirlo!

Artículos relacionados

Deja un comentario