Salar de Uyuni, donde cielo y tierra se unen

El salar de Uyuni en Bolivia es el desierto de sal más grande del mundo.

Con paisajes infinitos definidos por los colores azul y blanco, volcanes de cinco o seis mil metros de altura, vistas de lagunas repletas de flamencos y paisajes surrealistas como la luna, el salar de Uyuni te dejará sin aliento. 

Esta área es muy importante para un país como Bolivia, ya que el salar de Uyuni genera ingresos de tres fuentes diferentes. La primera es el turismo, la segunda es la recolección de sal y la tercera fuente es el litio.

Bolivia posee casi la mitad de las reservas de litio conocidas del mundo, que se utiliza como un componente fundamental de las baterías eléctricas. 

¡Es muy probable que la batería de algunos de tus dispositivos electrónicos contenga litio del salar de Uyuni!

Si quieres conocerlo de la mejor manera, hay tours de 3 o 4 días que no te puedes perder mientras viajas por Sudamérica.

Si no dispones de tanto tiempo para dedicarle al salar, entonces lo mejor será la excursión de un día.

Cómo ir al salar de Uyuni desde La Paz

La opción más popular es hacer base en el pueblo de Uyuni, que es también desde donde parten las excursiones. 

Para llegar a Uyuni, lo más común es viajar desde la ciudad más grande de Bolivia, La Paz, en autobús nocturno. Es un viaje de 9 horas y el boleto de un coche cama cuesta alrededor 17€. También se puede llegar sin problemas desde otros destinos principales de Bolivia, como Sucre, Potosí o Tupiza.

El pueblo también cuenta con el aeropuerto internacional La Joya Andina.

Si prefieres alquilar un coche, la distancia desde La Paz son 548 kilómetros, que te llevarán alrededor de 8 horas de viaje recorrerlos.
Desde Sucre el camino es un poco más corto; 359 kilómetros que se recorren en casi 6 horas. De camino pasarás por la localidad de Potosí, que merece una buena visita, por lo que puedes parar a descansar allí antes de continuar camino hacia Uyuni y su salar.

Dónde dormir en el Salar de Uyuni

Encontrarás una gran cantidad de hoteles en Uyuni, todos a precios razonables y convenientemente ubicados.
El pueblo es realmente muy pequeño, no hay una zona que se destaque sobre otra, por lo que los precios no varían demasiado más allá de lo razonable según las características y categoría de cada establecimiento.  

Recorrer el Salar de Uyuni

Hacer el tour es realmente la opción más popular (y la más conveniente), pero sabemos que hay almas más aventureras que prefieren recorrer las salinas de manera independiente. Esto requiere un poco de planificación, y en algunos casos, mejores condiciones físicas :P.

En caso de que viajar en grupo no sea lo tuyo, puedes explorar el Salar de Uyuni en transporte público. Esto puede ser un desafío, ya que este tipo de transporte es escaso y la frecuencia es muy espaciada y poco confiable. Independientemente de esto, sí existen algunos buses, y si la paciencia es uno de tus puntos fuertes, te animamos a intentarlo, podemos asegurarte que la experiencia será absolutamente diferente..

Otra forma de viajar por el Salar de Uyuni de forma independiente es en bicicleta. Sin embargo, debes ser un ciclista experimentado para disfrutarlo. No solo andarás en bicicleta varios cientos de kilómetros en una llanura interminable, sino que también debes llevar todo tu equipo, y el fuerte sol y el viento pueden hacer que tu día sea bastante difícil.
Algunas partes, especialmente las cercanas a las fronteras con Chile, son difíciles de recorrer y la altitud es devastadora. 

No es que queremos interferir en tus planes, pero mejor saber a qué atenerse.

Qué hacer y ver en el Salar de Uyuni

Si tomas el tour de un día o dispones de un día para ir al Salar de Uyuni de manera independiente, el tiempo te alcanzará para recorrer las salinas y tal vez ver la isla Incahuasi y los ríos de sal, entre otros puntos de interés. Además contemplarás unas de las puestas de sol más espectaculares que hayas visto.

En cambio, si tomas el tour de tres días o dispones de más tiempo para conocer el salar de manera independiente, el recorrido es aún más fascinante. Aquí te dejamos una lista de lo que ver en tres días en el Salar de Uyuni.

Cementerio de trenes

La primera parada, a solo 5 minutos en coche de Uyuni, es el antiguo cementerio de trenes, donde aparcaron para siempre trenes y locomotoras desde finales del siglo XIX.

Dicho así puede sonar bastante aburrido, pero te sorprenderás gratamente, ya que los trenes antiguos en combinación con el cielo azul son lo suficientemente fotogénicos como para mantenerte ocupado durante aproximadamente media hora. El único inconveniente es que todos los tours pasan por aquí al principio y el lugar se llena de gente.

Colchani

En el tour, este es el típico pueblo local en el que se hace una parada para que hagas alguna compra. Se trata de una pequeña comunidad indígena donde además tendrás la oportunidad de aprender sobre el proceso de elaboración y recolección de sal.

Bolivia es un orgulloso anfitrión del Rally Dakar, por lo que no puedes perderte el gran Monumento Dakar que se encuentra al borde de las salinas.

Salar de Uyuni - Dakar

Salar de Uyuni

Luego de la parada en Colchani llega el momento más esperado: te adentrarás en el desierto de sal. No podrás imaginar la inmensidad del lugar hasta que te encuentres bajo el duro sol del Salar de Uyuni

La sal crujiente bajo tus pies, el cielo azul y nada cercano a tu alrededor, seguramente será experiencia inolvidable. También es un lugar donde puedes jugar con la perspectiva y tomar muchas fotos divertidas.

Aquí debes explorar todos sus rincones y visitar algunos de los lugares más destacados, como los Ojos de Sal, que son las salidas de los ríos subterráneos que fluyen bajo el Salar de Uyuni, las Pilas de Sal (montículos) o el primer hotel de sal en ser construido. 

Isla Incahuasi 

A varios kilómetros de la nada, se levanta la Isla Incahuasi. Un lugar sagrado para los lugareños, una maravilla natural desde donde se pueden ver las llanuras a través de una perspectiva diferente y también contemplar los altos cactus absolutamente maravillados.

Atardecer en el Salar de Uyuni  

Si vas a visitar el Salar de Uyuni no puedes perderte su atardecer, te aseguramos que no vas a arrepentirte. Si visitas el salar con un tour, seguramente el guía haga una parada para disfrutar de uno de los atardeceres más increíbles que vayas a ver en tu vida.

Salar de Chiguana 

Es verdad que en comparación con el salar de Uyuni, el de Chiguana no tenga tanta fama ni repercusión, pero sigue siendo un lugar muy fotogénico con vías de tren y volcanes alrededor.

Volcanes

Los volcanes son piezas indispensables de la lejanía en el desértico salar de Uyuni. Allí disfrutarás de las vistas de varios volcanes de más de 5000 metros de altura.

Lagunas 

En tu camino, ya sea de ida o de vuelta, pasarás por varias lagunas de colores, pero dos de ellas se destacan en particular: la Laguna Colorada con su color rojo y la Laguna Verde, con el Volcán Licancabur elevándose detrás.

Flamencos

Miles de flamencos (y tres especies) llaman hogar a las lagunas y al altiplano que se extiende entre Bolivia y Chile. Te recomendamos que, si tienes, no olvides llevar binoculares para apreciar la espectacularidad de estas hermosas aves.

El geiser Sol de Mañana

El aire enrarecido y el fuerte olor a azufre indican que acabas de llegar a un géiser. El vapor sale constantemente de las rejillas de ventilación y con el sol detrás crea un ambiente espectacular.

Qué saber antes de viajar al salar de Uyuni

El Salar de Uyuni es el salar más grande del mundo y también el mayor productor de litio del mundo, pero esos hechos no son las únicas cosas inusuales de este destino. Aparte de eso, el Salar de Uyuni, que se extiende sobre 10 000 kilómetros cuadrados, se encuentra bastante alto sobre el nivel del mar, a 3.656 metros para ser precisos. 

Aunque el recorrido no es físicamente exigente, debes tener en cuenta que si haces el tour de tres días, los pasarás en la altura. Con esto en mente, es necesario entender que deberás ajustar tus hábitos por un tiempo: no comer comidas pesadas, mantenerte [email protected] y, en lo posible, no beber alcohol. 

Es mejor dormir al menos una noche en Uyuni antes de iniciar el viaje, para aclimatarse adecuadamente. El punto más alto del recorrido es un géiser a 5000 metros de altura, por lo que no deberías tomarte la caminata a broma. Es bastante alto para personas no aclimatadas, y especialmente para aquellos que nunca han estado en la altura antes y no saben qué esperar. 

El mal de altura es algo muy molesto y te hace sentir realmente mal, por lo que no debes subestimar estos consejos. Tómatelo con calma 😉

Cuántos días dedicarle al Salar de Uyuni

El recorrido más común dura tres días y dos noches, pero los viajeros más centrados en el presupuesto o las personas sin suficiente tiempo asignado para Bolivia pueden elegir solo un viaje de dos días o incluso un recorrido de un día

A continuación encontrarás otra opción para visitar el salar de Uyuni, en este caso de dos días, que incluye la visita al volcán Tunupa

En caso de que desees ver el Salar de Uyuni rápidamente y en su mejor momento, existe la posibilidad de unirte al tour al amanecer o al atardecer y regresar a Uyuni en un par de horas

También puedes conocerlo de noche, en uno de los tours más fascinantes: observando las estrellas en el desierto de sal. ¿Te lo imaginas?

Si el dinero o el tiempo no son un límite, puedes realizar un recorrido por más días y explorar el área de forma más profunda.

Consejos para tu visita al salar de Uyuni

• Asegúrate de empacar protector solar, gafas de sol, gorro y bálsamo labial con protector solar (el sol en las salinas es increíblemente fuerte).

Vístete en capas. Pasarás del calor extremo a bastante frío luego del atardecer: camiseta, camiseta de manga larga y una chaqueta de pluma son las mejores opciones. Por supuesto, calzado cómodo y preparado para gastar y llenarse de polvo y sal. 

Empaca también toalla y traje de baño, ya que en algunos tours se incluyen piscinas naturales de agua caliente. 

Lleva efectivo contigo, ya que en el salar no hay cajeros automáticos.

• No olvides llevar mucha agua y algunos bocadillos en caso de que las comidas que incluya el tour no te sean suficiente. Si consigues, lleva caramelos de coca, a mucha gente le resultan útiles para combatir el mal de altura.

• No tenemos que decírtelo, pero puedes ser distraído: no olvides tu cámara de fotos. El paisaje es tan surrealista que querrás capturar mil imágenes, por lo que también te recomendamos llevar una batería extra o un cargador portátil.

¿Cuándo es el mejor momento para visitar salar de Uyuni?

El salar de Uyuni es un destino apto para visitar durante todo el año. Siempre te esperará con cielos azules, en su mayoría despejados. El invierno, o estación seca, es de mayo a octubre. Por lo general, no llueve en absoluto, pero hace frío (bajo cero) durante la noche.

Si eres amante de la fotografía y quieres realizar las típicas fotos de los reflejos de las salinas, podrás hacerlo durante la temporada de lluvias, de noviembre a marzo.

La mayor probabilidad de capturar este tipo de fotos es en febrero, cuando llueve más y las salinas (o sus partes) están cubiertas de agua. La desventaja durante ese tiempo es que no se puede conducir por el Salar de Uyuni ya que puede ser peligroso y todos los recorridos se detienen solo en el borde de los llanos.

Hasta aquí llega nuestro repaso por el Salar de Uyuni y todo lo que tienes que saber sobre él. Esperamos que el artículo te haya gustado y te sirva para preparar tu viaje a este increíble destino. Si así ha sido, ¡no olvides compartirlo!

Artículos relacionados

Deja un comentario