¿Qué ver en Esmirna y Éfeso?

Mucho menos conocidas que Estambul, Ankara o Antalya, y con muy poca distancia entre sí, hay mucho que ver en Esmirna y Éfeso.

Esmirna, también conocida como Izmir, es la tercera ciudad del país con casi 3 millones de habitantes y es conocida como la ciudad de oriente más occidental. ¿Por qué? Lo notarás en sus calles, con muchas mujeres que no llevan velo, se sirve alcohol en muchas terrazas y la gente se reúne a la orilla del mar a beber cerveza. Costumbres que como sabes, no se dan mucho en esa parte del mundo.

Esto no quita que una gran parte de la población es musulmana y verás varias mezquitas en la ciudad.

Éfeso, es una antigua ciudad griega ubicada a una hora en coche de Esmirna, y atrae a más de un millón de visitantes al año. Su principal atracción son las ruinas de la antigua ciudad, pero hay mucho más por descubrir.

Entonces, si quieres saber que ver en Esmirna y Éfeso, continúa leyendo que te lo contaremos en detalle.

¿Dónde queda Esmirna?

Esmirna es una de las ciudades más occidentales de Turquía. También se trata de uno de los asentamientos más antiguos de la región del mar Mediterráneo. Se encuentra al suroeste de Estambul, a una distancia de poco más de 400 kilómetros. Si pudieras cruzar el mar Egeo en línea recta, llegarías directamente a Atenas.

¿Qué ver en Esmirna?

Es una ciudad con más de 8000 años de historia, y lo verás en su rico patrimonio cultural que incluye excavaciones y monumentos arqueológicos, incluso uno reconstruido por Alejandro Magno. Pero también se presenta como una ciudad costera y relajada, con un ritmo por mucho más tranquilo que el que puedes encontrar en Estambul. Su ambiente distendido, la gastronomía local y la mezcla de culturas hacen Esmirna una ciudad digna de ser visitada.

A continuación, te contamos varias de las cosas que ver en Esmirna y Éfeso

Plaza Konak y Torre del Reloj

La plaza Konak está ubicada en el centro de Esmirna, por lo que seguramente sea tu primera parada del itinerario.

En ella encontrarás la Torre del Reloj, insignia de la ciudad, construida en el año en conmemoración al 25° aniversario de la sucesión del trono del sultán Abdulhamitt II. Los 4 relojes que se encuentran en las paredes de la torre, fueron un obsequio del emperador alemán Wilhelm II.

La plaza Konak es también la puerta de acceso al antiguo bazar, y el centro de conexiones de los medios de transporte de Esmirna. 

Bazar Kemeralti

Como en todos los mercados de Turquía, en el bazar principal de Esmirna predominan los olores, los colores y las multitudes. Perderte por las callejuelas del bazar es algo que deberás experimentar, y puedes aprovechar la visita para comprar algún recuerdo.

Los comerciantes, insistentes pero amables, gritarán entre ellos y te invitarán entusiasmados a que hagas alguna compra, o por lo menos a intentar convencerte. Así no les compres nada, ellos estarán felices de charlar contigo y tú podrás aprovechar la oportunidad para conocer un poco de su cultura.

En el mercado Kemeralti también tendrás la oportunidad de probar la gastronomía local, desde aceitunas de colores nunca vistos, hasta verduras secas, tés o muchas, muchas especias. Sus calles también están repletas de sitios donde puedes probar el café turco junto con bocadillos típicos, joyerías y tiendas de artesanías.

Ágora de Esmirna

El ágora de Esmirna es hoy un museo al aire libre, y es una de las pocas ágoras en el mundo que quedaron construidas dentro de una gran ciudad. Data del siglo IV a.C., fue destruida por un terremoto en el año 178 a.C., y vuelta a construir por el emperador romano Marco Aurelio.

Aquí se pueden admirar los restos de la antigua ciudad de Esmirna, como la basílica, algunas columnas, arcos, grafitis y los canales de agua construidos por los romanos.

Aunque varios de los descubrimientos que se hicieron en las excavaciones hoy se exhiben en el Museo Arqueológico y el Museo de Arte e Historia, merece la pena visitarlo. Las ruinas del mercado greco-romano te transportan a los días históricos en los que Esmirna era una parada importante en la Ruta de la Seda.

Para visitar el ágora de Esmirna deberás pagar una entrada de alrededor de 2 euros.

Tour de 2 días por Éfeso, Afrodisias, Laodicea y Şirince
Tour por Esmirna
Excursión a Éfeso

Muelle de Konak

Un espacio cerrado donde encontrarás tiendas y cafeterías, y al final un espacio abierto con algunos restaurantes con vista al mar. Este es un lugar ideal para probar algún plato tradicional con las montañas de Esmirna como telón de fondo.

Ruinas del castillo Kadifekale 

Situado a dos kilómetros de la costa en la cima del monte Pagos se encuentran las ruinas del castillo Kadifekale. El castillo data del siglo III a.C., épocas del reinado de Alejandro Magno, y cuando Esmirna quedó dividida, el castillo pasó a manos del reino bizantino, que restauró la estructura.

Hoy puedes visitarlo de manera gratuita, para admirar sus muros, las torres de vigilancia y su sencillo interior. Podrás ver restos de una mezquita otomana del siglo XIV, baños públicos, posadas y un bazar. Además, desde allí obtendrás una vista privilegiada de la ciudad y el golfo de Esmirna.

Museos de Esmirna

Encontrarás varios museos en la ciudad, en los que se destacan el Museo de Etnografía, el Museo Arqueológico y el Museo Ataturk.

Los dos primeros se encuentran en el mismo complejo, y en ellos encontrarás varios objetos interesantes que muestran como era la vida en la antigua Esmirna, como ropa, alfombras y cerámicas.

El museo Ataturk cuenta la historia del padre fundador de la Turquía moderna, Mustafa Kemal Atatürk, quien fuese además de fundador el primer presidente de la República de Turquía. Visitar este museo te ayudará a comprender como llegó Turquía a ser el país que es hoy.

Edificios religiosos

En Esmirna encontrarás edificios de diferentes religiones como la Catedral católica de San Juan, la Iglesia Ortodoxa de San Vukolos y la Mezquita de Salepçioğlu, solo por nombrar algunas.

Esto es una clara evidencia de la historia de la ciudad y las diferentes culturas que la habitan.

El ascensor de Esmirna

Este ascensor público fue construido a comienzos de la década de 1900 para facilitar el transporte de mercaderías y personas a las colinas de Esmirna. Hoy en día es una gran atracción turística, de uso gratuito, que te permite tener magníficas vistas de la ciudad.

Crucero por la bahía de Esmirna
Tour gastronómico por Esmirna
Excursión a Pérgamo

¿Cómo ir de Esmirna a Éfeso?

Éfeso declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO, tiene también una de las 7 maravillas del mundo antiguo, el templo de Artemisa. La antigua ciudad está ubicada en lo que hoy es la ciudad de Selçuk.

En este artículo agrupamos que ver en Esmirna y Éfeso porque ambas ciudades están muy cerca entre si. Para visitar este increíble sitio arqueológico desde Esmirna, puedes hacerlo tomando una excursión de un día, con ida y vuelta desde el hotel, en la que te contarán absolutamente todos los detalles. Es la mejor opción si eres amante de la historia, la arqueología y la gastronomía turca, ya que el tour finaliza con una deliciosa comida típica.

Si prefieres hacerlo por tu cuenta, podrás coger el tren hasta Tepeköy y aquí hacer combinación con el tren hacia Selçuk (es solo cambiar de andén). Una vez que llegues a la ciudad de Selçuk, deberás tomar un minibús que te llevará hasta el yacimiento arqueológico de Éfeso.

¿Qué hay que ver en Éfeso?         

Ya te contamos que ver en Esmirna, ahora es momento de Éfeso, el lugar histórico más visitado de Turquía gracias a sus ruinas muy bien conservadas. Construida en el siglo X a.C., fue la ciudad más poblada de Anatolia durante el Imperio Romano, y por sus calles han pasado desde Cleopatra y Marco Antonio hasta la Virgen María y San Juan, que murieron aquí.

La entrada a la antigua ciudad cuesta alrededor de 10 euros, y te contaremos algunos de los puntos más importantes que ver en Éfeso y sus alrededores.

La antigua ciudad de Éfeso

Esta ciudad grecorromana fue hogar de 250.000 habitantes durante el Imperio Romano. Además de ser una metrópolis vibrante y un centro de comercio, fue un centro de peregrinaje, delatado por el Templo de Artemisa construido para adorar a la diosa.

Aquí podrás ver también la Biblioteca de Celso, construida para almacenar 12.000 pergaminos, siendo la tercera biblioteca más grande del mundo antiguo. Otras atracciones de la ciudad antigua incluyen el Gran Teatro muy bien conservado, el Templo de Adriano, las casas adosadas, los baños púbicos y el burdel.

¿Qué ver en Esmirna y Éfeso? - Antigua ciudad de Éfeso

Museo de Éfeso

Ya fuera de la antigua ciudad podrás visitar el museo de Éfeso, donde encontrarás otros grandes hallazgos de las excavaciones en la ciudad antigua.

Los favoritos de los visitantes son la estatua de Artemisa y la Sala de Gladiadores, además de la colección de artefactos que incluyen joyas, monedas, reliquias funerarias e increíbles estatuas.

Templo de Artemisa

De lo que es una maravilla del mundo antiguo gracias a lo que fue esta magnífica construcción, hoy queda una columna. Aunque no quede mucho en pie, y las ruinas no estén ni cerca de lo que es la ciudad antigua, visitar una maravilla del mundo antiguo es algo que no debes dejar pasar.

6 días por Capadocia, Pamukkale y Éfeso
Excursión a Éfeso en avión
Tour de 3 días por las Siete Iglesias del Apocalipsis

Basílica de San Juan

Esta basílica con forma de ciudadela ocupó una vez todo el ancho de la colina sobre la que se asienta y fue clasificada como una de las iglesias más grandes del Imperio Bizantino.

Según cuenta la historia, el apóstol Juan viajó de Jerusalén a Éfeso y pasó sus últimos años de vida allí. La tumba está ubicada debajo de la Basílica, marcada por una losa de mármol en el lugar. También cuenta la historia que su evangelio lo escribió en la colina de Ayasuluk en la que se encuentra la basílica y él fue quién llevó a María, la Madre de Jesús, hasta Éfeso. 

Aunque la iglesia está en ruinas, todavía es posible visualizar cómo fue alguna vez y las vistas desde allí son impresionantes.

Mezquita de Isa Bey

La Mezquita Isa Bey se construyó a fines del año 1300 y está inspirada en la Gran Mezquita de Damasco.

Su construcción es bastante particular ya que tiene estilo simétrico, y su arquitectura es de la época turco selyúcida.

Fortaleza de Ayasuluk

Muy cerca de la Basílica de San Juan y la Mezquita Isa Bey, se encuentra la fortaleza de Ayasuluk, asentada sobre la colina homónima.

Esta fortaleza se alzó para proteger la Basílica, y en las ruinas descubrirás vestigios de los períodos bizantinos, selyúcida y otomano. Estas ruinas comprenden casas, una mezquita, un baño turco y cisternas, además de los muros parcialmente restaurados.

La casa de la Virgen María

Cerca de la ciudad antigua se encuentra la casa donde vivió y murió la madre de Jesús luego de que el apóstol San Juan la llevara a Éfeso. Es un lugar de peregrinación, actualmente funcionando como capilla.

Según cuenta la historia, una monja alemana llamada Anne Emmerich tuvo una visión y describió con detalles la casa donde murió la Virgen. Sus visiones fueron trasladadas a un libro, y más adelante, los historiadores y sacerdotes locales encontraron esta casa que coincidía con las descripciones de la monja.

¿Qué ver en Esmirna y Éfeso? - Casa de la Virgen María

Acueducto romano

La antigua ciudad de Éfeso contaba con un impresionante sistema de cisternas que abastecía de agua a toda la ciudad. Aunque del acueducto solo quedan ruinas, los distinguirás como arcos edificados en diferentes puntos del centro de Selcuk.

Hasta aquí hemos llegado con nuestro listado de cosas que ver en Esmirna y Éfeso. Esperamos que te sea de utilidad para planificar tu viaje a estos históricos e interesantes sitios.

Artículos relacionados

Deja un comentario