Comida típica de Luxemburgo: 15 platos que no te puedes perder

Luxemburgo es un pequeño país que, pese a su poca extensión (es el vigésimo octavo país más pequeño del mundo), hace frontera con tres países: Francia, Alemania y Bélgica. La influencia de estos países es muy marcada en diversos aspectos de la cultura luxemburguesa, pero sobre todo en la gastronomía. Para comprobarlo, hoy hacemos un viaje a través de algunas de las comidas típicas de Luxemburgo más famosas, para descubrir como esta combinación de sabores ha dado lugar a platos realmente deliciosos. ¡Empecemos!

Gromperekichelcher

Free tour por Luxemburgo | Comida típica de Luxemburgo

Si antes decíamos que la bouneschlupp es uno de los platos típicos de Luxemburgo más populares, los gromperekichelcher podrían presentarse como una de las comidas de ferias y mercadillos navideños más queridas del país. Es habitual saborear este plato en la ‘Schueberfouer’, una feria anual que tiene lugar en la capital del país durante tres semanas. Esta fiesta incluye, entre otras cosas, motos de agua, atracciones de todo tipo y mucha comida callejera.

Los gromperekichelcher son una especie de buñuelos de patata fritos, hechos con cebolla, huevo y perejil, que se sirven generalmente con una salsa de compota de manzana.

F’rell am rèisleck

Luxemburgo es un país sin salida al mar, por lo que sus platos a base de pescado se centran en peces que viven en agua dulce. Uno de las comidas típicas de Luxemburgo más ricas a base de pescado es el F’rell am rèisleck, que consiste en truchas de agua dulce bañadas en una cremosa salsa de vino Riesling. 

Este plato suele acompañarse con una guarnición de patatas al vapor y adornadas con perejil recién picado encima. El F’rell am rèisleck es fácil de encontrar en la mayoría de los restaurantes de alta cocina de Luxemburgo.

Bouneschlupp

Comidas típica de luxemburgo

Aparte de ser un guiso de judías frescas y patatas, la bouneschlupp es una de las comidas típicas de Luxemburgo más populares entre los locales. Este plato cuenta con una enorme cantidad de variaciones, que dependen sobre todo de los gustos del cocinero y de las verduras que se puedan encontrar, según la época del año. En algunos restaurantes de la ciudad, por ejemplo, encontrarás que el chef le agrega apio nabo y/o puerro.

Friture de la Moselle

Volvemos a los sabores del río para conocer una comida típica de Luxemburgo basada en pescado. En este caso, este plato proviene de la zona del Valle de Mosela, una región vitivinícola compartida por Luxemburgo, Francia y Alemania.

Este plato, uno de los más tradicionales de la comida luxemburguesa, consiste distintas especies de peces pequeños que se remojan en judo de limón, se rebozan con una masa de harina y huevos y luego se fríen para servirse dorados y crujientes. Este plato se acompaña simplemente de unas rodajas de limón y se come con las manos

Si quieres descubrir más sobre el turismo en esta hermosa zona de Europa central, visita nuestro artículo dedicado al Valle de Mosela.

Verwurelter 

No todas las comidas típicas de Luxemburgo son saladas, y los Verwurelter son una clara demostración. Estas tradicionales rosquillas luxemburguesas se elaboran con una masa a base de harina, mantequilla, levadura, leche tibia, azúcar, huevos y sal. La masa luego se anuda y estos «nudos» se fríen hasta que queden bien dorados.

La textura de los verwurelter es esponjosa y ligera y, al estar espolvoreados con azucar, su sabor es dulce y delicioso. Se pueden comer tanto frías como calientes.

Si durante tu viaje a Luxemburgo quieres probar los verwurelter, podrás encontrarlos en ferias gastronómicas o en Fuesecht, el carnaval luxemburgués.

Excursión a Luxemburgo
Tour privado por Luxemburgo
Excursión a Luxemburgo y abadía de Rochefort

Jamón Éisleker

El jamón Éisleker es una variedad de jamón ahumado originario de la región de Oesling. Para este jamón se utilizan típicamente las patas traseras del cerdo, que se ponen a remojo en salmuera antes de ahumarse. Para servirse, el jamóm se corta en lonchas muy finas que se consumen frías, acompañadas de una copa de buen vino local y de guarniciones como patatas fritas, pan o ensaladas.

Stäerzelen 

Se podría decir, sin riesgo a equivocarse, que cada país tiene su propia albóndiga. Algunas comparten características y otras son absolutamente únicas, pero lo que sí es seguro que en todo el mundo encontrarás algún tipo de comida en forma de bola.

En Luxemburgo, esa en comida en forma de bola son los stäerzelen, que se elaboran a partir de una masa que se obtiene cocinando harina de trigo sarraceno en agua hirviendo con sal. Con esa masa se forman las bolas que se sirven rociadas con leche, nata u otras salsas, aunque también hay quienes las comen con trozos de tocino frito o queso rallado.

El nombre de estas albóndigas deriva de la palabra stäerzel, que significa una cucharada. Esto es porque para dar forma esférica, el cocinero se ayuda con una cuchara recién sumergida en grasa caliente.

Huesenziwwi

Free tour Luxemburgo

El Huesenziwwi es una comida típica de Luxemburgo que consiste en trozos de liebre marinados cocidos con vino y cebollas en una salsa espesada con sangre de liebre (esto último puede no parecer muy apetitoso, pero el resultado final es realmente delicioso). 

Dependiendo del cocinero, se le puede agregar crema agria, zanahorias, champiñones y/o hierbas como el tomillo, la salvia u hojas de laurel.

Es habitual que este plato se flambee con coñac al servirse.

Judd mat Gaardebounen

No puede haber un listado de comidas típicas de Luxemburgo sin que aparezca el judd mat gaardebounen. Tanto es así, que es conocido popularmente como el plato nacional del país.

La carne utilizada para este plato es la aguja de cerdo. El proceso tradición de elaboración de este plano incluye cocinarla en agua con verduras como puerros, zanahorias, cebollas y apio, con especias como el laurel, clavo, ajedrea y granos de pimienta hasta que la carne esté tierna.

Una vez cocida, la carne se corta en rodajas combina con una salsa cremosa a base de roux, nata fresca, vino blanco seco, caldo o agua, habas blanqueadas, tocino y hierbas antes de disfrutarlo con una guarnición de patatas fritas o hervidas.

Comidas típica de luxemburgo

Kuddelfleck

El kuddelfleck es un plato típico luxemburgués que, como muchos otros platos de muchas otras culturas, parte del concepto de no desperdiciar ninguna parte del animal. Así, este plato está elaborado con tripas que se cubren con pan rallado, se fríen y luego se sirven con salsa de vino blanco o salsa de tomate picante.

Como muchas otras comidas típicas de Luxemburgo, al kuddelfleck se lo suele acompañar con patatas hervidas.

Träipen

Así como dijimos que prácticamente todos los países tienen su propia y característica albóndiga, algo parecido sucede con las morcillas: la träipen es, precisamente, la morcilla de Luxemburgo.

Este plato se elabora combinando carne de cabeza de cerdo molida, pulmones, riñones y lenguas u otros despojos del cerdo con sangre de cerdo, repollo, cebollas y pan duro. Una vez que se tiene todo esto bien mezclado, se sazona con sal, pimienta y especias para brindarle un sabor único y característico.Lo último que hay que hacer después es lo de siempre: embutirlo en una tripa, darle forma de salchicha y cocinarla.

La época más popular para probar este plato en Luxemburgo es durante el invierno. Generalmente se come frita o al horno y se la acompaña con puré de manzana.

Rieslingspaschteit

El rieslingspaschtéit es un pastel de carne elaborado a partir de una cubierta de hojaldre que envuelve un relleno de carne molida, casi como un paté, mezclada en áspic de riesling. 

La masa parte de una serie de ingredientes típicos: harina, mantequilla, manteca de cerdo, agua, sal y un chorrito de vino Riesling. Lo que hace único a este plato es su relleno, que suele incluir carne de cerdo o ternera, pan blanco picado, verduras, hierbas, especias y vino Riesling. 

El pastel se pincela con yemas de huevo batidas antes de hornear para obtener un acabado tradicional.

Este tipo de plato se puede encontrar en una gran cantidad de panaderías del país, y normalmente se disfruta frío con una variedad de guarniciones y una copa de vino Riesling.

Bouchée à la Reine

Comida típica de Luxemburgo: Bouchée à la Reine
Bouchée à la Reine

Este es uno de los platos que demuestras la influencia de las cocina francesa en la gastronomía de Luxemburgo. Originario de Francia, el Bouchée à la Reine es también muy popular en su país vecino.

Este plato consiste en pequeños pasteles rellenos con una combinación de salsa blanca y una mezcla de pollo en cubitos, trufas, vino blanco, y setas. Otras opciones de relleno incluyen también ternera, aceitunas y/o jamón.

Estos pasteles generalmente se sirven como aperitivo (aunque pueden ser también un plato principal), y si bien su origen se remonta a la Francia del siglo XVIII (se dice que se inventaron para Marie Leczinska, la esposa de Luis XV), ha sabido ganarse un lugar dentro de la cocina luxemburguesa. No es inusual, ya que el nombre del plato se traduce literalmente como los bocados de la reina . Aunque este clásico se sirve principalmente como aperitivo, también se puede servir como plato principal, y se recomienda acompañarlo con una ensalada verde fresca como acompañamiento.

Quetschentaart

Volvemos a la parte más dulce de la gastronomía luxemburguesa para conocecr la quetschentaart, una tarta de ciruela que se suele disfrutar tradicionalmente durante el otoño, ya que es la época en que las ciruelas damasco están en temporada. 

La tarta consiste en una base firme a base de harina, azúcar, mantequilla, sal y huevos sobre la que se colocan rodajas de ciruelas frescas antes de meterla en el horno para su cocción.

Las opciones para su acabo son varias, aunque las más populares consisten en espolvorear azúcar glass por encima o acompañarla de crema batida, crème fraîche o incluso una bola de helado de nata o vainilla. La quetschentaart se puede comprar en casi cualquier pastelería, panadería y restaurante del país, especialmente durante la temporada de ciruelas.

Mummentaart

Cerramos nuestro listado de comidas típicas de Luxemburgo con una tarta más; en este caso, la mummentaart, un pastel con un relleno de manzanas con sabor a canela.

La masa se elabora a partir de harina, mantequilla, queso quark, agua y sal. El relleno, por su parte, consiste en manzanas ligeramente ácidas cortadas en rodajas o en cubos que son espolvoreadas con azúcar, canela y jugo de limón, y luego se mezclan con pasas. Este relleno se coloca entre dos capas de masa, se glasea con yemas de huevo batidas y se hornea hasta que tenga un color agradable y esté listo. 

Esta tarta es realmente deliciosa, y se puede disfrutar tanto fría como caliente. Generalmente se la acompaña de una cucharada de nata montada.

Esperamos que este repaso por algunos de los platos típicos de Luxemburgo más delicioso te haya gustado y te sirva para probar alguno de ellos si decides viajar a este pequeño país europeo. ¡i te gusto, no dejes de compartirlo y cuéntanos, ¿cuál es el plato que más llamó tu atención? ¿Has probado alguno alguna vez?

Artículos relacionados

Deja un comentario