5 lugares que no te puedes perder en Český Krumlov

Český Krumlov, ubicada en el extremo sur de Bohemia, es una ciudad de cuento de hadas en la República Checa. Es el hogar de unas 13.000 personas y está lleno de arquitectura barroca y renacentista, junto con un enorme castillo y una plaza en pleno casco antiguo.

Además de eso, la ciudad cuenta con muchos bares animados, lugares para hacer un picnic junto al río y una belleza que hizo que se convirtiera en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1992.

El clima tranquilo y predecible, típico de Europa Central, hace que durante el verano los habitantes de la ciudad sean superados en número por turistas. En invierno, el centro de la ciudad parece el típico escenario de una novela romántica, con un manto de nieve cubriendo las estrechas calles del Casco Antiguo.

Český Krumlov es un destino ideal para una escapada de fin de semana. Si planeas visitar la ciudad, lo ideal es quedarse al menos 2 días o más, para ver y experimentar todo lo que la ciudad tiene para ofrecer.

Moverse por Český Krumlov

Al ser un lugar pequeño, Český Krumlov se ve mejor a pie, ya que la mayoría de los lugares de interés se encuentran en una zona exclusiva para peatones, y no se tarda mucho en llegar a cualquier lugar al que quieras ir dentro de la ciudad.

Para todos los que no prefieran caminar, hay autobuses públicos disponibles en la ciudad. Las paradas de autobuses públicos se encuentran repartidas por la ciudad, por lo que no es difícil llegar a donde necesites a través de este medio de transporte.

Si llegas a Český Krumlov en coche, ten en cuenta que el centro histórico es una zona peatonal, por lo que no podrás ingresar a él con tu vehículo. Si tu hotel está en el casco viejo, lo mejor es que aparques en uno de los parkings privados ubicados al noroeste del casco antiguo. Otra opción, si llegas muy temprano y tienes algo de suerte, es conseguir uno de los pocos lugares que hay para aparcar a lo largo de la carretera principal.

Cosas que ver en Český Krumlov

La mayor parte de la arquitectura del casco antiguo data de los siglos XIV al XVII; Las estructuras de la ciudad son en su mayoría de estilo gótico, renacentista y barroco . El núcleo del casco antiguo se sitúa en un recodo de herradura del río Moldava, con el antiguo barrio y castillo de Latrán al otro lado del Moldava.

Castillo estatal Český Krumlov

El castillo de Český Krumlov es inusualmente grande para una ciudad de su tamaño; dentro de la República Checa ocupa el segundo lugar en tamaño después del complejo del castillo Hradčany de Praga. 

Dentro de los terrenos del castillo hay un gran jardín rococó, un puente sobre una profunda brecha en la roca sobre la que está construido el castillo y el castillo en sí, que consta de muchas partes definidas de diferentes períodos y estilos arquitectónicos.

El castillo es único porque está rodeado por un foso lleno, no de agua, sino de ososEste fue un intento de los antiguos gobernantes del castillo de asociarse con la poderosa familia Orsini, cuyo nombre es un juego de palabras con la palabra italiana para oso… más o menos.

Teatro del Castillo

El teatro barroco es el único en Europa que sobrevive en su forma original del siglo XVIII sin adiciones modernas. Esto significa que los decorados del escenario todavía se operan con trabajo manual, y la luz de las velas todavía se usa para iluminar el escenario y el foso de la orquesta. En el teatro se realizan representaciones periódicas de óperas.

Debido a su antigüedad, el teatro solo se usa tres veces al año (solo abre al público dos veces). Los visitantes pueden realizar una visita guiada debajo del escenario para echar un vistazo a la intrincada maquinaria a base de madera y cuerda. Esta maquinaria es la que permitió que los distintos decorados del escenario entraran y salieran al mismo tiempo que la audiencia se divertía con fuegos artificiales y humo.

Museo Egon Schiele Centrum

Este teatro, que lleva el nombre de uno de los artistas más famosos del mundo, se encuentra al oeste del casco antiguo. Egon instaló su caballete por un corto tiempo en Český Krumlov, pintando allí su famosa serie Dead Town. Más tarde pintó chicas jóvenes en poses comprometidas, lo que lo llevó a ser expulsado por la gente del pueblo.

Monumento – Mina de grafito

Esta mina ofrece un poco de información sobre la historia de la minería y sobre la región de Český Krumlov. Antes de emprender esta excursión, recibirás un uniforme de minero especial, que incluye un casco y una linterna. Un tren minero te transportará bajo tierra, desde donde continuarás a pie.

Podrás experimentar las condiciones en las que trabajaron los mineros y conocer las máquinas que utilizaron. La guía te informará sobre los procedimientos de minería y cómo se modificó y utilizó el grafito. La excursión dura aproximadamente 1 hora y cuesta algo así como 8€

Museo de la Moldavita

Hay un museo dedicado a la piedra semipreciosa Moldavita, ubicado en el centro de la ciudad. Las moldavitas son “piedras de transformación” muy apreciadas, nacidas del impacto de un asteroide hace 15 millones de años. Las moldavitas se encuentran exclusivamente en el corazón de Europa.

Hasta aquí llega nuestro brevísimo repaso por algunas de las mejores cosas que puedes ver en Český Krumlov. Esperamos que este artículo te sea de utilidad y te ayude a preparar tu viaje a esta perla en el corazón de la República Checa. Si así fue, no dudes en compartirlo.

Y si ya has estado en esta hermosa ciudad, comparte con nosotros tu experiencia y cuéntanos qué otros lugares recomendarías a los viajeros que están planeando su viaje hacia allí.

Artículos relacionados

Deja un comentario