Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

5 razones para visitar la isla de Djerba

Hay algo mágico en la isla de Djerba: un sabor mediterráneo con aromas africanos, casas hundidas en la arena con puertas azules y techos redondos, playas interminables y una cultura de apertura donde artistas y escritores buscaron inspiración… Estas son solo algunas de las razones por las que turistas de todas partes de Europa disfrutan de este destino desde los años 70.

Pero hay más en la Isla de Djerba que simplemente una playa bonita y un destino de sol a orillas del mar Mediterráneo. Aquí descubrirás todo aquello que hizo que los hombres de Ulises se olvidaran de su pasado y de sus familias cuando pusieron un pie allí… y todo aquello que hizo que la UNESCO comenzara a considerarla como futuro patrimonio de la humanidad.

¿Por qué visitar la Isla de Djerba?

Bereberes y tradiciones

Djerba ha sido desde tiempos inmemoriales una tierra deseada por cartagineses, romanos, españoles, piratas… pero nunca fue verdaderamente conquistada por ningún invasor, principalmente debido a la resistencia y heroicidad del pueblo bereber.

Conocida como la tierra de las cien mezquitas, Djerba se encuentra entre las pocas áreas de Túnez donde se habla el idioma bereber. Una tierra donde las tradiciones y la artesanía se guardan como un tesoro a la vez que reciben a viajeros de todos los rincones del mundo.

La isla también alberga una de las comunidades judías más importantes del mundo (el llamado último judío árabe ), que se remonta al s.VI a.C, e incluso antes. Y es el hogar de la sinagoga más antigua del mundo: La Ghriba, destino de habitual peregrinación.

Su gastronomía

Si no has probado la comida tunecina antes, la mejor manera de describirla es como una gran mezcla de los sabores del sur de Europa con las especias de los países del norte de África.

¿Qué significa esto? Que en la cocina local encontrarás pescado y marisco fresco, sabrosos cous cous, buñuelos de todo tipo, cordero y harissa (pasta de chile). La comida tradicional tunecina es picante, pero no demasiado (a menos que agregues algo de harissa, claro). Como postres, la bollería, alguna fruta fresca y los dátiles son los platos que mas se repiten.

Con todo esto, la gastronomía tunecina es, sin dudas, una razón más que atractiva para visitar la Isla de Djerba y saborearla mientras contemplas el Mediterráneo y los bosques de palmeras.

Playas y resorts mediterráneos

Es verdad que lo más probable es que si llegas hasta la Isla de Djerba no sea buscando un resort con todo incluido, pero también es verdad que todos nos gusta que nos mimen, ¿no?

Pasar una tarde nadando en la playa o tal vez leyendo en la piscina. ¿Por qué no ir al spa? Djerba tiene algunos complejos turísticos realmente agradables donde puedes hacer esto y mucho más mientras visitas la isla y descubres su impresionante patrimonio cultural.

Djerba también es perfecta para practicar algún deporte acuático o disfrutar del Mediterráneo navegando sobre sus aguas. Otra opción es visitar la playa de Ras Rmel, también conocida como Flamingo Island.

Cerca del desierto y las locaciones de Star Wars

Cuando se piensa en Túnez, una de las primeras imágenes que se vienen a la cabeza es el desierto. Un viaje a la Isla de Djerba no te decepcionará en este sentido. Desde allí podrás encontrar diversas excursiones que te llevarán por distintos puntos de la región, para que puedas descubrir de primera mano todo lo que el desierto tunecino tiene para mostrarte.

Para los fanáticos de Star Wars, a poco menos de 130 km de la Isla de Djerba se encuentra Tataouine, escenario fundamental de la obra de George Lucas. Si quieres saber más al respecto, puedes visitar el sitio oficial de StarWars para obtener información sobre todas las ubicaciones visitables.

Seguridad, seguridad, seguridad

A pesar de que Túnez cuenta con una gran cantidad de turistas cada año, sigue siendo en muchos sentidos un lugar por descubrir del que no se sabe mucho.

En este sentido, el tema de la seguridad suele ser algo sobre lo que muchos viajeros se preocupan al momento de organizar su viaje a Túnez en general y a la Isla de Djerba en particular.

Si bien Túnez se presenta como un destino seguro y muy acogedor en general, Djerba ha demostrado ser un lugar ideal para aquellos que buscan una seguridad adicional. El acceso a la isla está controlado tanto por carretera como por mar, hay mucha policía visible (e «invisible») y toda la atención que vayas a recibir por parte de los locales será sumamente cordial y sumamente agradable.

Incluso hay quienes se sorprenden con los vendedores de Houmt Souk, el mercado de la Isla de Djerba, por no ser demasiado «agresivos» en sus técnicas de venta (esto llama especialmente la atención de aquellos viajeros que estuvieron en otros destinos en los que se utilizan técnicas de venta similares, como Marruecos).

Hasta aquí llegamos con nuestro repaso por cinco de las principales razones por las que deberías visitar la Isla de Djerba, en Túnez. Si te ha gustado el artículo y te ha servido la información que aquí has encontrado, ¡no dudes en compartirlo!

Artículos relacionados

Deja tu comentario