¿Qué comprar en Budapest típico y barato? 10 souvenirs ideales

Aparte de los recuerdos de su deliciosa gastronomía y la pegadiza melodía de las zardas, existen muchas otras cosas que te podrás traer de la capital de Hungría. Si estás preparando un viaje y quieres saber qué comprar en Budapest que sea típico de allí y económico, sigue leyendo y te lo contamos.

Huevos pintados

Aunque su popularidad se dispara alrededor de la Pascua, los huevos pintados a mano son un souvenir típico de las tiendas de regalos y los puestos de los distintos mercados en Budapest.

Tradicionalmente, un hombre visitaba a su amada el lunes de Pascua y la rociaba con agua. A cambio, la mujer le regalaba un huevo pintado a mano. Hoy en día, estos hermosos huevos vienen en una variedad de colores y diseños diferentes y son pintados y vendidos por artesanos húngaros. Increíblemente hermosos y delicados, los diseños de estos huevos son a menudo representaciones de flores, animales o símbolos religiosos.

Algunos de estos huevos se venden como adornos -ya sea para Semana Santa o Navidad- y otros se venden en cartones de huevos, dando al comprador la libertad de usarlos como desee.

Algunos húngaros los cuelgan en ramas de sauce, lo que los convierte en un adorno apropiado durante todo el año. Los huevos se venden en casi todas las tiendas de Vaci Street, así como en el maravilloso mercado de artesanías de Castle Hill.

El mercado está abierto todos los días de la semana, aunque los puestos individuales tienen sus propios horarios de apertura y cierre (que no siempre son consistentes). Sin embargo, podrás comprarlos en cualquier lugar, así que asegúrate de explorar todos los puestos y mirar los diferentes diseños antes de elegir el que más te guste.

Camisas tradicionales húngaras

Pon un poco de color en tu guardarropa, o en el guardarropa de un amigo, trayendo una camisa tradicional húngara de Budapest.

Aunque ya no se usan todos los días, los húngaros todavía disfrutan vistiendo su atuendo más tradicional para eventos de bailes folclóricos o celebraciones nacionales. Estos trajes típicos son muy coloridos y tienen hermosos diseños bordados, por lo que son un excelente regalo que comprar en Budapest si quieres llevarte algo característico de allí.

La ropa femenina suele consistir en faldas acampanadas con enaguas y blusas con mangas abullonadas. La vestimenta de los hombres tiende a ser de manga larga y se complementa con un chaleco o una faja. Las botas y los zapatos bordados también son un elemento básico de su vestimenta tradicional. Las camisas populares suelen ser blancas y bordadas a mano con diseños coloridos. A veces se usan cintas para decorar el cuello o los puños.

Vaci utca es el hogar de una gran cantidad de tiendas que venden estos maravillosos recuerdos. Si bien algunas de estas tiendas pueden ser algo caras, muchas otras manejan precios realmente accesibles.

Muñecas tradicionales

Las muñecas húngaras se han exhibido en museos de todo el mundo. Sus hermosos trajes, delicados rasgos y sombreros bordados no solo las convierten en piezas admiradas allí donde se muestran sino también en un regalo perfecto que comprar en Budapest.

Las muñecas húngaras son un recuerdo maravilloso para traer de tu viaje, ya sea como regalo para un familiar o amigo o como artículo de colección. Estas hermosas muñecas hechas a mano vienen vestidas con trajes tradicionales del campesinado húngaro o con elegantes vestidos de fiesta (algo pasados ​​de moda :P). Sus hermosos rostros de porcelana están pintados a mano y las costuras, pedrería y bordados de sus vestidos están también hechos a mano.

Puedes comprar muñecas pequeñas, de unos 15 cm de alto, para colocarlas sobre una repisa o aparador, o muñecas de tamaño completo para exhibir en una habitación. Las muñecas más pequeñas cuestan alrededor de 6,50€, las medianas alrededor de 35 € y las grandes pueden costar más de 150 €.

Lógicamente no vamos a meter una muñeca de 150 euros en un listado de souvenirs baratos que comprar en Budapest, pero la verdad que las de 6,5€ tienen un precio más que razonable para un regalo tan bonito y único.

Vino Tokaji

Seamos sinceros: el alcohol nunca falla cuando hablamos de un regalo, y en este listado de obsequios que comprar en Budapest no podía faltar un buen vino.

Cada año, en el cumpleaños de la reina Victoria, el emperador Franz Josef le enviaba una botella de vino Tokaji por cada mes que había estado viva (si calculas bien, descubrirás que el tío le envió 972 botellas en su 81 cumpleaños).

No vamos a decirte que durante tu viaje a Budapest sigas el ejemplo del emperador y te compres una botella por cada mes de tu vida, porque no hay economía que aguante eso, pero sí te recomendamos no volverte de la capital húngara sin una buena botella de vino Tokaji.

Es tal la importancia de este vino para los húngaros que su nombre aparece en el himno del país.

Producido solo en el noreste de Hungría, el vino Tokaji viene en una variedad de sabores diferentes que incluyen seco, Szamorodni, Aszu, Eszencia, Fordiatas y Maslas. Su color claro y su fantástico sabor, junto con los esbeltos y elegantes frascos en los que viene, hacen del Tokaji un hermoso y delicioso regalo que comprar en Budapest.

Este vino es muy barato; los precios de una botella de Tokaji oscilan entre los 7€ y los 25€ y es fácil de conseguir en cualquier tienda de regalos o licorería.

Manteles

Dale a tu mesa de comedor un aspecto elegante y tradicional con un hermoso mantel de Budapest bordado a mano. Hay varios estilos diferentes de bordado que son populares en Hungría, los más frecuentes son los patrones de azul sobre blanco y los coloridos diseños florales.

El hilo azul se utiliza para bordar a mano telas blancas con delicados diseños que evocan una elegancia tradicional, similar a los patrones de las tazas de té de porcelana (otro regalo típico que comprar en Budapest).

Si lo que buscas es un regalo colorido, los patrones florales rojos y verdes brillantes que están bordados en telas blancas y negras son la opción ideal. La confección de encajes es otra artesanía por la que los húngaros son bien conocidos y algunas telas también están ribeteadas con hermosos encajes hechos a mano.

El costo de los manteles varía mucho según el tamaño y la calidad del bordado. Puede comprar uno pequeño, como para una mesa auxiliar, por unos 40€. Claro que gastarse 40 pavos en un regalo para esa prima que no te cae tan bien es mucho dinero, pero si es un regalo para ti o para alguien que te caiga mejor, será una buena inversión :P.

Palinka

¿En serio creíste que iba a haber un solo souvenir que comprar en Budapest relacionado con el alcohol? Se nota que vienes poco por esta página…

Según la normativa de la Unión Europea, el Palinka solo puede destilarse en Hungría. Esto hace que Budapest sea el lugar perfecto para comprar una botella (o dos, o diez…) de este delicioso licor.

El Palinka es una bebida tradicional en bailes, bodas y celebraciones, y es posiblemente la bebida más popular de Hungría. Si te metes en cualquier bar o restaurante en Budapest, seguro que verás Palinka en la carta. 

Cuando pruebes el Palinka, hazlo con cautela: puede tener una graduación alcohólica de entre 37,5% y 86%, y su sabor afrutado puede confundirte y hacerte creer que es menos potente de lo que en realidad es.

La forma más común en que se produce esta bebida es destilándose de ciruelas, pero también se utilizan otras frutas como albaricoque, pera, melocotón, manzana o cereza. La fruta se tritura y luego se inicia el proceso de fermentación. Finalmente, el Palinka se destila usando un alambique de olla o un alambique de columna. 

Un buen juego de regalo, que contiene diferentes sabores de este delicioso licor local te costará alrededor de 20/25€, aunque las botellas individuales costarán entre 10€ y 15€.

Cubo Rubik

Claro que puedes comprarte en Amazon un cubo rubik fabricado en China y tenerlo en tu casa en 24 hs, pero… no será lo mismo.

Aunque seguramente estés familiarizado con estos coloridos rompecabezas con forma de cubo, puede que te sorprenda saber que el inventor de este artilugio universalmente conocido es húngaro. Erno Rubik, escultor y profesor de arquitectura, inventó este juego en 1974 mientras trabajaba en la Academia de Artes y Oficios Aplicados de Budapest.

Hoy en día, el cubo Rubik es el juguete más vendido del mundo con más de 350 millones de cubos vendidos en todo el planeta.

Tal vez tu familia te mire raro cuando les traigas uno de estos cubos de regalo de tu viaje por Budapest, pero seguro que si le cuentas su historia será todo un éxito.

Pinturas del río Danubio

Durante tu visita a Budapest no puedes no salir a pasear al costado del Danubio. Cuando lo hagas, seguro que verás a una gran cantidad de artistas húngaros sentados junto al agua con sus cuadernos de dibujo y pinturas a su lado. El río Danubio, que fluye desde Alemania hasta el mar negro, divide Budapest en dos mitades: Buda y Pest. Las pinturas de este río y los hermosos puentes que lo cruzan son, sin duda alguna, uno de los regalos más bonitos que comprar en Budapest.

Caminando al costado del río encontrarás dibujos a lápiz, pinturas al oleo y bocetos en blanco y negro. Para conseguir una imagen que capture el color, la emoción y la energía de la ciudad, quizás quieras comprar una hermosa pintura de acuarela. Si, por el contrario, te gusta más la idea de llevarte una imagen más antigua y elegante de Budapest, busca un artista trabajando con carboncillo y tendrás la obra perfecta.

El precio varía mucho con la escala de las imágenes: las imágenes más pequeñas rondarán los 10€, mientras que las imágenes más grandes estarán en el rango de los 30€-50€.

Pimentón

Tal vez no veas en Hungría a uno de los referentes mundiales del pimentón, pero podemos asegurarte que después de probar por primera vez el famoso plato húngaro “Paprikas Csirke” (pollo con pimentón), te morirás por tener en tus manos esta magnífica especia.

La cocina húngara es famosa por su sabor y potencia, y uno de los ingredientes esenciales es el pimentón. Esta especia no solo es deliciosa y colorida, sino que también es rica en vitamina C y otros antioxidantes. Los pimientos, cultivados en Hungría, se secan, se muelen y se venden en las tiendas de Budapest. 

El pimentón viene en una variedad de diferentes concentraciones, sabores y grados, que incluyen: calidad especial, delicado, exquisito delicado, picante exquisito delicado, rosa, noble dulce, medio dulce y fuerte. Aunque puedes comprar pimentón en las tienda de comestibles, en muchas de las tiendas de la calle Vaci se venden bonitos juegos de regalo, perfectos para llevar como souvenir.

La mayoría de las tiendas venden un paquete de tres bolsas de tela, que contienen tipos de pimentón dulce, picante y muy picante. También se suelen incluir pequeñas cucharas de madera para servir. El precio estará entre los 6€ y los 15€, dependiendo del tamaño de las bolsas y si deseas o no incluir las cucharas de madera para servir. 

Kurtos Kalacs

Originalmente horneados por colonos húngaros en Transilvania, los Kurtos Kalacs («pasteles de chimenea», llamados así por su forma cilíndrica y el vapor que sale de la masa caliente recién horneada) son uno de los pasteles más antiguos y posiblemente más deliciosos que se producen en Hungría. Aunque su uso tradicional era para celebrar bodas, bautizos y la llegada de invitados importantes, los Kurtos Kalacs ahora se venden frescos en las esquinas de toda la ciudad, y aunque probablemente no te sirvan como souvenir, porque te los vas a comer antes, son sin duda algo que tienes que comprar en Budapest.

Cuando compres este delicioso dulce a un vendedor ambulante, probablemente podrás ver el horno especial del vendedor del que mete y saca los pasteles recién horneados sobre el fuego. 

Su producción es puramente artesanal: los panaderos toman cintas de masa fina, las enrollan en cilindros de madera y luego las hornean a fuego abierto. Luego, los pasteles horneados se espolvorean con azúcar caramelizada y otros aromas como vainilla, chocolate, coco y canela. Y, como si eso no fuera suficiente, el espectáculo a menudo se completa con almendras o nueces.

Los Kurtos Kalacs son especialmente populares en navidad, cuando puedes comprarlos calientes en los mercados navideños. En cualquier época del año, sin embargo, son un regalo delicioso y económico que comprar en Budapest. Los pasteles costarán alrededor de 2€-4€ por pieza, dependiendo de dónde los compres. 

Hasta aquí llega este listado con 10 souvenirs ideales que comprar en Budapest. Si te sirvió o crees que puede ayudar a algún amigo que va a estar viajando a la capital de Hungría no dejes de compartirlo. Y si ya has estado allí y recuerdas algún otro regalo típico, cuéntanos cuál es dejando tu mensaje aquí abajo.

Artículos relacionados

Deja un comentario