Descubriendo la gastronomía Polaca: 10 platos típicos de Polonia

La gastronomía de Polonia es una auténtica bomba de calorías, pero una vez que la pruebes, no podrás resistir la tentación de comer más y más.

Esta cocina es rica en varios tipos de carne (cerdo, pollo, ternera) y famosa por su excelente pan y deliciosas salchichas (¡incluso mejores que las alemanas!).

Los ingredientes básicos utilizados en los alimentos polacos son remolacha, chucrut, pepinos (encurtidos y pepinillos), champiñones, salchichas, colinabo, crema agria y diferentes hierbas y especies (mejorana, eneldo, alcaravea, perejil y pimienta).

Si bien maneja muchos sabores tradicionales, la gastronomía polaca se enriquece constantemente con nuevos sabores, a veces incluso exóticos.

A continuación repasamos 10 de los platos típicos de Polonia más deliciosos.

1. Pierogi (albóndigas polacas)

Estas albóndigas están hechas de una masa finamente enrollada rellena con una variedad de ingredientes diferentes. Los rellenos más populares son la carne, el chucrut y los champiñones, la fruta de temporada (arándanos, fresas y cerezas), el trigo sarraceno, el requesón dulce o las patatas hervidas con cebollas fritas (llamadas bolas de masa rusa).

Los Pierogi son una comida típica polaca que suelen servirse de forma más habitual durante la época navideña.

2. Rosół (caldo / sopa de pollo)

El Rosół es la sopa más común que se sirve en Polonia. Uno de los momentos más tradicionales para probar esta comida por parte de los polacos es después de la iglesia del domingo en los días fríos.

Su receta es muy fácil y rápida de preparar, y comúnmente se sirve con fideos caseros. Los ingredientes necesarios para esta sopa son agua, cualquier trozo de pollo, cebolla, puerro, cebolla, apio verde, perejil, repollo, sal y pimienta.

3. Gołąbki (rollo de col)

Gołąbki es una comida tradicional polaca típica hecha de carne de cerdo picada con algo de arroz, cebolla y champiñones, envuelta en hojas de col blanca. También existen otras variaciones de rellenos como aves, cordero o incluso sin carne. Antes de servir el repollo se cuece a fuego lento o se fríe en grasa.

Los golumpkis, al igual que los pierogi, a menudo se sirven durante la temporada navideña. Ya sea que los pruebes en Navidad o en cualquier otra época del año, seguro que te encantarán estos deliciosos rollitos de repollo rellenos, típicos de las cocinas de las abuelas polacas.

4. Polskie naleśniki (tortitas polacas)

Los naleśniki son, básicamente, panqueques polacos muy finos, que se sirven con queso quark (un queso batido, de textura untuosa y blanca, de aroma fresco y sabor ligeramente ácido) previamente mezclado con azúcar, mermelada, frutas y azúcar en polvo.

También existe la versión salada de este plato típico de la gastronomía de Polonia, que se sirve con carne y verduras. Diferente, pero igual de sabroso que su versión dulce.

5. Kolaczki 

El Kolaczki es quizás uno de los postres más populares de Polonia. Consiste en galletas dobladas que contienen un relleno de fruta (generalmente albaricoque) o de queso dulce y están ligeramente espolvoreadas con azúcar en polvo.

Tradicionalmente, estas deliciosas galletas se servían en Navidad, pero ahora son un regalo durante todo el año. Los kolaczkis son mejores frescos, por lo que es mejor si son caseros o si los compras en algunas de las tiendas que los venden a lo largo y ancho de toda Polonia.

Gastronomía de Polonia: Kolaczki

6. Mazurka

El mazurka (también llamado mazurek) no es solo una danza folclórica polaca, un gorrión o alguien de Mazur, sino que también es el nombre de un delicioso pastel plano. Este pastel está hecho con ingredientes similares a los de kolaczki pero está aplanado.

Al igual que el kolaczki, el Mazurka también contiene mermelada, pero generalmente incluye más de un tipo. Estas mermeladas se utilizan para agregar un delicioso sabor afrutado al pastel y sirven como decoración.

7. Kotlet schabowy (chuleta de cerdo empanada)

La Kotlet schabowy es una de las comidas típicas de Polonia más deliciosas y antiguas. Esta chuleta de cerdo, que es rebozada con pan rallado se suele servir con patatas con mantequilla y ensalada de col. Si no te gusta la carne de cerdo, intenta comer chuleta de pollo preparada de la misma manera, está igual de rica.

8. Bigos (estofado de cazador)

Uno de los platos típicos de Polonia más tradicionales. Sus ingredientes básicos son chucrut rallado, repollo fresco (a veces se usa solo chucrut), varios tipos de carne y salchichas, champiñones secos, ciruelas pasas, cebollas y especias.

Bigos, gastronomía polaca

9. Gulasz (Goulash)

Si bien el goulash es un plato originario de la cocina húngara, le ha sucedido lo que le sucede a todos los grandes platos de la gastronomía mundial: se hizo popular fuera de las fronteras de su país de origen y el resto de países adaptaron la receta según los ingredientes que tenían más a mano (por eso el gulasch también apareció en nuestro listado de comida típica de Austria).

La receta polaca se ha modificado ligeramente con respecto a la original de Hungría. En este caso, el guiso de carne se sirve con patatas y verduras, aderezado con cebolla y pimientos.

10. Babka

La Babka es un delicioso pastel de levadura. Es conocido por ser uno de los platos típicos de Polonia más relacionados con la Pascua. La babka a menudo se hace con pasas mezcladas en la masa y contiene una cobertura de frutas, pero cada vez se hacen más babkas de queso o chocolate (¡porque a todos les encanta una babka de chocolate!).

Artículos relacionados

Deja un comentario