Guía para visitar el museo Hermitage de San Petersburgo

El Museo del Hermitage en San Petersburgo es uno de los mejores museos que puedes visitar, tanto en Rusia como en cualquier otra parte del mundo. Situado en un hermoso Palacio de invierno y hogar de una de las colecciones de arte más grandes del mundo, visitar este museo es definitivamente un placer para cualquier entusiasta del arte.

Siendo el segundo museo más grande del mundo, es probable que te sientas un poco abrumado al intentar planificar una visita. Pero [email protected], que para eso estamos nosotros.

Sigue leyendo este artículo y encontrarás con información y consejos sobre cómo visitar el Museo del Hermitage en San Petersburgo.

Breve historia del museo Hermitage de San Petersburgo

Primero lo primero, comencemos con un poco de historia sobre este hermoso lugar.

La emperatriz rusa Catalina la Grande fue una verdadera mecenas del arte que, durante el siglo XVIII, comenzó una nutrida colección de arte para su Palacio de Invierno en San Petersburgo que compró, en primera instancia, al comerciante berlinés Johann Ernst Gotzowsky. Originalmente esta colección había sido creada para el rey de Prusia Federico II, pero como el rey lo rechazo, Gotzowsky se lo vendió a la emperatriz rusa.

Catalina decidió darle un buen espacio a esta nueva afición y dedicó una parte del palacio a su nueva colección de arte. Durante su tiempo, todavía no estaba disponible para el público, por lo que solo unos pocos podían verlo.

Visitando el museo Hermitage de San Petersburgo

El edificio

No solo la colección de arte del museo Hermitage de San Petersburgo te impresionará, sino que el propio edificio en el que se encuentra el museo es una obra de arte en sí misma.

Compuesto por seis edificios, su parte central es el Palacio de Invierno con su reconocible fachada verde. Curiosamente, este edificio fue pintado varias veces a lo largo de su historia, siempre con diferentes colores; a veces era rojo, otras amarillo, etc. Finalmente, se volvió a pintar en su color verde claro original después de la Segunda Guerra Mundial.

El edificio fue utilizado como palacio y hogar de la familia Romanov. Catalina la Grande organizó allí numerosos eventos, desde mascaradas para la nobleza, hasta grandes recepciones y diferentes ceremonias. Seguramente podrás sentir el propósito original de todo el lugar cuando veas su interior con los grandes salones y el mobiliario histórico.

Algunas habitaciones destacan por la decoración y el mobiliario de sus paredes. La galería que se conoce como «Raphael Loggias» es especialmente notable. Fue creado en la década de 1780 como una réplica de la habitación que pintó Rafael en el Palacio Apostólico de Roma.

museo Hermitage de San Petersburgo

La colección

Con más de 3 millones de objetos, el Hermitage es el segundo museo más grande del mundo. Se dice que si dedicaras solo un minuto a observar cada exhibición, tendrías que pasar 11 años en el museo. ¡Once años! Como entendemos que no tienes tanto tiempo para dedicar a este impresionante museo, pasemos a analizar los puntos más importantes.

La mejor parte de la colección es la selección de arte de Europa occidental. Las obras de pintores del Renacimiento italiano como Leonardo da Vinci y Rafael, o de maestros holandeses como Rembrandt se encuentran entre las más famosas. Además de estas, las colecciones del antiguo Egipto, arte antiguo, pintura barroca y escultura clásica se encuentran entre las más interesantes.

Cosas que debes saber antes de visitar el museo Hermitage

  • Gatos del museo: Alrededor de 60 gatos viven en el museo. Están aquí desde el siglo XVIII cuando la emperatriz Isabel les ordenó controlar a los ratones. Y no, animal, no son los mismos gatos desde hace 250 años.
  • Entradas al museo: para evitar hacer cola durante horas, definitivamente es recomendable comprar las entradas con anticipación. 
  • Entrada gratuita: La entrada al museo es gratuita el primer jueves de cada mes. Eso sí, esta información no la conseguimos nosotros por ser espías del gobierno, sino que la sabe todo el mundo, por lo que ese día suele estar bastante más concurrido.
  • Visitas guiadas: Si te gusta el arte, o si te gusta entender las cosas que ves cuando visitas un museo, contratar una visita guiada puede ser una excelente idea, ya que de otro modo es posible que te pierdas en la abrumadora cantidad de cosas que hay para ver. Puedes reservar tu visita siguiendo este enlace.
  • Otras sedes: el museo Hermitage está en continua expansión. Si no visitas Rusia, puedes encontrarlo actualmente en Ámsterdam, aunque también supo contar con exposiciones temporales en ciudades como Londres o Las Vegas

Otros museos en San Petersburgo

Si te gustan los museos, o si no quieres perderte uno de los atractivos más importantes de la ciudad de San Petersburgo, no puedes dejar de visitar el museo Hermitage, una joya arquitectónica y cultural del país más grande del mundo.

¿Has visitado este museo? ¿Tienes otros consejos para una gran visita al Museo del Hermitage?

Artículos relacionados

Deja un comentario