Mezquita de Solimán El Magnífico: ¿Qué esperar de una visita a este templo?

La mezquita de Solimán El Magnífico, construida sobre la tercera colina de la histórica Estambul, es una de las mezquitas más grandes de la ciudad. Su historia y su belleza van de la mano para convertirse en un imprescindible de cualquier que visite la capital de Turquía.

Si estás preparando una visita a Estambul, sigue leyendo y entérate de todo lo que tienes que saber sobre este impresionante templo.

Conociendo la mezquita de Solimán El Magnífico

El tamaño verdaderamente asombroso de la Süleymaniye Camii (la Mezquita de Solimán) es una de sus características más distintivas: construida por el legendario arquitecto Mimar Sinan, fue una de sus obras maestras y su diseño más grande jamás construido.

Ahora bien, no es solo el imponente tamaño lo que impresiona (la cúpula central mide 47 metros de altura), sino también el interior elegantemente decorado. La sensación de espacio y luz se enfatiza en las semicúpulas de apoyo al noroeste y sureste y los monumentales espacios arqueados al suroeste y noreste.

Historia de la mezquita de Solimán

Solimán I (Solimán El Magnífico) fue un sultán incomparable de la época más imponente del Imperio Otomano . También es conocido como Soleiman o Süleymaniye.

El sultán, que gobernó el Imperio Otomano durante más de 40 años, modificó las leyes otomanas para ser un ejemplo para el mundo. Por eso, se le conoce como el “Legislador Kanuni” en nuestra historia.

El sultán, que salió triunfante de todas las guerras de Oriente y Occidente, ordenó al arquitecto imperial Mimar Sinan que construyera una mezquita que tomó su propio nombre. Envió una carta a los líderes de los estados amigos y enemigos, en la que les informó sobre la construcción de una mezquita sin igual para él.

Esta noticia agradó a los países amigos mientras que los países rivales del Imperio Otomano recibieron la noticia con envidia.

Mimar Sinan, quien tenía infinitas oportunidades económicas para cumplir la construcción de esta mezquita en el período en el que el Imperio Otomano atravesaba su época más gloriosa, comenzó a trabajar sin perder tiempo.

Los primeros cimientos de la mezquita se colocaron sobre una colina, que puso su sello en la silueta de la ciudad vista desde el Cuerno de Oro. La mezquita, que desafiaría los siglos en una colina empinada, esperó mucho tiempo a que se colocaran sus cimientos para reforzar el edificio.

El Shah Tahmasp iraní negoció el cese de la construcción de la mezquita y envió un gran tesoro. Su objetivo era molestar al sultán Solimán con su riqueza.

El sultán, que recibió la carta del Shah, entregó el tesoro a Mimar Sinan. Mimar dijo que el motivo de la parada no era la pobreza, sino que esperaban que se sentaran las bases.

El tesoro enviado por el Shah fue enterrado y agregado al mortero de uno de los cuatro minaretes.

Un pasado turbulento

La historia de la mezquita de Solimán no siempre ha sido fácil. Fue devastada por un incendio en 1660, y cuando fue restaurada por el arquitecto Fossati (bajo el mando del Sultán Mehmet IV) se cambió a un estilo más barroco, dañando el diseño original.

Durante la Primera Guerra Mundial, el patio se utilizó como depósito de armas, lo que provocó otro incendio cuando se encendieron algunas de las municiones. No fue completamente restaurado hasta 1956.

¿Qué más hay en el complejo de la mezquita de Solimán?

También en Sülemaniye Külliyesi (el complejo de la mezquita), hay una medrese (escuela religiosa), un comedor de beneficencia, un hospital, una caravasar, una biblioteca, un bazar y varias tumbas.

Algunas de estas instalaciones todavía están en uso hoy en día. Son notables las tumbas de Solimán El Magnífico y su esposa, Haseki Hürrem (también conocida como Roxelana). Ambas son impresionantes, presentando incrustaciones de metales preciosos, piedras y vidrieras. La tumba del arquitecto Mimar Sinan también se encuentra aquí, en la esquina noroeste.

¿Qué otras atracciones hay cerca de la mezquita de Solimán?

Como se encuentra en la histórica península antigua, la mezquita está cerca de varios otros lugares de interés, como el Gran Bazar, el Bazar de las Especias , la Mezquita Rustem Pasha y la Mezquita Nueva. Incluso está a poca distancia del Palacio de Topkapi y la Mezquita Azul .

Cómo llegar a la mezquita

La forma más fácil es tomar un tranvía hasta Beyazit-Grand Bazaar o Laleli-University, desde donde hay un corto paseo.

¿Cuáles son los horarios de apertura de la mezquita de Solimán?

La mezquita está abierta todos los días de 9 a 18 hs, pero cierra durante las horas de oración. No hay precio de entrada a Solimán, pero las donaciones son bienvenidas.

Hasta aquí llegamos con este breve repaso por los principales aspectos de la Mezquita de Solimán El Magnífico. Esperamos que este artículo te sirva para preparar tu visita a Estambul y que disfrutes al máximo toda la belleza de este extraordinario templo.

¿Has estado ya en Estambul? ¿Visitaste esta mezquita? Deja un comentario aquí abajo y cuéntanos tu experiencia!

Artículos relacionados

Deja un comentario