El mercado de las pulgas de París, visita obligada para los amantes del diseño

Si estás planeando un viaje a París, hay un lugar no tan promocionado que tienes que agregar a tu itinerario: el mercado de las pulgas de París, también conocido como Marché Clignancourt o, más formalmente, Les Puces de Saint-Ouen.

El mercado de las pulgas de Paris ocupa 7 hectáreas, lo mismo que 13 campos de fútbol uno al lado del otro, lo que lo puede convertir en algo un poco abrumador si no sabes por dónde empezar. 

Para ayudarte con eso y que aproveches tu visita a Marché Clignancourt, este artículo te ayudará respondiendo algunas preguntas que de seguro te harás cuando planees tu visita a este reconocido mercado de pulgas.

mercado pulgas paris free tour
mercado pulgas paris free tour montmartre
mercado pulgas paris free tour torre eiffel y arco

¿Dónde está el Mercado de las pulgas de París?

Este mercado se encuentra en la división entre el Distrito de Saint-Denis y el Distrito XVIII de París. La dirección exacta es Allée des Rosiers 99, en la Comuna de Saint Ouen.

¿Cómo llegar al mercado de pulgas?

El metro es una buena opción. El mercado está ubicado cerca de la estación Porte de Clignancourt, una zona en la que suele haber carteristas, por lo que no deberías perder de vista tus objetos de valor para evitar un mal trago durante tu viaje.

Ahora bien, si el metro de París se te presenta como un reto demasiado complicado (son muchas líneas, es verdad, pero deberías intentarlo porque es muy fácil de utilizar), puedes tomarte un Uber que te deje en la entrada del mercado Paul Bert Serpette, que se encuentra en 110 Rue de Rosiers, en Saint Ouen. Asegúrate de buscar bien en Uber que sea en el barrio de Saint Ouen, de lo contrario te llevarán a la Rue de Rosiers en París, que está en una hermosa calle del barrio de Marais pero no es donde encontrarás el mercado de pulgas de París.

Mercado de las Pulgas de París

¿Qué tipo de cosas encontraré allí?

La respuesta es de todo. Desde pisos de parquet originales de Versalles hasta muebles de decenas de estilos diferentes: sillones Luis XV, muebles de la era espacial de los años 60, como sillas tipo huevo o lámparas de media esfera.

Además de muebles, hay arte y accesorios en abundancia, además de baratijas de todo tipo como una pequeña bandeja de plata con forma de perro schnauzer donde apoyar tu cuchillo después de untar con mermelada una tostada (sí, nos pareció que teníamos que dar un ejemplo muy preciso).

Estando en el mercado de pulgas querrás verlo y comprarlo todo. Hay puestos al aire libre llenos hasta los topes y vendedores sedientos de captar compradores.

mercado pulgas paris free tour misterios
free tour barrio latino mercado pulgas paris
mercado pulgas paris free tour museo perfume

¿Cómo nació el mercado de pulgas de París?

Los diseñadores y amantes del diseño han estado adquiriendo artículos para el hogar en este lugar durante casi 200 años. Según cuenta la historia, cuando el urbanista Georges-Eugène Haussmann comenzó a pavimentar París con sus grandes bulevares y a reemplazar sus barrios marginales con esas fachadas de piedra con techos inclinados, ahora características, muchos comerciantes de segunda mano tuvieron que dejar sus tiendas. Se consolidaron y se trasladaron a un lugar al norte de París, cerca de la Porte de Clignancourt, donde se erigieron por primera vez una serie de puestos en 1860.

160 años después de sus comienzos, todavía no está claro si el nombre “marchés aux puces” (mercado de las pulgas), se inspiró en las pulgas que infestaban la sucia tapicería en la época.

Pero con el paso de los años el mercado se transformó en mucho más que un puñado de comerciantes despojados de su lugar, sino que es uno de los lugares más apreciados por los fanáticos de la decoración, el diseño y las antigüedades.

Dentro de las siete hectáreas que ocupa el mercado de pulgas de París, encontrarás diferentes locales que son como pequeños mercados interiores. Los más famosos son Paul Bert, L’entrepot, Biron, Dauphine o Serpette, entre otros.

Mercado Pulgas París

¿Qué debo tener en cuenta al visitar el mercado de pulgas de París?

Esto debería ser evidente, pero cuando planifiques un viaje a París (o cualquier país donde no sepas el idioma), es aconsejable repasar algunas frases locales, o mínimamente saber algunas palabras.

No es necesario que hables francés con fluidez para comprar en el mercado de pulgas, ya que casi todos los vendedores hablan inglés, pero los saludos simples serán de gran ayuda para empezar una charla amena con los vendedores.

Otro consejo que podemos darte es que recorras el mercado con un calzado cómodo, ya que caminarás mucho.

Si vas con la idea de comprar algún mueble para tu casa, recuerda llevar anotadas las medidas o anota la dirección de correo de la tienda, ya que probablemente puedas encargarlo cuando llegues a casa y te lo envíen sin inconvenientes.

¿Cuándo ir al mercado de pulgas?

Una de las mejores cosas del mercado de las pulgas de París es que está abierto todo el año, todos los fines de semana, llueva, truene o haya un sol que parta la tierra. Además, muchos vendedores abren los viernes para que puedas tener una vista previa de sus piezas para el fin de semana, y algunos abren los lunes, para aquellos compradores indecisos que se arrepintieron de no comprar el fin de semana.

Además de simplificar todo, esto también significa que no tendrás que sentirte abrumado por la enorme cantidad de personas que compiten por comprar los distintos objetos que puedes encontrar en el mercado.

Así y todo, hay épocas del año mejores que otras para recorrer el mercado.

A finales de mayo, pasear por el mercado en una fresca mañana de primavera es una de las formas más encantadoras de experimentarlo.

A principios de septiembre, encontrarás un inventario mucho más rico ya que esa es la época en que los vendedores regresan de sus viajes con nueva mercadería.

En enero, pleno invierno, es un buen momento para ir si lo que quieres es evitar las multitudes y no le temes al frío parisino.

mercado París

¿Qué medios de pago aceptan?

Tener algo de efectivo a mano no es una mala idea si deseas comprar alguna baratija económica, pero no es necesario: la mayoría de los locales aceptan tarjetas de crédito. Hay un cajero automático, solo uno, fuera del mercado Dauphine en caso de necesitarlo.

¿Cómo me llevo los muebles que compro?

Si decides comprarte uno o mas artículos de un tamaño lo suficientemente grande como para que se rían de ti en Ryanair por intentar colarlo como equipaje de mano (venga, tí@, que la cómoda de roble de finales del s.XIX no cabe bajo el asiento), debes saber que el mercado cuenta con un sistema de envío muy bien desarrollado.

Varias de las empresas que encontrarás en el mercado tienen un sistema de etiquetado que te permitirá elegir y enviar a donde tú digas aquello que compres. Solo tendrás que coger un pequeño cuaderno, calcomanías y etiquetas con número de envío. Al momento de comprar, el vendedor anotará los productos y precios en el cuaderno, te dejará una copia y luego pegará y etiquetará los artículos que deben enviarte a casa. Fácil, cómodo y rápido.

¿Puedo pelear precios en el mercado de pulgas?

Si bien los precios en el mercado de las pulgas son notablemente bajos en comparación con tiendas normales, puedes obtener una mejora en el precio si sabes conseguirla. El regateo es perfectamente aceptable en el mercado de las pulgas de París

mercado pulgas paris autobus
mercado pulgas paris barco sena
mercado pulgas paris palacio versalles

¿Hay algún lugar para comer cerca?

Si planeas pasar el día aquí pero temes morir de inanición, [email protected] Hay algunos restaurantes ubicados dentro del mercado principal, por lo que no tienes que sufrir pensando en eso.

Puedes tomar un descanso para tomar un café, un refrigerio o un almuerzo. Encontrarás restaurantes lujosos como Ma Coccotte, o algunos más informales como La Péricole, Le Petit Navire o P’Tit Landais.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¿Te dio ganas de visitar el Mercado de las Pulgas de París? A nosotros también. Nos vamos a medir el espacio debajo del asiento del avión, que tenemos que comprar un sillón para el salón y queremos ver si cabe. Si te gustó el artículo, comenta y comparte!

Artículos relacionados

Deja un comentario