Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cinco razones para visitar el lago Wanaka en Nueva Zelanda

Un viaje a Nueva Zelanda, particularmente alrededor de Queenstown, es siempre un buen viajes. Muchos incluso lo suelen incluir como parte de su lista de viajes que hay que hacer al menos una vez en la vida. Allí casi todo es perfecto y siempre se sentirás como si estuvieras saliendo de una postal. 

De los muchos lugares que puedes visitar en Nueva Zelanda, el lago Wanaka es un imprescindible, ya que es verdaderamente único e inolvidable. Si eres un entusiasta de las actividades al aire libre y te gustan los entornos naturales espectaculares, definitivamente te recomendamos que visites el lago Wanaka.

El lago Wanaka es el cuarto lago más grande de Nueva Zelanda y se estima que tiene más de 300 metros de profundidad. Es la meca de toda aventura, naturaleza y fanático del aire libre. Curiosamente, no se lo nombra mucho en los medios de comunicación, pero puedes estar [email protected] que es algo para no perderse. Es uno de esos lugares que un turista promedio nunca pensará en visitar, pero con el que fliparás una vez que estés ahí.

Si estás dudando en visitar el lago Wanaka durante tu visita a Nueva Zelanda, aquí te van cinco razones por las que debería dejar las dudas de lado.

Es realmente hermoso

Antes de entrar en demasiado detalle, vale la pena mencionar que el lago Wanaka es la puerta de entrada al Parque Nacional Mount Aspiring, que es uno de los parques nacionales en Te Wähipounamu, Área del Patrimonio Mundial de la UNESCO en el suroeste de Nueva Zelanda. Es paraíso alpino de picos imponentes, glaciares, ríos y valles espectaculares. Para decirlo rápido y fácil: es simplemente una ubicación extremadamente hermosa.

Ahora bien, si lo que buscas es LA foto de Nueva Zelanda, también la encontrarás aquí, con el icónico Lone Tree del lago Wanaka. Es, básicamente, un sauce que crece en el lago. Asegúrate de pasar por el lago al atardecer, y no podrás creer los increíbles colores que verá en el cielo. Si estás aquí durante el invierno, es posible que tengas una buena oportunidad de ver las luces del sur, también conocidas como Aurora Australis (la versión austral de las auroras boreales).

Cuenta con excelentes rutas de senderismo

Si te encanta una buena caminata, el lago Wanaka tiene mucho para ofrecerte. Aquí, puedes disfrutar de una caminata por la mañana o por la tarde con un fondo increíblemente hermoso.

El lago Wanaka tiene muchos senderos en las montañas circundantes que puedes recorrer para disfrutar de algunas vistas realmente impresionantes del lago. No dejes de visitar Roy’s Peak, otra de las atracciones naturales más fotografiadas de la zona.

Es la meca de los deportes extremos

Si toda Nueva Zelanda está catalogada como el país rey de los deportes extremos es, en buena parte, por todo lo que se puede hacer en el lago Wanaka.

Con un paisaje natural diseñado casi a propósito para ser desafiado, durante tu visita podrás practicar senderismo, ciclismo de montaña, escalada en roca, esquí, snowboard, paracaidismo, parapente, kitesurf, paseos en bote, kayak y cualquier otra forma que busques de descarga de adrenalina.

Así que ya sabes, si te gusta experimentar emociones fuertes, el lago Wanaka tiene un par de actividades preparadas para ti.

Garitos everywhere

En los pueblitos de alrededor del lago, especialmente en el que llega el mismo nombre, Wanaka, encontrarás una enorme cantidad de bares y cafés donde puedes comprar una bebida para disfrutar junto a la hermosa vista del lago. También encontrarás alguna que otra cervecería llena de viajeros jóvenes que aprovechan el happy hour para disfrutar del ambiente y conocer a otros viajeros.

Es perfecto para viajes de bajo presupuesto

Vamos a ser claros: si decides realizar todas tus actividades desde Queenstown, probablemente vayas a gastar más que si lo haces en algunos de los pueblitos de alrededor del lago. Esto es básicamente una cuestión de popularidad, oferta y demanda. Ahora bien, si decides alejarte un poco de la ciudad, no sufrirás por tu cuenta bancaria si decides realizar dos o tres excursiones y actividades.

En Wanaka, el pueblo, todo es bastante más asequible que en la ciudad. Incluso si viajas con un presupuesto limitado, podrá disfrutar de todo lo que este pequeño y pintoresco lugar tiene para ofrecer. Su alojamiento es bastante barato, y si planeas quedarte un poco más por la zona, hay muchos trabajos agrícolas disponibles temporalmente para los turistas, a menudo a cambio de un sueldo y alojamiento.

En general, el lago Wanaka es un verdadero paraíso, es menos agitado que Queenstown, cuenta con algunos restaurantes maravillosos y ofrece varias atracciones realmente interesantes. 

Conclusión

Wanaka, en sí mismo, es mágico. Ningún viaje a Nueva Zelanda estaría completo sin visitar esta área, incluso cuando muchos otros turistas ni siquiera piensan en poner un pie allí. 

Montañas cubiertas de nieve, lagos turquesas y paisajes increíbles. No hay otra forma de describir lo mágico y hermoso que es el lago Wanaka. Por estas razones, y muchas más, siempre vale la pena visitarlo, aunque sea por uno o dos días. ¡No te lo pierdas!

Artículos relacionados

Deja tu comentario