Qué ver en

Lourdes

¿Viajas a Lourdes?

¡Encuentra aquí free tours, excursiones, entradas y mucho más!

A mediados del siglo XIX, Lourdes, un pequeño pueblito francés ubicado en las estribaciones de los Pirineos, vivía un episodio absolutamente único: una joven campesina, llamada Bernadette Soubirous, aseguraba que la mismísima Virgen María se había aparecido frente a sus ojos.  

Desde ese momento la suerte de aquel pueblito hasta entonces desconocido cambió para siempre. Pronto se convirtió en uno de los lugares de peregrinación más visitados del mundo, atrayendo hoy en día a unos seis millones de visitantes al año que llegan hasta allí en busca de curación física y sanación espiritual. Tal es la cantidad de peregrinos y fieles que llegan hasta allí que existen agencias de viaje, como por ejemplo Haya Peregrinaciones, que se dedican exclusivamente a peregrinaciones o viajes religiosos. 

Si estás planeando un viaje a este lugar y te preguntas Qué ver en Lourdes una vez que estés allí, sigue leyendo y te contamos los principales atractivos de esta afamada localidad. 

Qué ver en Lourdes relacionado con las apariciones 

El santuario de Nuestra Señora de Lourdes 

Qué ver en Lourdes: el santuraio

En cualquier listado de cosas que ver en Lourdes seguro aparece este sitio en el primer lugar, y no es para menos. No puedes decir que estuviste en Lourdes si no visitas el punto que dio inicio al turismo religioso y las peregrinaciones a la ciudad.  

El Santuario de Nuestra Señora de Lourdes, también conocido como la gruta, es el lugar en el que aquella joven campesina experimentó la primera de sus 18 visiones de la Virgen María. Durante su noveno encuentro con la sagrada aparición, Soubirous supuestamente recibió instrucciones de lavarse en la gruta, y hoy los visitantes hacen fila para tener la oportunidad de darse un chapuzón en sus aguas heladas. 

Le Cachot 

Gran parte de la historia de Lourdes gira en torno a la historia de Bernadette Soubirous, su familia y sus encuentros visionarios con la Virgen María. Le Cachot es una parte fundamental de esta historia: originalmente una prisión lúgubre, fue remodelada como alojamiento para la familia Soubirous y hoy los visitantes pueden ver la pequeña habitación que habitaba la familia cuando Bernadette vio las apariciones. 

Château Fort 

El Château Fort de Lourdes (Fortaleza de Lourdes), de 1.000 años de antigüedad, es la única atracción secular importante de la ciudad. Se encuentra ubicado sobre un afloramiento rocoso en las afueras de la ciudad. Nunca conquistado en su historia, alberga el Musée Pyrénéen, un museo de artefactos y arte regionales. Aquí podrás contemplar ver las reconstrucciones de los interiores de las casas del pueblo de otras épocas y aprender sobre los trajes festivos y las creencias únicas de la zona. El ascenso al fuerte es una caminata corta pero empinada, mientras que las vistas de la ciudad y más allá de los Pirineos hacen que el esfuerzo valga mucho la pena. Eso sí, si tienes problemas de movilidad (o simplemente eres vago 😀) puedes tomar un ascensor de forma gratuita. 

Moulin de Boly 

El Moulin de Boly, el lugar de nacimiento de Bernadette Soubirous, en el corazón de la localidad y otro punto imprescindible que ver en Lourdes, fue originalmente un molino de agua donde la niña pasó sus primeros 10 años. Renovado en 2012, el sitio ahora es un museo que cuenta con un dormitorio, una cocina y un molino de agua. Hay recorridos informativos disponibles, que brindan más detalles sobre la vida sencilla que llevaban las familias campesinas en ese momento y, para los peregrinos, revela un retrato más íntimo de los primeros años de vida de Bernadette. 

El manantial 

Los peregrinos acuden a este manantial para recoger el agua legendaria de Lourdes. La costumbre tiene su origen en la historia de la aparición de la Virgen María a Bernardita, en la que instruyó a la niña para que cavara la fuente con sus propias manos y bebiera del manantial que de ella saliera. Es importante señalar que el agua de Lourdes no se clasifica como agua bendita, ya que no ha sido bendecida por un sacerdote. Sin embargo, son innumerables las historias de peregrinos que se curan de diversas enfermedades y dolencias tras beber de estas aguas, lo que convierte a este manantial en un lugar que sí o sí tienes que ver en Lourdes.  

Templo que ver en Lourdes

Chemin de Croix 

Terminado en 1912 después de 13 años de construcción, El Vía Crucis es una parte integral de una peregrinación a Lourdes: una ruta sinuosa que navega por la colina boscosa de Espélugues durante 1,5 kilómetros. A lo largo del recorrido, 115 figuras de hierro de tamaño natural representan, en viñetas, las 14 devociones o eventos específicos que conformaron el último día de Jesús en la tierra: estas, las Estaciones de la Cruz, invitan a detenerse, contemplar y tal vez tomar una foto. Para las personas con movilidad reducida hay una ruta separada y de más fácil acceso. En la cumbre tranquila podrás recostarte en la hierba, recuperar el aliento y contemplar el horizonte, mientras los picos pirenaicos se desvanecen en el horizonte.

Atracciones seculares que ver en Lourdes 

Pic du Jer 

Pic du Jer, cerca de Lourdes

Eclipsando a Lourdes, este afloramiento irregular se eleva a 1.000 m y ofrece unas hermosas vistas de la ciudad y más allá. El trayecto hasta la cima toma alrededor de tres horas. No olvides llevar agua si piensas llegar hasta allí a pie. Si, nuevamente, te da flojera tanto esfuerzo, un funicular de 120 años de antigüedad ofrece un viaje panorámico que te llevará a la cima en unos quince minutos.  

Cuando llegues a la cima encontrarás un restaurante, así como senderos que conducen a varios miradores y cuevas. El Pic du Jer es algo que ver en Lourdes también por la noche, coronado con su cruz gigante iluminada. 

La Ferme du Bon’Air 

Para un descanso de los sitios de interés religioso, esta finca ofrece una alternativa divertida e intrigante rodeada de exuberante vegetación. Aquí podrás conocer y acariciar animales criados localmente, incluidos ponis, conejillos de indias y más. Hay muchas áreas de pícnic para disfrutar de un almuerzo tranquilo y, si visitas la ciudad con niños pequeños, esta granja ofrece una agradable distracción de la gran cantidad de atractivos religiosos que pueden llegar a saturar a los más peques. 

Les Halles 

En este enorme mercado cubierto, considerado el corazón culinario de Lourdes, la gente compra frutas y verduras frescas, así como ingredientes especiales y delicias de fin de semana. Aquí podrás encontrar quesos, productos para untar y condimentos producidos localmente, así como diferentes tipos de miel, encurtidos y conservas apiladas tentadoramente una encima de la otra. Mientras recorres el lugar, asegúrate de probar el gâteau à la broche, un pastel tradicional local cocinado en un asador frente a un fuego abierto, que se cree que fue traído a Francia por los soldados napoleónicos que regresaban de la batalla en el este de Europa. 

Grutas de Betharram 

A solo 20 minutos en coche al oeste de la ciudad se encuentra este laberinto de cuevas de piedra caliza, que se extiende bajo las estribaciones de los Pirineos. Con varios niveles, son el resultado de la erosión del agua durante millones de años. El sistema es tan vasto que una parte se puede recorrer en barco y otra en un pequeño tren eléctrico, introducido en la década de 1970. Verás formaciones rocosas que parecen salidas de otro mundo, así como estalactitas y estalagmitas que proyectan sombras con formas espeluznantes. 

 
Hasta aquí llegamos con este repaso por las mejores cosas que ver en Lourdes. Esperamos que este artículo te haya gustado y te sirva para planificar tu visita a este importante punto de peregrinación de la fe católica. Si así fue, no dejes de compartirlo. 

Paquetes turísticos por Francia

Incluye: Vuelos incluidos + Hoteles incluidos + Traslados incluidos + Excursiones incluidas + Comidas incluidas

Ruta por Alsacia y Selva Negra

Descubre dos destinos con un encanto único y absolutamente especial.

Desde

1.284€

8 días

Incluye: Vuelos incluidos + Hoteles incluidos + Traslados incluidos + Excursiones incluidas + Desayunos incluidos

París, Ámsterdam, Alemania y Praga

Descubre algunas de las ciudades más importantes de toda Europa.

Desde

980€

10 días

Incluye: Vuelos incluidos + Hoteles incluidos

¡Disfruta una escapada a París!

Descubre la Ciudad de la Luz con este viaje express a la capital gala.

Desde

101€

5 días

Descubre más sobre Francia

¡Inspira tus viajes con nuestra newsletter!
(Un mail a la semana, sin ser pesados. Tranqui, te desuscribes cuando quieras.)