Qué ver en

Úbeda

Si estás buscando un destino que combine historia, tradición, cultura y naturaleza para pasar un par de días, adéntrate en el corazón de la provincia de Jaén, en Andalucía, para descubrir la enorme cantidad de cosas que ver en Úbeda.

Capital de la Comarca de La Loma de Úbeda, y ubicada en la ya nombrada provincia de Jaén, la ciudad de Úbeda se presenta como la opción perfecta para quien esté buscando un destino cargado de cultura y con mil y un sitios que ver y visitar.

Declarada Patrimonio de la Humanidad en 2003 junto a su vecina Baeza, esta ciudad de larga tradición aceitera cuenta entre sus muchos atractivos turísticos con un conjunto monumental al alcance de muy pocas ciudades. Constituido principalmente por edificaciones de los siglos XVI y XVII, sus iglesias y palacios (como la Sacra Capilla del Salvador o el Palacio de las Cadenas) se convertirán rápidamente en protagonistas de todas las fotografías de tu viaje.

No pierdas más tiempo y sigue leyendo para descubrir todo lo que tienes que ver en Úbeda en tu próxima visita. Si quieres, para ir preparando el viaje de la mejor manera, puedes descargar el mapa de la ciudad desde la web oficial de Turismo de Úbeda

En esta guía en español no solo podrás encontrar información de interés sobre qué ver en Úbeda en uno o dos días, sino que además la encontrarás en orden geográfico, para que puedas recorrer esta hermosa localidad de la forma más eficiente y sin perder tiempo (algo fundamental si tu estadía va a ser muy corta). De más está decir que lo bonito de un destino como Úbeda es descubrirlas caminando y perdiéndose en sus calles, pero si cuentas con poco tiempo, contar con esta información te será de mucha ayuda.

Breve historia de Úbeda

De acuerdo a diversas investigaciones, ha habido gente habitando la zona en la que hoy se encuentra la ciudad de Úbeda durante los últimos 6.000 años, aunque la historia que ha convertido a la ciudad en lo que es hoy es relativamente más reciente.

Por lo que hoy es Úbeda han pasado griegos, cartaginenses, íberos, visigodos y romanos, entre muchos otros pueblos y colonias. Pero es recién con la llegada de los árabes a finales del s.VIII y principios del s.IX que reaparece, tras algunos siglos de abandono y destrucción por parte de distintos pueblos, como una ciudad con cierta importancia. 

Abderramán II fue el responsable de refundar la ciudad con el nombre de Ubbada Al-Arab (“de los árabes”). Su intención no era otra que la de crear un asentamiento desde el que controlar las revueltas mozárabes de Baeza.

El dominio árabe se extenderá en la región durante cinco siglos, hasta que la ciudad volverá a manos cristianas durante la Reconquista que tuvo lugar en Úbeda en 1233.

Los años pasarán y finalmente llegará la época dorada de Úbeda, que se ubica en torno al s.XVI. Durante estos años, un potente sector agropecuario, una situación geográfica ventajosa (que le permitía dominar diversas vías de comunicación) y una clase noble muy poderosa serán los responsables de llevar a la ciudad a su época de esplendor. Es en esta época que la ciudad empieza a llenarse de los bellísimos palacios y templos que todavía hoy podemos disfrutar, y que sí o sí tienes que ver en Úbeda.

A partir del s.XVII la ciudad entraría en un declive que se extendería hasta bien entrado el s.XIX. Es recién entre finales de este siglo y principios del s.XX que la agricultura y la industria de la zona empezarían a levantar nuevamente, y muy de a poco, a esta ciudad de su estancamiento.

A comienzos del s.XXI la ciudad es nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, como reconocimiento al inigualable patrimonio arquitectónico que supo construir en su época dorada. Este reconocimiento le acarreará otro a nivel turístico, que convertirá a esta hermosa localidad jienense.

Baner publicidad SIM

Qué ver en Úbeda

Úbeda es conocida por su arquitectura renacentista, pero su atractivo no se acaba ahí. A continuación te contamos el mejor recorrido que puedes hacer en la ciudad para ver sus puntos más atractivos.

Si vas en coche, en la calle Redonda de Miradores hay una zona de aparcamiento gratuito, muy cerca del centro histórico.

City tour

Una opción interesante, sobre todo si tu viaje es corto y no cuentas con demasiado tiempo, es la de hacer un city tour por la ciudad. Estos paseos, generalmente a pie o en bus, tienen la ventaja de que te permiten ver todo lo que tienes que ver en Úbeda en solo dos o tres horas. Además, al contar con un guía turístico que te va contando las curiosidades, la historia y los secretos de los distintos rincones de la ciudad, te aseguras de no perderte nada durante tu visita.

¡Reserva ahora tu plaza, aprovechando que puedes cancelar la visita sin ningún cargo hasta 24 hs antes del tour!

Hospital de Santiago

Hospital de Santiago - Qué ver en Úbeda

Av. Cristo Rey s/n

953 750 842

10:00-14:00 / 17:00-21:00

Entrada gratuita

Comenzamos nuestro recorrido en el Hospital de Santiago, ya que es el punto del recorrido más alejado de todos y es el primero que verás si llegas a la ciudad en autobús (está cerca de la estación).

Si tu visita a Úbeda va a ser muy muy fugaz, quizás quieras dejar este sitio para una próxima visita e ir directamente hacia el centro histórico, ya que está a casi un km del resto de los puntos de interés, que están más próximos entre sí (aunque sería una pena, porque es un edificio absolutamente magnífico).

Este edificio, construido a mediados del s.XVI se concibió para hacer las veces de hospital de pobres enfermos, iglesia, panteón y palacio. Su diseño responde a alguien de quien oirás hablar mucho en esta guía y en Úbeda en general: Andrés de Vandelvira (responsable de muchas otras grandes obras de la ciudad) y su padre, Pedro de Vandelvira.

De clara estética renacentista, este edificio sorprende al recién llegado con una fachada enmarcada por dos imponentes torres, cuyas cúpulas están recubiertas de cerámica vidriada de colores. Ya en su interior, su patio central porticado, sus columnas de mármol, su capilla y los frescos de los techos de esta última te impactarán y maravillarán a partes iguales.

Palacio Vela de los Cobos

Calle Juan Montilla, 4

953 757 916

Ma-Sab: 10:30-13:15 / 16:15-18:30
Dom: 10:45-13:15 / Tardes cerrado.
Lun: cerrado

General: 4€.
Niños: 1.5€.
Grupos y jubilados: 2.5€.

Al salir del Hospital de Santiago deberás tomar la calle Obispo Cobos (que se transformará a los pocos metros en calle Mesones), atravesar la Plaza de Andalucía y luego entrar por calle Real para llegar, finalmente, al Palacio de Vela de los Cobos.

La Plaza de Andalucía supo llamarse Plaza de Toledo por estar ubicada del lado exterior de la muralla junto a la desaparecida Puerta de Toledo

El Palacio Vela de los Cobos es también obra de Andrés de Vandelvira y fue construido a mediados del s.XVI.

El edificio se mantiene en un estado de conservación asombroso, pero además cuenta también con un patrimonio mobiliario, pictórico y escultórico que te sumergirán de lleno en un viaje en el tiempo.

Dentro de los muchos espacios y rincones que debes descubrir de este palacio destacan su patio central cubierto, la escalera principal, el gran salón y el farol en forma de águila (solo existen otros dos en Úbeda), aunque la verdad es que es difícil quedarse con solo cuatro.

Ten en cuenta que el palacio es propiedad privada, por lo que las visitas solo pueden realizarse concertando una cita, llamando al teléfono que figura más arriba.

Palacio de las cadenas

Qué ver en Úbeda - Palacio de las Cadenas

Plaza Vázquez de Molina, 3

953 750 440 / 953 769 450

Lun-Vie: 8:00-19:30
Sab: 10:00-14:00 / 16:00-20:30.
Dom: 10:00-14:00

Entrada gratuita

Saliendo del Palacio de los Cobos deberás coger nuevamente la Calle Real camino hacia el centro histórico, y a unos pocos metros podrás ver a tu mano izquierda la Plaza del Ayuntamiento y el Palacio de las cadenas, actual sede del Excmo. Ayuntamiento de Úbeda.

Quien mandó a construir este edificio fue Juan Vázquez de Molina, y el encargado de proyectar su construcción fue, quién sino, Andrés de Vandelvira.

¿Sabías qué? Juan Vázquez de Molina nunca llegó a vivir en el Palacio de las cadenas. A su muerte, la propiedad pasó a manos de una comunidad religiosa que lo convirtió en convento

Custodiada por dos leones de piedra, su fachada principal (la que se encuentra sobre la Plaza Vázquez de Molina, no la que ves desde la Plaza del Ayuntamiento) es una maravilla arquitectónica allá por donde se la mire. Dividido en tres plantas horizontales (con puerta y ventanas en la primera, balcones en la segunda y ojos de buey en la tercera), el edificio ofrece una imagen de imponencia y robustez, típicamente renacentista.

El interior no se queda atrás en comparación con lo que se puede ver fuera. Su asombroso interior a base de cantería, su patio central con la fuente en medio o el artesonado mudéjar del techo de la última planta son solo algunos de los puntos que no debes perderte cuando visites este centenario edificio.

Plaza Vázquez de Molina

Si has entrado al Palacio de las cadenas por su puerta trasera (la de la Plaza del Ayuntamiento), al salir por la principal darás con la Plaza Vázquez de Molina, epicentro indiscutible de la ciudad y el lugar con más cosas que ver en Úbeda.

La plaza es una auténtica máquina del tiempo, ya que los edificios que la rodean y, sobre todo, el excelente estado de conservación de los mismos, te llevarán de viaje al s.XVI para visitar la época dorada de la ciudad de Baeza.

Dueña de una incuestionable belleza, la plaza principal de la ciudad es uno de los mejores ejemplos de urbanismo renacentista que puedes encontrar en España. Hoy en día está estructurada en cinco partes distintas, que se relacionan directamente con los edificios históricos que la rodean.  Dos de estos edificios (el Palacio de las cadenas y la Sacra Capilla del Salvador) son Monumentos Histórico-artísticos de España desde el año 1931.

Si además de disfrutar de la arquitectura de Úbeda, quieres saborear un poco del día a día de esta hermosa ciudad, aprovecha tu visita a la Plaza Vázquez de Molina para sentarte en alguno de sus bancos a contemplar el ir y venir de los locales por esta plaza que es, sin duda, la más concurrida de la ciudad.

Basílica de Santa María de los Reales Alcázares

Qué ver en Úbeda - Iglesia de Santa María

Plaza Vázquez de Molina s/n

953 756 583

Entrada gratuita

Puedes ver los horarios de apertura en este enlace.

General: 4€
Jubilados: 2.5€
Niños: 1.5€
Grupos (min 20): 2.5€ p/p

En una ciudad cargada de historia, la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares sobresale, precisamente, por todo lo que ha sucedido en el lugar que hoy ocupa. En el solar en que se encuentra la actual iglesia se han hallado restos de la Edad de Bronce, un templo de época romana (o, por lo menos, eso se cree) y una mezquita musulmana, lo que da cuenta de la importancia que ha tenido este lugar para los habitantes de la zona a lo largo de los siglos.

Lo que hasta el s.XIII fue entonces una mezquita terminó convirtiéndose en la primera iglesia ubicada en este terreno, gracias a la conquista de la ciudad de la mano de Fernando III el Santo.

Contrario a lo que sucede con otras edificaciones de la ciudad, en las que la armonía arquitectónica es absoluta, en la Basílica de Santa María las diferentes corrientes que han tenido lugar a lo largo de su historia se cruzan y se mezclan, en algunos casos sin demasiado criterio. Aun así, la belleza global de este templo es tan grande, que hace que estos “saltos” arquitectónicos pasen completamente desapercibidos.

En tu visita a la Basílica (nombramiento que recibió en el año 2014 al convertirse en Basílica menor) seguro querrás prestar atención al hermoso claustro de arcos góticos que te recibirá tras pasar la entrada, las columnas cuadradas del interior y la techumbre de madera que caracteriza el interior del templo.

Cárcel del Obispo

Plaza Vázquez de Molina s/n.

Acceso restringido. Son los juzgados de Úbeda.

Saliendo de la Basílica toma hacia tu derecha y verás -algo más atrás, pero casi pegada a las paredes del templo- la Cárcel del Obispo,  un edificio cuya construcción original data del s.XV pero cuyo aspecto actual es el resultado de una gran cantidad de transformaciones que ha experimentado a lo largo de los siglos.

El edificio se concibió originalmente como un lugar dedicado a la comunidad de mujeres “arrecogidas” (mujeres que habían sido públicas pecadoras y que entraban allí para llevar una vida religiosa, de la solo salían casándose o tomando los hábitos). Más tarde, en el s.XVIII se convirtió en cárcel de religiosos, consiguiendo así el nombre que le acompaña hasta nuestros días.

Al igual que con la Basílica de Santa María de los Reales Alcázares, el solar en el que se encuentra la Cárcel del Obispo ha estado ocupado por distintos pueblos desde hace miles de años. Tanto es así que, durante una excavación realizada con motivo del reacondicionamiento del lugar para cumplir su nueva función como Juzgado, se encontraron restos de una antigua necrópolis de la Edad de Bronce.

Lamentablemente, al ser los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Úbeda, no se permite el acceso a visitantes, por lo que tendrás que conformarte con una vista exterior de su robusta y sencilla fachada.

Sacra Capilla del Salvador

Plaza Vázquez de Molina s/n.

General: 5€
+65 años y grupos > 4: 4.5€
8-15 años y grupo > 20: 2.5€
Escolares: 2€
Gratis: Lun-Sáb 9:30-10:00 y domingos 18:00-19:00

Mayo-Sep:
Lu-jue: 9:30-14:30 / 16:30-19:30.
Vie y sáb: 9:30-15:00 / 16:30-19:30.
Domingo: 11:30-15:00 / 16:30-19:30 hs.

Oct-abr:
Lun-jue: 9:30-14:30 / 16:00-18:00.
Vie-sáb: 9:30-15:00 / 16:00-18:00.
Domingo: 11:30-15:00 / 16:00-19:00.

Tras visitar la Cárcel del Obispo tendrás que volver nuevamente al centro de la Plaza de Vázquez Molina, y desde allí podrás ver, al final de la plaza, la Sacra Capilla del Salvador de Úbeda, una de las principales cosas que ver en Úbeda.

Este templo renacentista se mandó a construir en 1536 y el encargado de llevar a cabo tamaña empresa empezó siendo Diego de Siloé, pero cuatro años más tarde pasaría a manos del ya afamado Andrés de Vandelvira.

Tuvieron que pasar 19 años más, pero finalmente en 1559 el templo fue consagrado, siendo el Deán Fernando Ortega Salido su primer capellán.

La Capilla del Salvador es una obra de arte en cada pequeño centímetro que queramos analizar, desde la fachada hasta la sacristía, pasando por las portadas, la cúpula, el baldaquino o hasta el impactante retablo del s.XVI de la Transfiguración de Cristo en el Monte Tabor.

Sin lugar a dudas podrían dedicarse páginas y páginas a analizar en detalle los mil y un secretos que esconde la Capilla del Salvador, pero solo basta un dato para convertirla en imprescindible: esta fue la obra cumbre con la que Andrés de Vandelvira se convirtió, fuera de toda duda, en uno de los más grandes arquitectos del renacentismo español.

Palacio del Deán Ortega

Plaza de Vázquez Molina, s/n.

953 750 345

Entrada gratuita. Es el Parador de Úbeda

Inmediatamente al lado de la Capilla del Salvador encontrarás el Palacio del Deán Ortega, actual Parador Nacional de Turismo.

La orden de levantar este edificio partió de Fernando Ortega Salido, quien fuera deán de la Catedral de Málaga y que, años más tarde, se convertiría en el primer capellán de la Capilla del Salvador. Su realización corrió a cargo de, lógicamente, Andrés de Vandelvira.

Lo primero que llama la atención del visitante, sobre todo por su tamaño, es la fachada del edificio. De orientación horizontal y dividida en dos cuerpos de altura, uno de los elementos arquitectónicos más llamativos es la escalinata de piedra que nos guía hasta la puerta principal.

El Deán Ortega no llegó a hospedarse nunca en el Palacio, ya que falleció antes de que se completaran las obras

La estructura interna del edificio responde a la que se repite en buena parte de los palacios de la ciudad; esto es un patio interno de forma rectangular desde el que se articulan todas las habitaciones y espacios del edificio. Al contar con dos plantas, las habitaciones se distribuyen gracias a unas galerías que se sustentan en unas delicadas columnas de mármol.

Iglesia de San Pablo

Qué ver en Úbeda - Iglesia de San Pablo

Plaza 1 de mayo s/n.

Ma-Sáb 11:00-13:00 / 18:00-20:00. Dom. y fest. 11:00-13:00. Lunes cerrado.

953 750 637

Entrada gratuita

Al salir del Palacio del Deán Ortega deberás ir hacia tu derecha y doblar en la primera calle, Juan Ruiz González. Subirás por ella y, después de pasar la Plaza 1 de Mayo, estarás a solo unos metros de llegar a la Iglesia de San Pablo.

Este templo es considerado uno de los más antiguos de todo Úbeda (el segundo, tras Santa María de los Reales Alcázares) y una parada obligada para cualquier visitante que se acerque a esta ciudad ubicada al oeste de las Sierras de Cazorla.

La portada principal nos recibe, como novedad en todo este recorrido, con un marcado estilo románico, lo que ya empieza a dar cuenta de la antigüedad del templo. También románico es su ábside, que ha sabido sobrevivir desde su original construcción, pese a las diversas reformas que ha ido sufriendo a lo largo de su historia.

Gracias a su ubicación frente a una plaza central y cerca del antiguo Ayuntamiento, la Iglesia de San Pablo fue lugar habitual de encuentro de nobles y personas de poder de la época

En el interior podemos encontrar diversas capillas funerarias, cuya suntuosidad deja a las claras su utilidad como lugar sepulcral para las familias y personalidades más acaudaladas y poderosas de la ciudad.

Sinagoga del Agua

C/ Roque Rojas esquina Las Parras.

Lun-Dom: 10:30-13:30 / 16:45-19:00

953 758 150

sinagogadelagua.com

General: 4.5€
Niños y grupos > 15: 3.5€

El recorrido por los lugares más importantes que ver en Úbeda acaba en la Sinagoga del Agua, un lugar cuya historia es tan increíble como la forma en que fue descubierta.

Para alcanzar este sitio desde la Iglesia de San Pablo solo tendrás que caminar unos 100 metros por calle Ricardo Rojas en dirección oeste y la encontrarás en la esquina que hace con calle Las Parras.

Esta sinagoga estuvo escondida de los ojos de los ubetenses, quién sabe durante cuántos años, hasta que a comienzos del siglo XXI, y durante unas obras de simple carácter inmobiliario, se descubrió por pura casualidad.

Viendo el valor del tesoro que habían descubierto, los responsables de aquellas obras decidieron frenar el plan original y, en cambio, poner en marcha un plan de recuperación, que tomarían tres años y acabarían en el año 2010.

El resultado de este trabajo fue el descubrimiento y puesta en valor de un lugar absolutamente único: una sinagoga del s.XIV que te sumergirá en las costumbres y la cultura de la comunidad judía presente en la ciudad en aquella época.

El trabajo realizado ha sido arduo y trabajoso, pero el resultado final ha convertido a la Sinagoga del Agua en una parada imprescindible de cualquier visita a Úbeda.

¿Qué más hacer en Úbeda?

Cata de aceites de Jaén

España es, con diferencia, el principal productor mundial de aceite de oliva y Jaén, en Andalucía, una de sus regiones con mayor tradición aceitera.

Con todo esto, una visita al Centro de Interpretación Olivar y Aceite, ubicado en la propia ciudad de Úbeda, en la que aprender las distintas variedades de aceite de oliva que existen y poder catarlas en el momento, se presenta como una actividad más que atractiva para los viajeros más sibaritas.

Si tienes ganas de descubrir todo lo que el oro líquido de Andalucía tiene para ofrecer, apúntate a alguna de estas excursiones y vive la experiencia que este emblema de la gastronomía mediterránea tiene preparada para ti.

Visita nocturna

Si después de haber hecho este recorrido por el día te has quedado con ganas de más, todavía te queda descubrir la belleza de Úbeda por la noche.

Cuando el sol baja y las luces de las calles se encienden, el carácter histórico de las calles ubetenses parece cobrar todavía más vida. Así que no lo dudes, reserva alguno de los siguientes tours, aprovechando que ambos tienen cancelación gratuita, y empieza a planear la visita nocturna perfecta.

Hasta aquí llegará tu recorrido por las mejores cosas que ver en Úbeda. Si todavía no te has decidido por el destino, o si vas a visitar otra ciudad española durante tu viaje, visita nuestras otras guías de viaje de España y descubre muchos otros destinos.

Descubre más sobre España