Qué ver en

Cebreros

Ubicada en la comarca «Valle del Alberche y Tierra de Pinares», al sur de la provincia de Ávila, la pequeña villa de Cebreros cuenta con una gran cantidad de atractivos dispuestos a sorprender al visitante. Si estás pensando en visitar esta pequeña localidad castellanoleonesa, sigue leyendo y te contamos todo lo que tienes que ver en Cebreros.

Breve historia de Cebreros

Uno de los principales atractivos de la localidad es su pasado celta, que se puede ver reflejado en los restos arqueológicos que se han encontrado en la zona. Estos restos dan cuenta del origen de Cebreros, que se cree se remonta hasta época de los vetones, los pueblos prerromanos de cultura celta que habitaban la Península Ibérica.

Dejando la arqueología de lado, la primera mención de esta localidad se puede rastrear en el año 1301, cuando el rey Fernando IV cede a su tío, el infante Don Juan, la Villa de Cebreros. Años más tarde se construiría la Iglesia Vieja, que fue reconstruida a principios del siglo XXI para albergar desde el año 2009 el «Museo de Adolfo Suárez y la Transición» (el fallecido ex presidente de España nació en esta localidad abulense).

La villa de Cebreros tuvo el honor de recibir a la reina Isabel la Católica en hasta cuatro ocasiones, aunque no todas fueron particularmente felices: en una de ellas sufrió un aborto, y la última fue en su propio cortejo fúnebre, cuando este tuvo que detenerse en el pueblo para que un carpintero hiciese un armazón de madera que pudiera transportar con más comodidad el ataúd de la Reina.

El momento de máximo esplendor de esta localidad tiene lugar en el siglo XVI, cuando su ubicación como zona de paso del camino imperial de Toledo a Valladolid le dotó de gran importancia. El continuo tránsito de comerciantes y ganaderos, que contribuyeron al engrandecimiento y enriquecimiento de la localidad, favoreció e impulso la construcción de varias fundiciones de vidrio y una de madera que supieron abastecer durante mucho tiempo al Monasterio del Escorial. La crisis azotará a Cebreros dos siglos después, cuando esta época de esplendor económico se vea frenada en seco en el siglo XVIII.

En el siglo XIX el comercio se reactiva de a poco gracias a la construcción de tres molinos para la fabricación de pasta de papel y uno para la fabricación de curtidos, además de la proliferación de bodegas por toda la región.

Qué ver en Cebreros

Iglesia de Santiago Apóstol

Qué ver en Cebreros: Iglesia de Santiago Apóstol

Construida en sillería de labra y en estilo herreriano, su estética recuerda a la de El Escorial, uno de los grandes exponentes de este estilo.

La iglesia cuenta con una cúpula central, bóvedas de ladrillo con fajas y recuadros y un coro en lo alto sobre bóveda nervada. Si bien hoy en día se puede ver una única torre, el diseño original de esta iglesia tenía dos.

La Iglesia de Santiago cuenta con tres portadas exteriores y una interior que da paso a la sacristía. En el exterior, tal y como ordena el estilo herreriano, el aspecto es sobrio y carente de ornamentación.

Iglesia vieja

La Iglesia Vieja de Santiago fue construida en la segunda mitad del S. XIV en estilo gótico isabelino propio de la época y reconstruida en el S. XV. Perdió su condición de parroquia a principios del S. XVII al construirse la nueva, la actual iglesia de Santiago Apóstol, aunque mantuvo el culto hasta el S. XIX. Posteriormente albergó tantos y tan diferentes usos que provocaron que se convirtiera en una ruina de la que destacamos su rica portada con decoración propia de la provincia, el perlado abulense, la robusta torre de tres cuerpos descendientes en altura y las esbeltas arcadas interiores que definían las tres naves, el altar y las capillas laterales.

La restauración y reconstrucción de las ruinas de la Iglesia Vieja han permitido entrelazar la historia contemporánea reciente y el presente a través de sus piedras con la construcción del Museo Adolfo Suárez y la Transición, a la vez que se garantizaba la conservación de esta bella muestra del patrimonio artístico de Castilla y León que nuestros antepasados nos legaron.

Palacio de El Quexigal

Construido en 1563, aquí solía alojarse el rey Felipe II en sus viajes rumbo al Monasterio de El Escorial.

Con una superficie construida de más de 8.000 metros cuadrados, este palacio, que supo ser considerado una de las casas de campo más lujosas de Europa, está construido en piedra maciza, lo que favoreció su conservación casi intacta hasta el día de hoy (incluso después de un enorme incendio que destruyó casi todo lo que había en su interior).

En su época de mayor esplendor, El Quexigal estaba rodeado por bellos jardines y una finca de más de 1.800 hectáreas, en las que predominaban los viñedos y pinares. En esta finca llegaron a vivir más de cien familias. En 1956 sufrió un incendio que destruyó casi todo lo que había en su interior, aunque se lograron salvar algunas joyas, entre ellas la famosa diadema de los Hohenlohe.

Ermita de Valsordo

Qué ver en Cebreros: Ermita de Valsordo

Ubicada a unos 2 kilómetros al sur de Cebreros, justo en el cruce de un par de caminos a la orilla del Arroyo de la Oliva, esta ermita se encuentra en un entorno natural que te dejará sin palabras. Dedicada a Nuestra Señora de La Virgen de Valsordo, la gran cantidad de cambios, reconstrucciones y ampliaciones que sufrió a lo largo de su historia hacen que sea realmente difícil trazar el origen de esta construcción.

Puentes de Cebreros

Los puentes son otras de las cosas que ver en Cebreros. Estos se encuentran alrededor de la localidad, conectándola y comunicándola con su entorno natural. El Puente de San Marcos, el Puente de Valsordo, el Puente de Rasueros, el Puente Nuevo, el Puente de Valmoscoso, el Puente de la Pizarra o el Puente de la Yedra son algunos de los puentes que conectan Cebreros con los alrededores de esta zona de la provincia de Ávila el Castrejón, el Despoblado de Villalba, el Valle de Iruelas o el Pantano El Burguillo.

Estación de seguimiento espacial

Una curiosidad que ver en Cebreros es la estación de seguimiento de satélites de la ESA, Agencia espacial europea. Si visitas esta localidad, podrás reconocer fácilmente esta estación ya que una enorme antena parabólica ubicada a pocos kilómetros de la localidad sirve como un elemento llamativo absolutamente inigualable.

La picota

La Picota de Cebreros

Otra de las cosas que ver en Cebreros es una picota que se encuentra a la salida de la localidad junto a una calzada que, se cree, es de origen prerromana. Ubicada sobre un pequeño montículo de piedra de granito, domina el Valle del río Alberche.

Descubre más sobre España