El Castillo de Dublín, un ícono de la capital irlandesa

Muy cerquita del Trinity College se encuentra uno de los grandes atractivos de la ciudad de Dublín y uno de los Castillos de Irlanda más populares: el Castillo de Dublín. Con un origen que se remonta incluso a época vikinga, este punto de la ciudad carga con una dilatada y atractiva historia, palpable en cada uno de sus rincones.

Desde su construcción, a principios del siglo XIII, el edificio sirvió como fortaleza militar, prisión, tesorería y tribunales de justicia, además de ser la sede del dominio inglés hasta 1922, momento en que Irlanda consigue su independencia de la corona británica.

Hoy en día, el Castillo de Dublín es un complejo gubernamental y un escenario de ceremonia estatal, además de una visita obligada de la ciudad. Si quieres saber más sobre este lugar, sigue leyendo y te lo contamos todo.

Breve historia del Castillo de Dublín

El primer castillo

La historia del Castillo de Dublín comienza en 1204, cuando se construyó como una fortaleza medieval bajo las órdenes del rey Juan de Inglaterra. Aquella construcción contaba con cuatro torres, una en cada esquina, unidas por grandes murallas. Esta edificación defensiva se construyó alrededor de un gran recinto central.

La ubicación del castillo no es casual, ya que en este elevado terreno existió antes un antiguo asentamiento vikingo.

El edificio permaneció casi cuatro siglos intacto, hasta 1684, cuando un gran incendio causó graves daños a buena parte del edificio. A pesar de la extensión del incendio, partes de las estructuras medievales y vikingas sobrevivieron y todavía puedes visitarlas hoy en día.

El castillo tras el incendio

Entre los siglos XVII y XVIII se acometió una transformación del castillo de Dublín, para pasar de un bastión defensivo medieval a un palacio georgiano. Esta nueva función requería de nuevos espacios, por lo que se construyeron grandes salas de recepción, conocidas hoy en día como las State Apartments. Estos espacios palaciegos acogieron al Virrey y fueron el foco de grandes ocasiones estatales, como bailes estatales, banquetes y ceremonias reales para los miembros de la aristocracia. 

Más tarde, ya en el siglo XIX, el Castillo fue mejorado con la adición de la Capilla Real en el Patio Inferior del Castillo. De estilo renacentista gótico, esta capilla sirvió de lugar de culto para la casa virreinal. Sigue siendo uno de los aspectos arquitectónicos más destacados del Dublín georgiano en la actualidad.

El Castillo de Dublín en la Irlanda libre

El 16 de enero de 1922, el último virrey de Irlanda entregó el castillo de Dublín a Michael Collins y al gobierno del recién independizado estado irlandés. 

El fin de la presencia británica se produjo a raíz del Levantamiento de Pascua de 1916 y la Guerra de Independencia de Irlanda. Estos acontecimientos trascendentales allanaron el camino para la creación de la República de Irlanda y estuvieron estrechamente asociados con la historia del Castillo de Dublín. Desde ese momento, los gobiernos irlandeses han seguido utilizándolo para importantes eventos nacionales, como cenas de estado y conmemoraciones. 

Desde 1938, los presidentes de Irlanda son investidos en St Patrick’s Hall, el más grandioso de los Apartamentos de Estado.

post castillo de dublin - free tour
post castillo de dublin - free tour legado celta
post castillo de dublin free tour misterios

¿Cómo llegar al Castillo de Dublín?

El Castillo de Dublín se encuentra en el corazón de la ciudad, por lo que es fácilmente alcanzable a pie desde muchas de las principales atracciones turísticas. A continuación repasamos las distintas maneras de llegar que tienes utilizando el transporte público.

En bus

Autobuses con parada en la cercana George’s Street: 9, 14, 15, 15A, 15B, 16, 65, 68, 83, 122, 140.
Autobuses con parada en la cercana Dame Street: 13, 27, 40, 49, 54A, 56A, 77A, 123, 150, 151, 747.
Puedes planificar tu ruta para llegar al Castillo de Dublín desde la página de Dublin Bus, haciendo clic aquí.

En tranvia

Las paradas de tranvía más cercanas son St Stephen’s Green, en la Línea Verde, y Jervis, en la Línea Roja. Al igual que con los buses, puedes planificar tu ruta haciendo clic aquí.

En coche

Si te hospedas en la ciudad, no te recomendamos ir hasta el Castillo de Dublín en coche, ya que no hay aparcamiento para visitantes disponible en el sitio. Los aparcamientos públicos más cercanos son el aparcamiento Q-Park Christchurch y Park Rite Drury Street.

¿Cuál es el precio de la entrada al Castillo de Dublín?

El valor de la entrada dependerá si quieres o no disfrutar de una visita guiada en inglés.
Si decides tomar la visita guiada, recorrerás los Apartamentos de Estado, la Capilla Real y la Sección Medieval.
Si, por el contrario, eliges recorrer el castillo por tu cuenta, solo podrás visitar los Apartamentos Estatales y las exposiciones. Para hacerlo, en el lugar podrás solicitar folletos informativos en español (o en hasta 17 idiomas).

Precio de la entrada con visita guiada

  • Adulto: 12 €
  • Senior (60+): 10 €
  • Estudiante (se requiere carné de estudiante válido): 10 €
  • Niño (12-17): 6 €
  • Familia (máx.2 adultos y 5 niños): 30 €

Precio de la entrada por cuenta propia

  • Adulto: 8 €
  • Senior (60+): 6 €
  • Estudiante (se requiere carné de estudiante válido): 6 €
  • Niño (12-17): 4 €
  • Familia (máx.2 adultos y 5 niños): 20 €

¿Cuál es el horario del Castillo de Dublín?

De lunes a domingo y días festivos: de 9:45 a 17:45 (última admisión a las 17:15)
Generalmente cierran la última semana de diciembre, hasta el 1 de enero incluido. Puedes verificarlo en el sitio web oficial.

¿Dónde comprar los tickets para el Castillo de Dublín?

Actualmente se puede comprar directamente en la taquilla ubicada en el castillo o en el sitio web oficial

Que ver en el Castillo de Dublín

Te contamos un poco de lo que podrás ver en tu visita por el Castillo de Dublín. Recuerda que si eliges la opción de recorrerla por ti mismo, solo tendrás acceso a los Apartamentos Reales.

Las excavaciones vikingas

Por debajo del castillo se han realizado excavaciones que dejaron al descubierto parte de la estructura vikinga y medieval. Verás una sección del muro con una puerta posterior y un conjunto de escalones que conducían al foso original. Otras características medievales en el sitio incluyen parte de la muralla de la ciudad temprana, con un arco que permitía que el foso pasara debajo de él (bloqueado por el año 1400).

La Torre Medieval

Esta torre es la edificación más antigua y mejor conservada de la ciudad. Se construyó entre el año 1204 y 1228, con paredes de hasta 4.8 metros de espesor.

A lo largo de su historia, la torre tuvo diferentes usos: desde un armario para guardar la armadura y bienes personales del rey, hasta un albergue de prisioneros y más tarde sede de artillería.

En el año 1811 la torre tuvo algunas modificaciones, como por ejemplo, se elevó la altura se remató su parapeto con nuevas almenas de mampostería. A partir de ese momento y hasta el año 1989, se guardaron allí documentos y registros estatales, correspondencia entre virreyes y gobiernos y manuscritos antiguos.

post castillo de dublin acantilados moher, castillo dunguaire y galway
post castillo de dublin cork
post castillo de dublin belfast, calzada del gigante y castillo dunluce

Los Apartamentos Reales

Fueron construidos como los barrios residenciales y públicos de la corte virreinal y eran la sede del ejecutivo y el centro de la vida social de moda. 

Durante la Primera Guerra Mundial, los apartamentos se utilizaron como hospital de la Cruz Roja para los soldados heridos.

Hoy en día, los apartamentos son el lugar de celebración de inauguraciones presidenciales y funciones prestigiosas.

Son 11 salones en total, dentro de los cuales se incluyen el salón en honor a James Connolly (héroe de la independencia irlandesa) y el Salón del Trono donde el virrey recibía invitados en nombre del rey británico, entre otras funciones.

También podrás ver el Salón de San Patricio, donde se realiza la ceremonia de investidura del presidente de Irlanda desde el año 1938.

Capilla Real

La capilla actual fue diseñada por Francis Johnston y se inauguró, como la capilla anglicana del virrey, el día de Navidad de 1814. Está construida en un estilo gótico renacentista y es simplemente espectacular y digna de visitar.

capilla real del castillo de dublin

Jardines del Castillo de Dublín

De ingreso libre y gratuito, el jardín central está rodeado por cuatro jardines más pequeños, uno en cada esquina.

Tres de ellos son jardines conmemorativos: uno dedicado a la memoria de la periodista Veronica Guerin, otro conmemora las Olimpiadas Especiales celebradas en Irlanda en 2003, con los nombres de los 30.000 voluntarios que contribuyeron a los juegos inscritos en placas.

El tercero es el Garda Memorial Garden protegido, rediseñado y terminado en 2009. En este jardín, los nombres de todos los miembros de la Gardaí (Policía Irlandesa) muertos en el cumplimiento del deber están inscritos en una lista de honor. 

Los Jardines del Castillo son inmensamente populares entre los visitantes y los ciudadanos de Dublín por igual. En los días soleados de verano, los jardines se llenan de gente que disfruta del hermoso entorno de este lugar especial.

Hasta aquí llegamos con nuestro repaso por el Castillo de Dublín; esperamos que este artículo te haya gustado y te sirva para planificar tu visita. Si así fue, no dejes de compartirlo!

Artículos relacionados

Deja un comentario